América cerró la fase regular como puntero gracias a su triunfo sobre Puebla

La última presentación en la fase regular del Apertura, de la Liga MX, América la hizo a tono con el rendimiento mostrado en la campaña. Es que, en el Estadio Cuauhtémoc, festejó la victoria por 2-1 sobre Puebla e irá a la instancia clave de la competición como puntero.

Las Águilas tomaron la iniciativa en el encuentro, al igual que proveyeron de los primeros acercamientos, de la mano de Henry Martín. Todo hasta que, a los 13 minutos, el colombiano Roger Martínez consiguió la ventaja con un tiro bombeado y cruzado, al ángulo, desde la cercanía del vértice derecho del área.

Tras el gol, los de Fernando Ortíz se perfilaron para salir de contragolpe, mientras que la Franja mostró algo más de insistencia para asomarse al empate. Primero con Maximiliano Araújo, a quien Guillermo Ochoa le negó el festejo con una sólida respuesta, y luego con Omar Fernández.

En el segundo tiempo, los Azulcremas decidieron salir de su zona de confort, la que le generó la apertura del marcador, y dieron avisos para estirar distancias. Así lo hizo con un disparo de Henry, detenido por Antony Silva, y un remate cercano de Salvador Reyes.

En el tramo final del partido, los Franjiazules tuvieron ante sus ojos la posibilidad de empatar. Tras una pelota que quedó de frente, en una especie de penal en movimiento, Jordi Cortizo abrió demás su pie y envió su volea al lado del palo derecho.

Pese al susto, el conjunto crema terminó de sentenciar las cosas a los 90 minutos y gracias a Álvaro Fidalgo. Después de recibir por la izquierda del área, recortó hacia dentro hasta sacar un tiro bajo y a la esquina izquierda. El cierre dio lugar para una más, con el descuento de Israel Reyes.

Con este resultado, América coronó una fase perfecta, con 12 victorias, dos empates y apenas tres caídas, para aguardar de los cuartos de final, como líder, en la etapa decisiva. En tanto, Puebla culminó con 22 unidades, desde el octavo puesto.

Foto: Hector Vivas/Getty Images