Amalia de Holanda: todos los detalles de su debut en el Día del Príncipe

·2 min de lectura
Photo credit: Getty Images
Photo credit: Getty Images

Amalia de Holanda ha debutado con éxito en el Día del Príncipe. 24 horas después de asistir al funeral de Estado de Isabel II en Londres, los reyes Guillermo Alejandro y Máxima de los Países Bajos han presidido los actos del llamado Prinsjesdag (Día del príncipe), que se celebra el tercer martes de septiembre. Este día supone la apertura oficial del año parlamentario en Los Países Bajos y lleva celebrándose desde 1814. Y lo han hecho acompañados, por primera vez, de su hija mayor, Amalia.

A sus 18 años, la princesa Amalia ha empezado a asumir su papel de heredera y cada vez tiene más actos en la agenda de la casa real. Hace unos días participó por primera vez en en una cena del Consejo de Estado en La Haya y este 20 de septiembre se ha estrenado en este solemne acto, que este año ha tenido lugar en el Koninklijke Schowburg de La Haya.

Photo credit: Getty Images
Photo credit: Getty Images

Amalia llegaba, junto a sus padres, en la carroza de cristal y no en el tradicional carro de oro que usaba la familia real para este acto. En enero de 2022, Guillermo de los Países Bajos anunció esta histórica decisión. La princesa de Oranje ha elegido para este acto un vestido largo en color verde esmeralda con mangas murciélago semitransparentes y un turbante en tono nude de Fabianne Delvigne, que pertenece a su madre. Sin embargo, las estrellas de su estilimo han sido sus joyas. A juego con el color de su vestido, Amalia ha lucido el collar y los pendientes del juego de esmeraldas y diamantes que la reina Emma regalo a su hija, la reina Guillermina, como dote por su boda con el príncipe Guillermo en el siglo XVIII. La reina Máxima ha llevado también estas piezas en varias ocasiones.

Photo credit: Getty Images
Photo credit: Getty Images

La princesa se ha sentado en el Teatro Real junto a sus tíos, Laurentien y Constantin, y de frente a sus padres, que estaban sentados en el trono. Tras el discurso del Rey, la familia real volvía al palacio Noordeinde, desde donde han saludado en el balcón, acompañados por el príncipe Constantin y la princesa Laurentien.

Por su parte, la reina Máxima ha elegido un elegante vestido en tono gris perla, con un original chal a juego. Un diseño de Benchellal, una firma de moda de Amsterdam. Lo ha combinado con salones y tocado del mismo tono.