Amalia Ulman profundiza con su ópera prima en el amor ante la adversidad

·3 min de lectura

Gijón, 21 nov (EFE).- La argentina Amalia Ulman, una de las artistas visuales pioneras en utilizar las redes sociales para sus creaciones, ha profundizado en la relación entre una madre y su hija ante circunstancias adversas en su ópera prima, "El planeta", largometraje rodado en Gijón y que compite en la sección oficial del Festival Internacional de Cine de la ciudad.

Más allá de la picaresca de las dos mujeres que buscan sobrevivir a la ruina económica haciéndose pasar por aristocráticas para vivir bien dejando un tendal de deudas, ha buscado destacar la “historia de amor” que las une, ha dicho la autora en una rueda de prensa previa a la presentación de la película.

Rodada en blanco y negro durante 17 días en la ciudad de Gijón, Ulman se inspiró en la historia real de estas mujeres que fueron detenidas por estafar a comerciantes y hosteleros que confiaron en la apariencia de acaudaladas para venderles productos y servicios con pagos diferidos que nunca cobraron.

Estrenada en el Festival de Sundance, nominada a dos premios Gotham Awards y galardonada en Bafici, "El Planeta" compite en la sección oficial de la 59 edición con otros nueve largometrajes de Europa y de Estados Unidos.

Amalia Ulman (Buenos Aires 1989), que compareció en rueda de prensa junto a su madre Ale Ulman, ambas protagonistas del filme en los papeles de la hija y su madre, y el director de fotografía Carlos Rigo, ha dicho que también quiso mostrar la idiosincrasia de Gijón, una ciudad en la que vivió siendo niña, antes de trasladarse a Los Ángeles y Nueva York, donde reside actualmente.

El Planeta es un conocido establecimiento de hostelería del puerto deportivo de Gijón, donde se rodaron las primeras secuencias, pero la directora le dio ese título a la película al considerar que la historia representaba un microcosmos de lo que pasa en todo el mundo.

Ha explicado que la decisión de filmar en blanco y negro se tomó porque se adaptaba mejor a las condiciones de luz de la ciudad que permanece gran parte del año bajo un manto de nubes y el color “no era lo ideal”.

La directora ha dicho que el rodaje fue “muy fluido” y resultó ser una “experiencia placentera”, aunque tuvo que adaptarse a una nueva forma de trabajar, más sujeta a los requisitos legales, de la que estaba acostumbrada.

El salto del arte visual al cine le obligó a estar pendiente de asuntos legales, como las condiciones laborales del equipo o la propiedad intelectual, que no suelen formar parte del arte visual en internet y redes sociales.

En 2014, Ulman sorprendió a los medios de todo el mundo cuando se descubrió que su perfil de “influencer” con miles de seguidores era un montaje artístico que había creado durante meses.

Esta “performance” se considera una de las primeras manifestaciones artísticas en redes sociales y se ha exhibido en centros de arte como el Tate Modern de Londres, pero ahora el cine parece haberla atrapado y está preparando ya su segunda película, que estará ambientada en la Argentina.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente