La alternativa de moda si no quieres usar bikini este verano

·3 min de lectura

El universo parece conspirar para que llevemos bikini. Más que el universo es la industria de la moda la que mueve los hilos a través de la creación de diseños de todo tipo con tal de convencernos. De hecho, aunque antes era imperativo llevarse a casa el conjunto al completo con el top y la braguita que se habían creado extpresamente a dúo, ahora es perfectamente comprensible que escojamos una parte de arriba y una parte de abajo cada una por separado para crear un bikini que se ajuste a nuestras necesidades.

Por eso puedes encontrar en las tiendas versiones de lo más escasas con top de cortinilla y minibraguitas fruncidas, otras recatadas con partes de abajo altas y anchas con otras superiores tipo bandeau, de estética deportiva, con tiras que rodean la cintura o con copas, entre otras muchas. Incluso las tonalidades se combinan entre sí sin ningún tipo de miramiento más allá que el del gusto personal de cada una.

Pero, ¿qué ocurre con quieres tenemos la guerra declarada al bikini? ¿Qué nos queda en el mercado a las que pedimos algo distinto? Afortunadamente el abanico es cada vez más amplio en este sentido.

Los bañadores hace tiempo que empezaron a conquistar un terreno en el que parecían tenerlo muy complicado. No hay que engañarse, siguen siendo los segundones, pero al menos ya lo son a mucha honra porque cuentan con multitud de versiones.

Esta temporada, por ejemplo, son los que llevan cinturones los se han vuelto omnipresentes. Dicho así puede parecer extraño imaginarse un bañador con un adorno así, pero solo hay que pensar en cualquier versión retro para entender a qué nos referimos. Los hay más o menos gruesos, con hebilla nacarada, tipo cadena... un sinfín de opciones pero todas consiguen el mismo efecto estilizador al centrar la mirada en la mitad del cuerpo.

La otra gran tendencia que vas a encontrar en prácticamente todas las colecciones es la de los metalizados y los brillos. Oro y plata pasan a ser las tonalidades más demandadas en la alternativa al bikini y se mezclan con las adaptaciones centelleantes de rojos, azules, verdes que prometen servir para darte un chapuzón y, de paso, para ser llevados con unos pantalones o una falda como si de un top se tratara . ¿Quién dijo que el glitter era solo para la noche?

Frente al atrevimiento de los modelos que incorporan tiras o aberturas ha crecido con fuerza también su antagónico, que no es otro que el bañador minimalista por excelencia. De líneas clásicas y en color blanco, lo verás en muchas de las propuestas de tus firmas de baño favoritas. Puede que cueste lucirlo a comienzos de la temporada por la palidez de su color en contraste con la piel, pero será tu favorito al final del verano.

Si hablamos de directrices a seguir en la moda en este 2022 no podemos olvidarnos de una que reina en el territorio del baño pero también en el resto de ámbitos: el cut out. Estos cortes estratégicos que aparecen bajo el pecho o en la cintura también se cuelan en los bañadores, de manera que resistirse a probar suerte con esta estética dosmilera se vuelve prácticamente imposible.

Y como una última alternativa al bikini este verano no debemos olvidarnos de la propuesta de los bañadores asimétricos. Las piezas de un solo tirante están a la orden del día y es relativamente sencillo encontrar una que te convenza puesto que las hay desde las más minimalistas en blanco y negro hasta las más recargadas que llevan volantes, estampados, varias tiras... En cualquier caso, su objetivo es el mismo: dejar un hombro al descubierto con un escote desigual que sienta a las mil maravillas.

Más historias que te puedan interesar

VIDEO: Una ex modelo de Victoria Secret demuestra con un sujetador las presiones que tuvo que aguantar

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente