'Amar es para siempre', capítulos 2442 a 2446: Los nuevos Sanabria

·3 min de lectura

En Amar es para siempre, luego de la llamada de Ismael, Paloma cayó en la cuenta de que Coral había sobrepasado una línea y necesitaba ayuda, pero la dependienta no quería dejarse ayudar. Por su parte y tras días ausente, Rubén demostró a Cristina que no era una fracasada en el amor y le pidió matrimonio. Además, la salud mental de Uriarte empezó a resquebrajarse, ajeno a que Candela comenzaba a recordar algunos pasajes de su pasado junto a Fausto

Los Gómez Sanabria dieron la bienvenida a tres nuevos miembros de la familia que habían decidido instalarse en la Plaza. Nieves y Manolita compartieron un recuerdo del pasado que unió a las primas para siempre… Mientras, en ausencia de Uriarte, Raúl tomó las riendas de la empresa y se topa con los reproches de Fran, que le echó en cara la estrategia de descapitalización de Garlo que persiguen.

Por otro lado, Paloma se mostró preocupada por Coral, quien empezó a parecerse mucho a su difunta madre. La joven, para recuperarse, aceptó marcharse de la ciudad, pero era consciente de que no podía arrastrar a su amiga con ella. A su vez, Penélope esperó con impaciencia la llegada de Diego y la reconciliación con Ismael. Pero el reencuentro no se produjo para decepción de la profesora. Finalmente, descubrió la razón por la que el muchacho no se presentó el día anterior a ver a su padre.

Visi se armó de valor y le pidió a Sebas salir. Pero a escondidas, porque le daba vergüenza que la gente del barrio supiera del interés de la señora por el nuevo kiosquero del barrio. La relación de ambos iba por buen camino, pero como San Pedro, Visi no dudó en negar a Sebas tres veces y las que hiciera falta. Este, cansado de tanta humillación, rompió con ella.

El inspector Barros llegó al vecindario

El inspector Barros, padre de Carballo, llegó al barrio, compartiendo una sospecha con el comisario Luján. Pese a las indicaciones de este último, Barros estaba decidido a investigar la supuesta trama de corrupción policial y contactó con Micky, uno de los yonquis implicados.

Cerca de allí, el plan para liberar a Candela estaba en marcha, pero no sabían si Uriarte picaría el anzuelo o, por el contrario, descubriría lo que se proponen. Paralelamente, Rubén recibió una oferta de trabajo fuera de la ciudad y quería que Cristina lo dejase todo para seguir sus pasos. Y, tras mucho tiempo de espera, Raúl se convirtió en el legítimo heredero de Uriarte

Nieves tuvo una interesante idea de negocio y quería que Manolita fuera su socia. Esta última no podía permitirse participar en la idea de su prima, Además, Ismael recibió la visita de Diego con intención de disculparse y de ser parte de la familia que estaba a punto de formar con Penélope y el hijo que esperan.

Sin embargo, tal y como la maestra presintió, todo se complicó cuando recibieron la noticia de que Santiago había escapado de la cárcel. Preocupado por el peligro que corría su amada, Ismael la instó a marcharse de la ciudad.

Por otra parte, Candela y Fausto se reencontraron y trataron de acercarse tras muchos años sin verse y demasiadas cosas que reprocharse. Mientras, Uriarte se enteró de la salida de Candela de la clínica y se dio cuenta de que le habían tendido una trampa. Además, Barros consiguió que Micky le diera una pista clave para cazar al policía corrupto.