Altillos, entreplantas: Ideas ingeniosas para multiplicar el espacio (habitable) de tu casa

·4 min de lectura
Photo credit: Vía: Revista Nuevo Estilo
Photo credit: Vía: Revista Nuevo Estilo

Entre otras acepciones de "altillo", la Real Academia lo define como una entreplanta, piso elevado en el interior de otro y que se usa como dormitorio, despacho, almacén, etc. También conocido en arquitectura como entresuelo o mezzazine, y no es otra cosa que un voladizo añadido en un espacio, al que se accede por unas escaleras, comparte el mismo techo con el resto de la habitación y se asoma a ella. Suponen un plus de metros aunque como condición indispensable, debes contar con techos altos para poder utilizar este recurso. No es necesario crear espacios a doble altura, puesto que el mezzazine no ha de ser practicable cien por cien, como una planta normal. Pueden ser muy prácticos como zona de trabajo en casa o para dormir –una cama, no un dormitorio en toda regla– y para ello con una altura razonable que permita incorporarse del colchón si abrirse la cabeza es más que suficiente. Pero si cuentas con el lujo de tener los techos muy altos –y no quieres dejar de disfrutarlos– estas entreplantas pueden crearse con estructuras independientes, incluso darles forma con la configuración del mobiliario. Ganarás espacio, arriba y abajo. Echa un vistazo a estas ideas sobre cómo utilizar bien un altillo.

1- Altillo para ganar intimidad

Photo credit: Vía Revista Nuevo Estilo
Photo credit: Vía Revista Nuevo Estilo

En este loft alojado en un edificio de Sevilla del siglo XIX, el interiorista Amaro Sánchez de Moya aprovechó los techos altos para crear un altillo en el que colocó el dormitorio, logrando intimidad para esta estancia sin perder el concepto abierto.

2- Varios altillos en una misma estancia

Photo credit: Koji Fujii Nacasa&Partners Inc
Photo credit: Koji Fujii Nacasa&Partners Inc

En esta casa de Tokio encontramos una idea muy original: el vez de construir solo un altillo, hicieron varios y a distintas alturas, logrando no solo ganar espacio, sino también dar movimiento al interior y crear zonas para diferentes usos: dormitorios, zona de juego, salida a la terraza...

3- Altillo por sorpresa

Photo credit: Vía Revista Nuevo Estilo
Photo credit: Vía Revista Nuevo Estilo

Al derribar el falso techo de esta casa, el interiorista Mikel Larrinaga descubrió una doble altura que el interiorista aprovechó para obtener un altillo, manteniendo parte de la estructura y creando un entramado de hierro y madera sobre el que descansa el dormitorio.

4- Continuidad de materiales

Photo credit: Vía Revista Nuevo Estilo
Photo credit: Vía Revista Nuevo Estilo

En casa del arquitecto Otavio Mestre, la madera de arce que soporta la estructura del altillo da forma al mobiliario de la cocina, de la firma Santos, creando una continudad visual entre ambos ambientes e integrándolos a la perfección.

5- Un altillo para conseguir más espacio

Photo credit: KC Studio
Photo credit: KC Studio

En espacios muy pequeños, como este piso diseñado por Chun-ta Tsao de KC Studio, tener los techos altos puede ser la solución para que pase de espacio inhabitable a vivienda. El diseñador creó un altillo para alojar el dormitorio y el vestidor y bajo él se encuentra la zona de estudio. Los muebles que ha diseñado a medida terminan de aprovechar al máximo el espacio.

6- Altillos para solucionar una planta complicada

Photo credit: Tim Van de Velde
Photo credit: Tim Van de Velde

Un terreno pentagonal con un árbol en medio. Esto fue lo que se encontró el músico y pintor Jan Vandecasteele a la hora de planificar su casa. Gracias a una serie de altillos que se despliegan en torno al tronco del árbol consiguió no talarlo y aprovechar al máxim0 el espacio.

7- Un altillo 3 en 1

Photo credit: Fernando Schapochnik
Photo credit: Fernando Schapochnik

Este minipiso mide 18 metros cuadrados y el estudio IR Arquitectura logró que fuera habitable gracias a un ingenioso altillo hecho con muebles a medida que hace las veces de dormitorio, zona de trabajo y espacio de almacenaje.

8- Un altillo-jardín

Photo credit: Nildo José
Photo credit: Nildo José

El interiorista Nildo José logró llevar la naturaleza dentro de este loft diseñando una caja para el dormitorio y el baño y colocando sobre ella una zona de lectura rodeada de plantas a la que se accede a través de una escalera metálica adherida a la caja.

9- Pasarela de vidrio

Photo credit: Montse Garriga
Photo credit: Montse Garriga

En Mallorca descubrimos este loft que mezcla diseño moderno con muebles vintage y antigüedades alojado en una casa señorial. Para acceder al altillo con el dormitorio se pasa por un suelo con placas de vidrio transparente, que no ocupa espacio visualmente.

10- Altillo ligero e industrial

Photo credit: Vía Revista Nuevo Estilo
Photo credit: Vía Revista Nuevo Estilo

Una escalera de madera que parece flotar lleva hasta el altillo de esta casa. Para continuar con el estilo de las columnas de hierro que lo sujetan, se instaló una barandilla metálica pintada de negro.

11- Altillo sobre el baño

Photo credit: Vía Revista Nuevo Estilo
Photo credit: Vía Revista Nuevo Estilo

En esta casa de Mallorca, se rebajó el techo del baño para lograr espacio extra sobre él para instalar un dormitorio de invitados.

12- Donde caben 2 caben tres

Photo credit: Vía Revista Nuevo Estilo
Photo credit: Vía Revista Nuevo Estilo

Si tus tres hijos comparten dormitorio y no sabes cómo distribuirlo para que entren las tres camas, esta solución puede ayudarte: instala un altillo para una de las camas y coloca la escalera en medio de las otras dos.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente