Álvaro Morte sobre La casa de papel: "La tercera parte no va a decepcionar"

Por Paula Olvera.- Aunque Álvro Morte ya había encarnado a Gabriel Areta en Amar es para siempre y a Lucas Moliner en El secreto de Puente Viejo, el personaje que ha marcado un antes y un después en su trayectoria ha sido El Profesor de La casa de papel. El actor, que tiene pendiente de estreno la tercera temporada de esta serie en Netflix, acaba de estrenar además El embarcadero. Se trata de una producción emitida en Movistar donde da vida a Óscar quien estaba enamorado de dos mujeres a la vez. Esto fue lo que nos contó el intérprete en exclusiva durante la presentación de la nueva ficción.

Álvaro Morte (©Movistar )

-¿Cómo ha sido trabajar tu personaje de El embarcadero quien desde el primer capítulo ya está muerto?
Ha sido muy difícil enfrentarse al personaje de Óscar porque le pasan muchísimas cosas por dentro, pero las tiene que estar tapando continuamente. Es un personaje que durante ocho años tiene un arco de transformación muy potente, de hecho, acaba con su muerte; entra en una especie de torbellino emocional que hace que toda su vida se tambalee en esa nefasta dirección. Es una persona que tiene su vida absolutamente establecida, está muy enamorado de su mujer y, de repente, sucede algo que no puede controlar y es que se enamora de otra mujer que le ofrece cosas completamente distintas. Se enamora de todo lo que rodea a esta mujer que le abre a él una puerta a un espacio que ni siquiera sabía que estaba ahí y eso le condena. Nosotros lo que hemos intentado con la serie es ver qué pasa si contamos esta historia sin poner la culpa directamente desde el principio, vamos a intentar liberar ese peso y vamos a contar la historia desde otra perspectiva.

-¿Qué encontraste en El embarcadero para que decidieras aceptar el proyecto?
De entrada el equipo. Justo terminaba de haber hecho La casa de papel y al poco tiempo me llamó Álex Pina para ofrecerme el papel y en cuanto vi que iba a estar el mismo equipo, con él a la cabeza del guion y con Jesús Colmenar y Migue Amoedo, no tuve ninguna duda. Hay otra cosa y es que es completamente distinto al de El Profesor y esto también me parecía muy atractivo porque hay veces que haces un personaje que se transforma en un éxito mundial y esa sombra es muy alargada. Esto cambiaba radicalmente las tornas, iba en otra dirección, otro estilo, no tiene nada que ver la serie con La casa de papel y ya como proyecto me interesaba mucho.

-¿Dirías entonces que actualmente es un reto para ti ser protagonista de una ficción tras el boom que has experimentado en La casa de papel?
El fenómeno de La casa de papel procuro dejarlo aparte. No debemos dejarnos llevar por ese éxito. Además, el éxito cada uno lo entiende a su manera y yo creo que es completamente efímero. ¿Quién sabe qué va a pasar de aquí a dos años con ese proyecto? A lo mejor la gente ya se ha olvidado o igual ahora hacemos la tercera temporada y no tiene éxito ninguno. Cuando te enfrentas a hacer un proyecto nuevo tienes que pensar en tu cabeza que arrancas de cero, no creerte que vienes de nada ni sabes nada, sino intentar empezar a andar otra vez en esta otra dirección que requiere este proyecto. Como actor tienes que ir teniendo un aprendizaje, pero a mí me gusta enfrentarme a cada personaje absolutamente desnudo de prejuicios y de cargas. Y eso ya en sí es un reto, sobre todo cuando tienes que llegar a un personaje tan complicado como Óscar.

-¿Cómo afrontas la nueva temporada de La casa de papel en Netflix?
Con mucha ilusión. He tenido que estar mezclando incluso La casa de papel con El embarcadero, menos mal que era de la misma productora que me gestionaba los horarios. Hemos visto los nuevos guiones y estamos todos muy contentos. Ya hemos empezado a grabar, ya hemos visto lo que se ve a través de la cámara y me gustaría pensar que la tercera parte no va a decepcionar.

-¿Qué destacarías del trabajo de tus compañeras de reparto en El embarcadero?
Son dos maravillosas actrices y compañeras. Para mí es muy importante el saber con quién tienes que estar defendiendo según qué secuencias. Es una serie en la que te expones mucho lo que le pasa al personaje, tienes que estar muy maleable y dar ese salto al vacío. Saber que tienes a compañeras con las que te puedes permitir lanzarte de esa manera, con todo ese riesgo y sin ningún tipo de temor, es muy gratificante.

-¿Cuál ha sido para ti el verdadero reto interpretativo al que te has tenido que enfrentar durante la grabación de esta serie?
Ha habido muchos, pero el verdadero reto era el procurar conseguir desdemonizar a este personaje. Esta historia se ha contado muchas veces, de un tipo que es infiel a su mujer con otra, y este cambio de la perspectiva era el reto más difícil: intentar entender qué ha pasado sin condenarlo de entrada. Vamos a ver si podemos empatizar con este tipo que, a priori, todos condenaríamos. Luego está esa construcción hacia su muerte y el hacer equivalente el amor a las dos mujeres.

-Resulta complejo concebir el hecho de enamorarse de más de una persona. ¿A la hora de preparar este personaje te ha resultado complicado descubrir que se puede amar de otras formas?
Fue muy complicado porque es una cosa alejadísima de mí. La forma de acercarme al personaje fue cuando entendí que las quiere de forma distinta aunque las quiere al mismo nivel. No puede sobrevivir sin ninguna de las dos. Ahí fue cuando pude entender que, siendo distintas las formas de amar, podía quererlas a las dos. Es una cosa que nos resulta muy complicada, pero hablas con gente joven, con las nuevas generaciones, de poliamor, de querer a varias personas a la vez, y dicen “ah sí, claro, perfecto. Sin ningún problema”. Educacionalmente nosotros tenemos esa barrera y una de las cosas que propone la serie es apartar esta barrera a ver qué pasa.  Afortunadamente la gente está más abierta. Si las generaciones van encontrando cada vez más libertad en ese sentido bienvenido sea.

Para seguir leyendo:
Hablamos con las estrellas de El Embarcadero, la nueva apuesta de los creadores de La casa de papel
10 razones de peso para no perderte El embarcadero, la nueva serie de los creadores de La casa de papel

Imagen: ©Movistar