'Amar es para siempre', capítulos 2462 a 2466: Entre rejas

En Amar es para siempre esta semana, la detención de Ciriaco supuso un duro golpe para toda la familia Gómez que trató de obtener respuestas a lo sucedido. Cristina y Quintero sabían que tenían un caso difícil y se devanaron los sesos para conseguir las mejores opciones para el joven. Pero la abogada iba a tener que llevar la defensa sola.

Andrea descubrió que su madre le había mentido y que fue ella quien lo preparó todo para que las pistas inculparan a Ciriaco. Es más, Luján encontró una camiseta del chico ensangrentada en casa de los Gómez alentado por Nieves. Todo parecía indicar que Ciriaco ingresaría en prisión para consternación de sus padres. Mientras, María interrogó a Andrea sobre su relación con Ana Mari y Nieves salvó la situación in extremis. Pero, ¿hasta cuándo?

Sancho requirió de los servicios de Carballo nuevamente. Esta vez, necesitaba que la detective le ayudase con un asunto referente al partido. La policía delegó en Jorge la investigación del líder de la UPI pese a la oposición de Sancho. Mientras que Oliver siguió intentando conquistarla.

Benigna ideó la forma de costear el tratamiento de Visi

Benigna tuvo una idea para costear el tratamiento de Visi. La mujer y Sebas trataron de cerrar la venta de Benivisión para poder ayudar así a su amiga, pero las cosas se complicaron por culpa de una antigua derrama y ya no obtuvieron el dinero suficiente para pagar el tratamiento. Benigna y Visi necesitaban la ayuda de Cristina para deshacer en entuerto de la derrama.

Hugo y Rocío empezaron a entenderse y sellaron un pacto muy particular, como vimos en elcapítulo de ayer de Amar es para siempre. Mientras, parecía que Restituto no se atrevía a contar a sus allegados que ya no habría boda y la farmacia se llenó de regalos para los malogrados novios.

Cristina y Quintero se replantearon entrar en política. Al mismo tiempo, Lorenzo Bravo recibió una importante oferta para rodar fuera de España una serie de televisión y valoró marcharse a pesar de la complicada situación de Visi.

Doña Paz discutió con Pelayo acusándole de estar detrás de la falta de clientes de su farmacia. Por su parte, Rocío encontró el mejor reclamo publicitario para atraer clientes a la farmacia: el propio Hugo. Paralelamente, la decisión del juez de encarcelar a Ciriaco dejó a Manolita devastada. Los Gómez celebraron que, al menos, la situación del sospechoso no fuera conocida en el barrio. Hasta que una inesperada visita lo echó todo a perder.