'Amar es para siempre': De amigas, nada

·2 min de lectura

Rosa escoge cuidar a su padre enfermo y se despide de Ismael a quien le hace prometer que seguirá buscando a Diego en Amar es para siempre. Mientras tanto, Emilio traiciona su amistad con Sebas y utiliza los chistes relacionados con su fracasada vida sentimental en su actuación en el King´s. Pelayo sale en defensa de su amigo y afea el triunfo de Emilio, consciente de que sigue tomando anfetaminas

Medina deja que la rabia se apodere de él y arremete contra Sonia abriendo aún más si cabe la brecha entre la pareja. Ambos, cada vez más distanciados, dejan que sus egos les guíen y la situación acaba peor de lo que estaba. La psicóloga no piensa dejarlo estar y ya prepara la vendetta. Por su parte, aunque están deseando hacer las paces, Benigna y Visi siguen mostrándose orgullosas y rencorosas consciente de que su relación está en vía muerta.

Cristina organiza una manifestación por el síndrome tóxico

Las inseguridades de Paloma dan alas a Raúl en su intento de reconquistar a Coral. Esta última se entera de que su amiga le dio esperanzas a su todavía esposo y le pide explicaciones. Paloma estalla y le confiesa el temor que tiene: que le arrebate a Fran. Mientras Cristina organiza una manifestación a favor de las víctimas del síndrome tóxico y Quintero lidia con los vaivenes de Benigna en relación a Visi, que espera a toda costa que su socia le pida que regrese al negocio

Fran comienza a indagar sobre el retraso en el pago de las nóminas al tiempo y se topa con la inquietud de un Raúl, que parece deseoso de compartir la verdad con alguien. A su vez, dado que no tienen noticias de él, Marcelino empieza a recelar de la buena voluntad de Jesús Jaén