'Alice in Borderland' versus 'El juego del calamar': ¿Qué serie es mejor?

netflix alice in borderland temporada 2
'Alice in Borderland' VS 'El juego del calamar'Netflix

Cuando 'El juego del calamar' se estrenó allá por septiembre de 2021, rápidamente pasó de ser un título surcoreano del que nadie había oído hablar a un fenómeno que se coronó como la primera entre las series de Netflix más vistas de su historia. Muchos de sus espectadores empezaron a ver, después, una serie que compartía ciertos elementos con esta: la japonesa 'Alice in Borderland' también ponía a sus personajes al límite a través de una serie de juegos infantiles convertidos en máquinas de matar. Lo curioso es que, aunque a ojos de muchos fue su sucesora, esta se había estrenado antes, en diciembre 2020. Sus visionados son complementarios, sí, pero resulta imposible no comparar la una con la otra, sobre todo ahora que la japonesa ha estrenado su segunda temporada. ¿Cuál es mejor? 'Alice in Borderland' versus 'El juego del calamar': 3, 2, 1... Fight!

Ronda de juegos macabros

No se puede decir que ninguna de estas dos series inventase lo de meter a sus protagonistas en apuros a través de juegos. Ahí están '3%', también de Netflix, o la saga de 'Los juegos del hambre'. Pero 'El juego del calamar' lo elevó a otro nivel: donde más llamaba la atención era en su apuesta estética, convirtiendo en emblemáticos todos sus elementos (la muñeca asesina, los monos rojos y las máscaras, los chándales verdes, las escaleras de colores, la galleta...) y fijándolos en la cultura popular.

netflix alice in borderland temporada 2
Netflix

A 'Alice in Borderland' le falta esa iconicidad estética, pero, aunque sus juegos también se basan en infantiles, en esta segunda temporada ha subido la apuesta y, en la mayoría de los casos, para bien. Mientras que el pilla-pilla del caballo asesino sigue siendo sencillo pero muy espectacular, la partida contra el rey de tréboles en la zona de los contenedores (para mí, el mejor) eleva la complejidad del juego y lo hace muy disfrutable incluso aunque se dilate en más de un episodio. Cuando 'Alice in Borderland' acierta con los juegos, lo hace de pleno, aunque no siempre es el caso.

Personajes a los que seguir la pista

Nuestra implicación emocional como espectadores en estos juegos no sería la misma si estas series no se molestasen en construir la identidad de sus personajes; nos duele o impacta cuando mueren o sufrimos cuando están cerca de ello porque les conocemos. Esto, que así dicho suena bastante obvio, no lo tienen siempre en cuenta muchas series y, aunque 'El juego del calamar' y 'Alice in Borderland' ponen bastante empeño en ello, el resultado es dispar.

Mientras que la nipona tiene en el centro a un héroe más clásico (un chico de buen corazón con el ingenio de su parte), la surcoreana opta por un tipo bueno pero algo menos evidente y con ciertos grises; y, por tanto, más interesante. En general, 'El juego del calamar' atina más en la exploración de las miserias humanas, utiliza mejor a los personajes para hablarnos de conceptos universales (el capitalismo feroz, la codicia...) y, en definitiva, logra mejor que nos importen y nos preocupen en su desempeño en ese juego truculento. La otra, aunque también intenta explorar temas generales, suele quedarse más en la superficie (con el duelo y aprovechar la vida como pilares).

'el juego del calamar' todos los detalles sobre el reparto de la serie coreana de netflix
Netflix

'Alice in Borderland' es más plana tanto en la construcción de su pareja principal (se nota que los surcoreanos son un poquito "más mediterráneos" que los japoneses con sus recatos y pudores) como del resto. Además, la ficción japonesa, especialmente en esta segunda entrega, decide dividir la acción en diversas tramas que se alternan para que no todos los participantes formen parte de todos los juegos que vemos. Esto es una buena propuesta para diversificar la acción, pero también crea valles y picos de atención en función de si nos gustan más o menos unos personajes u otros (yo, por ejemplo, no soporto a Chishiya y su cara de seta).

La importancia del camino y el final

No vamos a destripar aquí el desenlace de ninguna de las dos series por si algún lector todavía no ha llegado a ese punto (tenéis el final de la temporada 2 de 'Alice in Borderland' explicado aquí), sino a valorar cuan importante es este dentro del conjunto de cada serie. En algunas ficciones, es mucho más importante el camino que se recorre que una resolución final o un último giro sorprendente, pero en otras sí es un factor determinante que puede hacer que la balanza de nuestra valoración se incline hacia un lado u hacia otro.

Si bien en ambas series tenemos una ligera certeza de que el personaje central (o personajes) llegará al final de los juegos o, al menos, esta el último episodio (porque, de lo contrario, no habría serie), 'El juego del calamar' mantiene mejor la tensión y, precisamente por lo que comentábamos antes, no hipoteca todo su valor a cómo de satisfechos quedemos cuando aparezcan los títulos de crédito final. El camino cuenta más que el final. Sin embargo, el interrogante que abre 'Alice in Borderland' (por qué los personajes están en ese juego y si pueden salir de él cuando lo completen) crece y crece hasta convertir el camino en un mero trámite (más o menos entretenido, según el goce del espectador) hacia llegar al episodio final. La respuesta vale demasiado y la serie se lo juega todo a una sola carta (y, en mi opinión, no merece mucho la pena).

¿Entonces?

Tanto 'El juego del calamar' como 'Alice in Borderland' son bastante entretenidas y aunque partan de conceptos similares consiguen diferenciarse suficiente la una de la otra como para que un espectador pueda disfrutar ambas. Ninguna tiene que agachar la cabeza en cuanto a su propuesta visual, pero mientras que la espectacularidad y la acción serían los fuertes de 'Alice in Borderland', 'El juego del calamar' consigue atrapar más por los temas que toca mientras vibramos con sus juegos. Si solo vas a jugar una ronda, apuesta por Corea. Si vas a seguir en la mesa, juega con la nipona, pero ten cuidado porque puede ir de farol.