Los Caparrós muerden la mano que les dio de comer (la de las Campos)

Nuria Hernández
·10 min de lectura

La guerra contra las Campos parece no tener fin. Lo que parecía un simple enfado entre María Teresa Campos y Jorge Javier Vázquez ha hecho que se abra la caja de los truenos y ahora muchos colaboradores quieren tener su minuto de gloria criticando a la matriarca del clan y a sus dos hijas. Uno de ellos ha sido Alonso Caparrós, que ha aprovechado el tirón mediático de la bronca de los dos presentadores para meter baza y echar aún más leña a esta hoguera.

Alonso Caparrós estalla contra las Campos.
Alonso Caparrós estalla contra las Campos.

Me he sentido humillado por Terelu Campos, en una ocasión llegó a amenazarme”, con estas durísimas palabras se subía al carro Alonso Caparrós hace unos días tras la discusión de Jorge Javier con María Teresa después de su aparición en el Deluxe. El que fuera copresentador de Día a Día aseguraba con cara de compungido que la hija mayor de la Campos le había hecho la vida prácticamente imposible los años que colaboró con ella en Con T de Tarde en Telemadrid. "No me sentía bien tratado. En un plató los gritos hasta cierto punto vale pero claro, el trato era el grito y una frasecita final, me hacía sentir pequeño”, explicaba Alonso.

El presentador de Furor aseguraba que Terelu ejercía un gran poder sobre él y aunque siempre ha tratado de ser su amigo y defender a la familia porque le dieron trabajo en esos años, ahora ha estallado, seguramente al sentirse apoyado por todo lo que se está diciendo sobre ellas en Sálvame y esa guerra mediática que está tratando de arrastrar por el fango a la familia a nivel televisivo. “Puede no parecer grave, pero para mí lo era, porque no deja de ser una ofensa y me hacía sentir pequeño y sobre todo me sentía incapaz de responder porque yo estaba en una situación de gratitud por la oportunidad que me habían dado”, añadía. “Me sentía despreciado, aunque Terelu no entraba por la puerta y me tenía enfilado. Creo que era una manera de ser en general", relataba ante Jorge Javier con cierta tensión, quizá a sabiendas del enfado que iba a pillar Terelu al escuchar estas palabras.

“Esto lo sabe mucha gente. Lo comentamos todos en los pasillos. Muchas veces llegué a salir de allí llorando", palabras ante las que el presentador de Sálvame le preguntó: "¿Te has sentido en algún momento humillado?". "Sí, me he sentido humillado por Terelu, sin que ella me quisiera humillar”, decía sin ser demasiado claro y con cierto miedo. “Pero había una conducta general conmigo y con más gente. Era un equipo inmenso, pero cuando no estaba Terelu lo analizábamos y hablábamos de cómo lo veíamos. Muchas veces salí empequeñecido. E insisto: ese rol lo mantenía fuera de las horas de trabajo. Era duro. A nadie le gusta que lo menosprecien, que lo hagan sentir menos", insistía sin decir exactamente en qué se sentía humillado o cuáles fueron los gestos que Terelu tuvo concretamente con él para que se sintiera tan mal y aún hoy siga recordándolo.

Antes de poner a caer de un burro a Terelu, Alonso también lanzó más de un dardo contra Carmen Borrego. “Carmen no me llega como colaboradora. Se equivocó con ‘Sálvame’ al pensar que era la más especial a raíz del tartazo”. También arremetió contra la recién llegada, Alejandra Rubio, hija de Terelu y colaboradora de Viva la Vida. “Se ha entregado con demasiada facilidad a la tontuna. Ha entrado como personaje y se ha saltado el Periodismo”, ha dicho muy tajante. Parece que Alonso solo quiso salvar a la matriarca de esa hoguera de las contradiciones y las críticas, tal vez con su peloteo habitual hacia los que están en lo más alto. “Es la mujer más importante de toda mi vida. Me dio un oficio y me dio una vida y tiene una capacidad para reinventarse bestial. Está por encima de todos. Es un monstruo televisivo”, decía alabando a María Teresa.

Belén Esteban se encara con Caparrós por sus palabras hacia las Campos.
Belén Esteban se encara con Caparrós por sus palabras hacia las Campos.

Alonso, el ‘bienqueda’ de Sálvame

Como es habitual en Alonso Caparrós, no fue claro ni honesto al cien por cien. Parece que el presentador siempre quiere quedar bien con todo el mundo y hasta llegó a exculpar a Terelu por su comportamiento echando la culpa a la fama y al éxito que tuvo la presentadora en aquellos años. “Terelu fue una víctima, ha sufrido muchísimo. Cuando la conocí éramos niños y la popularidad que tenía era increíble, todos sabemos el efecto que causa la fama de joven”, dijo sobre la hija de María Teresa Campos.

Pero si sus palabras provocaron sorpresa entre muchos de sus compañeros de Sálvame, más lo hizo cuando se supo que después de eso le envió un mensaje de Whatsapp a Terelu pidiéndole disculpas y casi casi asegurando que la quería muchísimo y que a ver si se tomaban un café para retomar su amistad. “Entiendo que puedas estar molesta, solo quería ser sincero al hablar de algo que me hizo daño hace veinte años. Me gustaría que nos viéramos, actualizar nuestra amistad”, escribía Alonso. ¿Pero eso qué significa? ¿Quiere Alonso estar en misa y repicando? ¿Se puede criticar tan duramente a alguien y a la hora siguiente decirle que le quiere mucho? Como siempre, Alonso no es cien por cien sincero y como siempre quiere quedar bien y más con un clan que todos sabemos el poder que han tenido en el mundo de la tele.

Y eso lo vio rápidamente Belén Estaban, que estallaba contra Alonso al enterarse de que le había mandado un mensaje a Terelu para pedirle perdón, añadiendo que no le gustaba nada ese doble juego de su compañero de programa. “Dijo que Terelu le había tratado mal en su trabajo y que la veía prepotente y después la mandó un mensaje diciendo que esperaba no haberla ofendido. A mí no me gusta que una persona hable de mí en el diario y luego, al día siguiente, me mande un mensaje para hablar”, dijo tajante y tan clara como siempre la Princesa del Pueblo que añadía que Alonso y otros cuantos se han subido al carro de criticar a las Campos porque como Jorge Javier arremetió contra ellas, ahora se sienten amparados y han perdido el miedo que les hacía estar calladitos y decir que eran maravillosas. “No me convencen las personas que están entre dos aguas. A mí lo que pasó el sábado con Jorge Javier y María Teresa Campos me pareció nefasto”, concluía la Esteban.

Andrés Caparrós defiende a su hijo Alonso en el Deluxe.
Andrés Caparrós defiende a su hijo Alonso en el Deluxe.

Otro Caparrós que se sube al carro

Pero si Alonso ha mordido la mano que le dio de comer durante tantos años, también lo ha hecho el padre del colaborador, Andrés Caparrós. El que fuera íntimo amigo de María Teresa Campos, se sentaba el sábado en el Deluxe para decir que estaba muy ofendido porque la Campos no había querido saludar a su hijo la noche de la famosa entrevista con Jorge Javier. “He venido aquí porque hemos montado una asamblea en casa y vengo como patriarca, ya que la matriarca del clan rico y poderoso -refiriéndose a María Teresa- ha intervenido cuando yo creo que no tenía que hacerlo. No mirar a mi hijo fue un gesto indigno de una persona que es una profesional de este medio”, espetaba súper ofendido. “Se lo debe, es así, pero no tenemos que estar repitiendo una y otra vez aquel favor que me hiciste. Son cosas que se hacen entre profesionales y camaradas”, ha añadido en referencia a que María Teresa ayudó a Alonso a dar sus primeros pasos en televisión.

“Tanto Terelu como Carmen maniobran por detrás para hacernos quedar mejor o peor, pero luego no tiene la decencia de contestarme a través de un plató. Durante toda esta semana lo único que he recibido de 'La Campos' ha sido ninguneo y oportunismo para desviar el tiro”, comentaba Alonso.

Caparrós padre se mostró muy dolido y volvió a insistir en la falta de profesionalidad de la que se supone que ha sido su amiga durante más de tres décadas. “Ese ninguneo tan injusto e innecesario cuando Alonso se acercó con la clara intención de arreglar la situación y el mensaje que después envió a Terelu... Fue demasiado fuerte y demasiado injusto. Deberías haberme llamado tú, de algún modo tendrías que haberte disculpado conmigo, porque hay dos familias y eso me ha dolido, ha dolido a mi mujer, a mis hijos, a mis nietos... Y eso no me lo esperaba de ti, querida”, decía indignado.

¿En serio es tan grave que la Campos no saludara a Alonso después de que él arremetiera contra sus hijas? ¿Por qué Andrés no se pone en el lugar de María Teresa que vio como Alonso acribillaba a su familia de repente y sin venir al caso subiéndose al carro de las críticas? Andrés Caparrós nunca había querido entrar al juego de los programas del corazón, ni siquiera cuando su hijo Alonso contó sus problemas con las drogas y la mala relación que habían tenido durante años por culpa de sus adicciones. ¿Por qué ahora Andrés vuelve a la tele -cobrando, claro- para echar basura sobre la mujer que dio trabajo a dos de sus hijos durante años? Porque hay que recordar que María Teresa también tuvo un tiempo en su programa a Andrés, el otro hijo de Caparrós padre.

La polémica entrevista de María Teresa Campos en el Deluxe.
La polémica entrevista de María Teresa Campos en el Deluxe.

¿Se merece María Teresa este linchamiento?

Es cierto que si te han hecho daño, no hay motivo para callarlo. Pero subirse a un carro que no es el tuyo, porque recordemos que aquí los que están enfadados son María Teresa y Jorge Javier, es cuanto menos poco profesional. Aprovecharse de una situación en la que la Campos está en inferioridad de condiciones porque no tiene un altavoz diario como Sálvame para decir y hacer todo lo que le pase por la cabeza, no es lo más apropiado. Sabemos que las Campos venden. Lo hicieron hace años cuando María Teresa era la reina de las mañanas y luego de las tardes y daba ‘de comer’ a muchos de los que hoy la ponen verde (no solo los Caparrós, también otros compañeros de la época y colaboradores del programa como el periodista Antonio Albert). Todo lo que se diga sobre ellas es noticia. Todo lo que hacen, sea bueno, malo o regular, se convierte en un titular.

María Teresa Campos se equivocó con su entrevista en el Deluxe y se equivocó atacando a su amigo Jorge Javier Vázquez, que obviamente no se iba a quedar callado. Lo que empezó como un juego se le fue de las manos a la presentadora y ahora tiene que asumir que sus palabras tienen siempre una repercusión y unas consecuencias. Pero no es justo que los que han vivido gracias a la oportunidad que ella les dio (¿quién conocería sino es por ella a Alonso Caparrós? ¿En serio nos quiere hacer creer que si no fuera porque trabajó con la Campos iba a estar colaborando en Sálvame hoy en día?), ahora aprovechen el tirón mediático y el sentirse amparados en una guerra que no va en realidad con ellos, para hacer leña del árbol caído.

Porque María Teresa no se merece este linchamiento, no se merece que se tire por tierra toda su trayectoria que es historia de la televisión, no se merece que estén todos en su contra cuando no han tenido jamás la valentía de decírselo a la cara. Porque ahora es muy fácil decir que la Campos era una tirana, que Terelu se lo tenía muy creído en su etapa como presentadora y que se creían las reinas del mundo. ¿Por qué no ha hablado antes Alonso Caparrós? ¿Por qué siempre ha dicho que adoraba a Terelu y ahora resulta que le hizo muchísimo daño? No señores, si tan malas fueron, haber hablado antes y no ahora que María Teresa no puede defenderse, que no tiene un programa para hacerlo y que es muy fácil machacarla sin derecho a réplica. Como bien dijo por teléfono la Campos: “Allá él y su conciencia”. No hay más que añadir, su señoría.

Más historias que te pueden interesar: