Amalia de Holanda combina un vestido de Asos con las esmeraldas de Máxima

·2 min de lectura
Photo credit: P van Katwijk - Getty Images
Photo credit: P van Katwijk - Getty Images

Desde que cumplió los 18 años el pasado mes de diciembre, la princesa Amalia de Holanda, primogénita de Máxima de Holanda y el rey Guillermo, ha ido ganando terreno en sus funciones públicas y cada vez son más las ocasiones en las que acude a actos oficiales junto a sus padres. Su última aparición ha sido en uno de los eventos más importantes de la monarquía holandesa, la celebración del Día del Príncipe, en la que Amalia ha deslumbrado con un vestido de Asos y algunas de las joyas más llamativas de la corona holandesa y favoritas de Máxima de Holanda.

La princesa heredera llegó en una carroza y sorprendió con su espectacular look: un favorecedor vestido de gasa verde botella, de escote en V, con la cintura drapeada, la falda de vuelo evasé y mangas de murciélago. Se trata de un diseño de Asos que ella ha combinado con accesorios en tonos más claros, como el tocado en color beis de la firma belga Maison Fabienne Delvigne, que pertenece a la reina Máxima, al igual que el clutch con flores de cristal de colores de la marca Anna Cecere Bags.

En esta ocasión, la princesa Amalia, a diferencia de otras herederas como Leonor, apostó por unos tacones altos con unos salones nude de Gianvito Rossi, y lució unos guantes cortos en el mismo tono. Pero no solo el look de Amalia llamó la atención, sino que también lo hicieron sus joyas. La heredera rescató del joyero familiar las esmeraldas de la reina Guillermina, que fueron un regalo de la reina Emma a su hija.

Photo credit: P van Katwijk - Getty Images
Photo credit: P van Katwijk - Getty Images

El espectacular collar de diamantes y esmeraldas es también uno de los favoritos de Máxima de Holanda, que lo ha llevado en varias ocasiones junto a la tiara que forma parte de este espectacular conjunto de joyas.

Photo credit: Michel Porro - Getty Images
Photo credit: Michel Porro - Getty Images

Con este look de gala, la princesa Amalia ha dejado claro su gusto por las firmas low cost y las tiendas multimarca como Asos, y no ha dudado en combinarlo con algunas de las joyas más valiosas de la corona holandesa. ¿Seguirán otras jóvenes royals su estilo?