Amaia Aberasturi, Zoa en 'Bienvenidos a Edén': "Me llevaría a mi pareja a una isla desierta"

·6 min de lectura
Photo credit: Netflix
Photo credit: Netflix

Su carrera arrancó hace más de una década con el filme 'Los castigadores' y luego intervino en las series 'Víctor Ros' y 'Cuéntame'. Sin embargo, el nombre de Amaia Aberasturi no empezó a sonar fuerte hasta que entró en el 'Akelarre' de Pablo Agüero, película que arrasó en los Goya de 2021 y por la que estuvo nominada a Mejor Actriz. Desde entonces, se ha posicionado como una de las intérpretes con más proyección de una generación que viene pisando fuerte y que está protagonizando algunas de las ficciones más exitosas de la actualidad.

"'Akelarre' me dio visibilidad y supuso un antes y un después. Ahora me llaman directamente y eso me hace ilusión. Hay días que siento que estoy en un sueño", asegura la actriz, que también deseaba ser maestra. De hecho, estudió para ejercer como tal: "La educación me gusta muchísimo y me da tranquilidad tener una segunda opción. Todos sabemos que la interpretación es difícil e inestable y yo soy una persona a la que le gusta la seguridad". De momento, parece que no va a tener que recurrir a este 'plan b'.

Hace unos meses, pudimos verla en 'La edad de la ira', una de las últimas series de Atresplayer, junto a Manu Ríos ('Élite') y Carlos Alcaide ('El internado'), y ahora Amaia Aberasturi regresa a la pantalla de la mano de Netflix y su nueva apuesta 'Bienvenidos a Edén' (puedes leer nuestra crítica aquí). En la historia, la actriz se pone en la piel de Zoa, una joven con una vida familiar complicada, adicta a las redes sociales y que, en busca de emociones, termina dentro de una isla de la que le será difícil escapar.

Photo credit: Netflix
Photo credit: Netflix

La trama arranca con un mensaje en los móviles de los personajes que dice: '¿Eres feliz?'¿Qué habrías respondido?

Es una pregunta sencilla y a la vez compleja, porque ser feliz conlleva muchas cosas, pero sin duda diría que sí lo soy. Me hace serlo mi familia, pues soy una persona casera y me gusta estar en mi círculo tranquilamente. En mi caso, la paz va muy ligada a la felicidad.

Nada que ver con Zoa...

Sí, yo no iría a una fiesta sin saber quién la organiza. Zoa utiliza este evento para alejarse de su entorno familiar y de los conflictos, que no son pocos. Se va para olvidarse de sus males.

¿Qué te gustó de ella?

El arco que tiene el personaje. No tiene nada que ver cómo empieza y cómo acaba. El final es potente y llegar a hacer algo así, esa transformación, me gustó mucho. Además, es un personaje muy diferente a los que había hecho antes y también la serie me llamó la atención. Hacer algo novedoso hoy en día es imposible, tenemos acceso a muchas series y películas. Sin embargo, creo que en España no se había hecho nada parecido. La historia es bastante impactante.

Photo credit: LUCIA FARAIG/NETFLIX
Photo credit: LUCIA FARAIG/NETFLIX

Recuerda a otras ficciones como 'The Wilds', 'Nine Perfect Strangers', 'Lost'... ¿Qué aporta de novedoso?

Yo creo que 'Edén' tiene el conjunto de cosas que claramente funcionan: paisajes absolutamente increíbles, una imagen atractiva, es muy coral y hay subtramas que te hacen estar pendiente de lo que va a pasar. Es un cúmulo de sensaciones constantes, una serie muy potente a nivel visual y dramático.

La trama habla de ese vacío que sienten las generaciones más jóvenes a través de los personajes. Están muy conectados, pero solos.

Yo creo que quizás sí. En mi caso, soy una persona que está muy en contacto con la naturaleza y no vivo tan pendiente de las redes, pero creo que esta generación, al tener acceso a las tecnologías, podemos aislarnos de la realidad, de la verdad, de la naturaleza, de estar los unos con otros y, en consecuencia, eso trae la soledad. Aunque, yo pienso que tiene más que ver con la gestión que hagas.

También parece que, a pesar de tenerlo todo, sienten una infelicidad enorme...

Tiene que ver con esa gestión. Si tenemos muchas cosas e información podemos llegar a estar infelices. Si en redes vemos todo el rato estímulos positivos de vidas perfectas, podemos sentirnos tristes si no tenemos lo que el resto. Pienso que hay que hacer una reflexión y es que la mayoría muestra en redes la parte positiva, nadie suele enseñar lo feo. Pero hay que tener en cuenta que detrás hay una persona que sufre como nosotros. Si tenemos esa idea clara, no tendríamos que sentirnos infelices.

Últimamente, vemos cómo las redes han puesto sobre la mesa el tema de la salud mental. ¿Hay una tendencia a evitar ese 'postureo'?

Sí, totalmente. Yo creo que cada vez hay más cuentas variadas y gente que te cuenta su vida y no solo la parte buena. Cada uno puede elegir a quién seguir y eso es positivo.

¿Te resulta complicado estar sin móvil?

Lo uso constantemente, pero es verdad que, por ejemplo, el otro día pude estar diez horas sin él mientras rodaba. Eso sí, si estoy en casa es inevitable cogerlo y mirar Instagram. Miro los de otras personas, así que no estoy desvinculada de las redes.

¿Has vivido alguna situación incómoda en ellas?

La verdad es que no mucho, aunque es cierto que no tengo demasiados seguidores. Algún comentario raro me ha tocado, pero pienso que estas personas solo conocen una parte pequeña de mi vida. Es su opinión e intento que no me afecte.

¿Cómo gestionas tu salud mental tras ser conocida?

Me hace sentir halagada ver que a la gente le gusta mi trabajo, y también sorprende que interesas a personas que antes no te conocían y es raro porque, al final, sigues siendo la misma. Lo he vivido bastante tranquila, aunque ahora pienso más las cosas que comparto. Antes subía cualquier cosa, pensaba que no la vería nadie y ahora mido. El tener un entorno familiar tranquilo y que no pertenece a este mundo, me ayuda a tener los pies en la tierra.

Photo credit: Netflix
Photo credit: Netflix

¿Sueles leer las críticas de tus trabajos?

Depende del momento, pero suelo hacerlo. Personalmente, creo que es importante porque rodamos para la gente y me importa lo que opinen. A unos les gustará y a otros no. Obviamente, prefiero comentarios buenos, pero no siempre puede haberlos. Nuestro trabajo es subjetivo e intento pensar en eso.

¿Recuerdas alguna anécdota del rodaje de la serie?

Seguro que hay un montón, pero puedo decir que dos compañeros se han quedado dormidos en secuencia y me parece gracioso. Uno de ellos fue Tomás Aguilera y se despertó en su frase, fue genial. El otro, como no lo ha contado, no lo diré.

¿A quién te llevarías a una isla desierta?

A mi pareja. También a mi hermana que es muy divertida.

Tanto Zoa, como otros de tus personajes anteriores son mujeres fuertes. Supongo que es un lujo que te ofrezcan papeles así.

Son personajes que llevan gran parte de la trama dramática y es un regalo. Cada vez hay más personajes femeninos importantes y estaría bien que siguiera así a todas las edades A los 40, 50, 60 años es más complicado encontrar personajes que lleven el peso de la ficción y que nos cuenten tramas más allá de ser madre y poco más. Queremos historias que nos muevan, de mujeres capaces de hacer y vivir un montón de cosas, pero creo que estamos bien encaminados. Hay una nueva fase en este aspecto.

La trama queda abierta. ¿Volverás al Edén?

No puedo decir nada. Me encantaría seguir contando esta historia. ¡Ojalá!

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente