Rocío Carrasco deja a la familia Mohedano por los suelos

·4 min de lectura
ALCALA DE HENARES, SPAIN - JUNE 24: Andres Fernandez, Rosario Mohedano, Rosa Benito and Amador Mohedano attend Tamara Gorro and Ezequiel Garay's wedding on June 24, 2012 in Alcala de Henares, Spain.  (Photo by Europa Press/Europa Press via Getty Images)
Amador y Rosario Mohedano son acusados por Rocío de traicionarla (Photo by Europa Press/Europa Press via Getty Images)

El principal antagonista de la vida de Rocío Carrasco ha sido Antonio David Flores, sin embargo, la hija de Rocío Jurado, se ha sentido desamparada y traicionada también por gente de su entorno que, además, forma parte de su propia familia.

Llegó un punto en la vida de Rocío Carrasco en el que se sintió sin apoyos y completamente sola, aun estando rodeada de gente. En el nuevo episodio de su serie documental, la ex de Antonio David explica que él se aprovechaba de esa sensación de soledad para aislarla y que creyera que solo podía confiar en él.

A temprana edad Rocío se vio traicionada por su amiga íntima, Cristina, que vendió su primer embarazo a la prensa a raíz de una prueba de orina que Rocío le confió para confirmar que iba a ser madre.

La decepción fue mayúscula pero lo peor estaba por venir. Como se quedó preñada "había que casarse" para evitar escándalos y así fue. Amador y otra persona ajena a la familia se encargaron de organizar la boda de 30 millones de las antiguas pesetas y Rocío confirmó que “costó esos millones y bueno, más, lo que se llevó el intermediario”, que era su tío.

Además de esto, Carrasco apunta con el dedo acusador a Amador por avisar a la prensa durante su luna de miel junto a Antonio David Flores: “Era una exclusiva y ni siquiera Antonio y yo sabíamos a dónde viajábamos. No lo supimos hasta que no nos montaron en ese avión y ese misterio a mí me gustó vivirlo”.

Y prosigue: “Cuando llegamos a Mauricio no pude casi disfrutar del lugar porque todo estaba muy medido para que nadie nos pillara. ‘Sal del hotel a X horas y ve a X sitio’ todo era así. De repente estando allí me llama alguien hablando inglés y como yo no sé hablarlo le dije que no le comprendía pero su voz me fue familiar.”

Era la voz de un fotógrafo de España, amigo de la familia, al que Rocío reconoció y entonces alertó al director de la revista en la que iba a salir la exclusiva de la luna de miel para que supiese que dicho fotógrafo merodeaba por Mauricio.

“Nadie me escuchó pero yo les avisé y luego salieron las fotos robadas. Está claro que alguien le avisó; nosotros no sabíamos nada, el director de la revista no iba a ser así que por descarte…”, deja caer Rocío aludiendo a su tío Amador Mohedano.

Rocío se sintió traicionada y decepcionada, tanto es así que al volver a España habló con su madre del asuntó y enfrentó también a su tío tras corroborar, mediante fuentes de la revista donde publicaron las fotos, su implicación en el asunto. Tras esa charla que no fue fructífera, Rocío Carrasco tenía claro que nunca iba a dejar que su tío Amador fuera su representante, por mucho que él insistiera.

Pero, el reproche público a Amador Mohedano no es el único que ha deslizado Rocío Carrasco en su testimonio sino que también ha habido dardo para su hija, Rosario Mohedano. Cuando Rocío contó que Antonio David le había sido infiel durante su segundo embarazo con una camarera de Chipiona llamada Sonsoles, apuntilló que todo el pueblo, menos ella, lo sabía.

Rocío quiso matizar que su prima Chayo era conocedora de la historia y se la ocultó siendo así cómplice de la conducta de Antonio David. Eso sí, una vez ella se entera de todo, Rosario se convierte en aliada de Rocío y le facilita el teléfono de la camarera dado que era amiga suya.

“Caigo en que Rosario era amiga de Sonsoles. Y entonces le digo, ‘tú tenías el número de Sonsoles, ¿no?’ Y vi que era su número de teléfono”, así constató sus sospechas iniciales aunque finalmente les vio besándose.

Que Carrasco haya hecho pública esta información no deja en buen lugar a la familia Mohedano. Amador, por un lado, queriendo sacar tajada económica a costa de reventarle la exclusiva a su sobrina y Chayo, por otro, escondiéndole que su marido le era infiel.

Este jarro de agua fría llega unos días después del posicionamiento público de Rosario Mohedano al lado de su prima subiendo stories a Instagram y una foto junto a ella en la que asegura no tolerar ningún tipo de violencia y, así, dando veracidad al testimonio que Rocío está compartiendo con España semana tras semana.

Tras esta confesión por parte de su prima, habrá que ver si Rosario se pronuncia y aclara la situación que vivió hace décadas o, si por el contrario, escoge el silencio y sigue apoyando a Carrasco de un modo incondicional.

El que casi seguro que se va a pronunciar en televisión es Amador Mohedano que no se mostraba especialmente contento con su sobrina Rocío y, quizá, ahora lo esté menos aún a raíz de dichas acusaciones contra él.

Más historias que te pueden interesar

Rocío Carrasco rescata el episodio más macabro de su relación con Antonio David Flores

Rocío Carrasco deja a su hija Rocío Flores tocada y hundida

Telecinco y la explosión controlada del despido de Antonio David Flores

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente