Más allá del reguetón: el machismo en la música

Estos últimos días la polémica en torno a las letras machistas de las canciones que nos rodean ha estado más abierto que nunca. ¿El motivo? La cancelación de la actuación del cantante de trap C. Tangana por parte del Ayuntamiento de Bilbao precisamente por esta razón. Una vez abierto el debate, opiniones hay para todos los gustos; aunque algunos artistas, como Maluma o Bad Bunny, salen peor parados que otros. Miles de personas han puesto el reguetón en tela de juicio, a pesar de que también hayejemplos de intérpretes femeninas que poco a poco intentan romper sus estereotipos. Pero, ¿solo es el género urbano el que ataca a la mujer? Quizás revisar las letras de canciones absolutamente integradas (y aceptadas) en la sociedad haría que más de uno se llevase una sorpresa. 

VER GALERÍA

C. Tangana

Conocido por su Mala Mujer que “le dejó cicatrices por todo su cuerpo con sus uñas de gel”, el madrileño C. Tangana es un ídolo de masas, aunque eso no ha sido suficiente para evitar ser vetado por varias de sus canciones condenadas por sus letras. No es la primera vez que ocurre algo así y, si no, que pregunten a Maluma. El colombiano ha pasado por estas críticas en más de una ocasión. La polémica más sonada fue la que giró en torno a su tema Cuatro babys en 2016, una canción que  se toma como 'el ejemplo' de machismo por su letra. Las condenas sociales se repitieron dos años más tarde con el videoclip de Mala Mía, canción de la que llegó a sacar un remix junto a Becky G. y Anitta para 'limpiar' la imagen de la versión original. Bad Bunny y su Callaíta tampoco se libran de ser señalados por denigrar a la mujer y, a decir verdad, la lista de estrellas del género se hace interminable. 

VER GALERÍA

Maluma

Más allá de la música latina, el pasado año el Gobierno de Navarra hizo un análisis del sexismo en la música que ofendió a muchos artistas nacionales. Canciones como Sin ti no soy nada de Amaral, Contigo de El Canto del Loco o Toda de Malú aparecían en la lista, alimentando el argumento de que los problemas de desigualdad de género también resultan frecuentes en la música pop. Algo que no sentó nada bien a sus creadores, como Dani Martín, que demostró su descontento públicamente.

Desde frases como “Búscate un hombre que te quiera, que te tenga llenita la nevera” de El Arrebato, hasta Los Payasos de la Tele con Los días de la semana, en la que "una niña fue a jugar, pero no pudo jugar porque tenía que planchar", pasando por el hit de Rihanna y Eminem Love the Way you Lie. En todas las épocas y géneros hay ejemplos, y algunos como Blurred Lines de Robin Thicke con Pharrell Williams no han podido superar la oposición pública. 

VER GALERÍA

Robin Thicke y Pharrell Williams

El feminismo también se escucha

En contraposición a estp, el empoderamiento femenino también está tomando protagonismo poco a poco en la música, incluso en el reguetón. Cantantes como la brasileña Anitta tienen presente en sus letras el ensalzamiento de la figura de las mujeres. Fuera de este estilo musical, recientemente Ana Guerra ha incluido en este grupo de canciones su nuevo Sayonara, después de que Lo Malo -con Aitana- se convirtiera en todo un himno. Aunque una de las muestras más evidentes de condena al machismo llega de la mano de Rosalía con A ningún hombre.