Los All Blacks vencieron con comodidad a Irlanda en Eden Park

·1 min de lectura

Nueva Zelanda, en su primer encuentro del 2022, venció sin atenuantes a Irlanda por 42-19 en el Eden Park de Auckland. De esta manera, los oceánicos dejaron atrás una racha de dos derrotas consecutivas y evitaron sufrir de sus peores pasajes en años.

Ardie Savea fue una de las grandes figuras del equipo dirigido por Ian Foster tras conseguir un doblete. Igualmente, los All Blacks se mostraron algo nerviosos en el inicio, con el experimentado Keith Earls apoyando el primer try del cotejo en favor del Trébol.

Jonathan Sexton, una de las grandes figuras de Irlanda, falló la conversión subsiguiente, y luego tuvo que ser reemplazado por una con una conmoción. Así, las chances de los europeos de repetir la victoria de noviembre pasado ante los All Blacks se vieron notoriamente deterioradas.

La tormenta perfecta de los oceánicos dio inicio a los 21 minutos, cuando tras una jugada del debutante Leicester Fainga'anuku terminó en el try de Jordie Barrett. Los All Blacks no bajaron la intensidad y antes del descanso consiguieron tres nuevas anotaciones a través de Sevu Reece, Quinn Tupaea y Savea.

Irlanda amagó a meterse en el partido con el try de Garry Ringrose a la salida del vestuario, pero Savea volvió a apoyar en el ingoal contrario a los pocos minutos, y luego lo siguió Pita Gus Sowakula para sentenciar las acciones. Bundee Aki maquilló el resultado cerca del final.

Así entonces, los All Blacks comenzaron de la mejor manera la ventana de julio y ahora intentarán repetir la fórmula cuando se vuelvan a ver las caras en el segundo test match, el próximo sábado, en Dunedin.

Foto: Getty Images

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente