Algo huele a chamusquina en la pelea entre Paz Padilla y Belén Esteban

·7 min de lectura

En la tarde del jueves 20 de enero Sálvame se volvió a convertir en tendencia de las redes sociales, esta vez por el enfrentamiento en directo entre Belén Esteban, una de las colaboradoras más queridas del programa de Telecinco, y la presentadora Paz Padilla. La conocida como princesa del pueblo acusó a la humorista de no creer en la vacuna contra el coronavirus, agitando el avispero hasta tal punto que la gaditana abandonó el plató muy dolida.

Si bien la mayoría de espectadores ha interpretado que con esta discusión la tertuliana sembró la duda sobre si la presentadora está o no vacunada, lo cierto es que si vamos más allá notaremos que el conflicto parece más bien premeditado ahora que justo el programa producido por La Fábrica de la Tele atraviesa sus horas más bajas.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

Desde que estallara la pandemia de coronavirus, Paz Padilla ha estado en el ojo del huracán por diferentes declaraciones y actitudes que levantaron polvareda en la red social del pájaro azul. Hace justo un año se enfrentó al Maestro Joao en Sálvame tras descubrir en directo que el vidente se saltaba las restricciones impuestas para frenar la propagación del virus, una reprimenda que se le vino en contra cuando ella dio positivo por primera vez.

Claro que la gota que colmó el vaso se produjo cuando el pasado mes de diciembre, tras contagiarse por segunda vez de coronavirus, realizó en Instagram un conjunto de valoraciones personales sobre el virus y las medidas preventivas que se estaban tomando que incendiaron a los internautas. Unos comentarios controvertidos que, todo sea dicho, se sucedieron mientras la humorista hacía un directo con María del Monte y Anne Igartiburu.

Así, según subrayó la gaditana "las vacunas no sirven para nada. Las vacunas es una proteína que te meten la spider, que es la proteína por donde entra el virus. Pero, claro, la vacuna es la del bicho de Luján y el bicho ha mutado. Ahora tenemos la Oritrón. Ha mutado. Y ya el bicho es como que ya no entra por la puerta, entra por la ventana. Claro, te meten la spider, que es la de la puerta, pero ya no sirve contra la ventana. Con lo cual, por muchas vacunas que te pongan, dos o tres, el virus ya entra por otro lado. Con lo cual te infecta”.

Pese a que estas polémicas declaraciones de Paz Padilla hicieron correr ríos de tinta en diciembre, no ha sido hasta esta semana cuando su compañera de plató Belén Esteban ha respondido de forma contundente. El mismo día que se estrenó Sálvame Lemon Tea, la nueva franja del programa presentada por María Patiño y Terelu Campos, la madre de Andrea Janeiro mostró su apoyo a la ciencia a la vez que dejó a la gaditana a los pies de los caballos.

"Que Paz Padilla diga que las vacunas no sirven para nada me parece de una persona irresponsable con el tirón que tiene ella tanto en televisión como con su número de seguidores. Y por aprender, se tiene que aprender las variantes cómo se llaman”, comentó Belén Esteban muy enfadada a la par que añadió “a mí me parece vergonzoso y me parece que hay que creer en la ciencia. Yo a mi marido sabéis que siempre le dejo aparte, pero es que lo vivo en primera persona y también lo he vivido con personas muy cercanas que han pasado el covid y que, gracias a la vacuna, lo han pasado como una gripe”.

“Creo que está mal informada, sinceramente”, remató Belén Esteban, tras sentirse incomoda de que su compañera no pronuncie bien el nombre de la nueva variante que está causando estragos (Ómicron), reconociendo que Paz Padilla “me llamó, pero no la cogí el teléfono”.

Y es que el pasado lunes la cara de Belén Esteban en plató era un poema. La colaboradora apuntó, de hecho, que “cada uno puede ser libre de hacer lo que quiera, pero yo creo que esto ya… Yo cuando vi el vídeo, que me lo mandaron además, me quedé muy alucinada”.

Cabe destacar que, pese a que Belén Esteban dejó caer que se imaginaba que Paz Padilla estaría molesta con ella, no dudó un instante en apoyar muy indignada la vacunación mirando a cámara: “Yo no tengo que lanzar un mensaje, solo quiero decir que creamos. Se está viendo que una persona vacunada hay menos ingresos en el hospital, en las UVIs. Si estás vacunado, el covid es como si pasaras una gripe o, a lo mejor, te encuentras dos días mal. Pero no te ingresan. No te mueres.

Asimismo, y teniendo en cuenta que ella también es una persona de riesgo por la diabetes que padece, aseguró que “no quería ir en contra de Paz, que quede claro, pero hay cosas que no”.

Tras la tralla de Belén Esteban en Sálvame, en la tarde del jueves todas las miradas estaban puestas en el reencuentro de la colaboradora con Paz Padilla. Y si bien la expareja de Jesulín de Ubrique nunca ha ocultado su poca química con la gaditana, lo cierto es que el conflicto que se sucedió en el plató dio muestras de que aquí hay gato encerrado.

Aunque en el reencuentro Paz Padilla matizó sus palabras sobre la efectividad de la vacuna contra el coronavirus, Belén Esteban no se bajó del burro y siguió cargando con la poca responsabilidad individual de la humorista. “Extrajeron un trocito de esa conversación en la que yo explicaba que no entendía el que estando vacunada te infectabas, que es lo que me preguntaba María del Monte, que cómo con las dos vacunas me infectaba. Entonces yo decía que, aunque tú tuvieras las dos vacunas, no servía para nada en el sentido de que te infectabas del virus nuevo”, se justificó la también empresaria sin convencer del todo a la de Paracuellos.

“Es que me dices que si me estoy creyendo lo que me está diciendo y te digo no. No me lo creo. Y como no quiero tener una guerra, prefiero sentarme y hacer el trabajo como lo tengo que hacer”, comentó Belén Esteban montando en cólera y diciéndole a Paz Padilla “creo que has metido la pata hasta dentro y no sabes cómo cambiar”.

Los cuchillos siguieron volando hasta tal punto que Paz Padilla acusó a Belén Esteban de pasarse tres pueblos con ella después de tantos años trabajando juntas: Además de aclarar que ella no es antivacunas, la humorista comentó con cierto desdén: “Que tú no me creas ahora mismo me da igual. Sinceramente creo te has pasado”.

La tensión contenida dio paso a un escándalo total en el plató de Sálvame cuando Belén Esteban acusó a Paz Padilla, directamente y sin miramientos, de no creer en la vacuna contra el coronavirus. Una inculpación que provocó que, finalmente, la presentadora se marchara del directo quitándose incluso el micrófono. “Porque tú lo digas”, expresó la humorista para segundos después exclamar “estoy flipando”.

Pese a que, a simple vista, lo primero que los espectadores pueden dilucidar de esta bronca es que Paz Padilla descubrió por fin en qué clase de programa trabaja, dándose cuenta de que en Sálvame todo el mundo tiene que pagar prenda más pronto o más tarde, lo verdaderamente llamativo es que este arrinconamiento de Belén Esteban a la presentadora ha podido ser fruto de una medida desesperada para levantar las audiencias.

En otras palabras, puestos a analizar desde el punto de vista de los meros espectadores, que Belén Esteban haya traído a colación el vídeo viral de Paz Padilla un mes después de que diera tanto que hablar suena a chamusquina. Y es que durante toda la semana el programa ha ido sembrando el terreno, primero sacando a relucir el controvertido vídeo de la también actriz y, luego, generando expectación por el reencuentro.

Porque no hay que olvidar que el pasado 18 de enero Jorge Javier Vázquez confirmaba que el director David Valldeperas estaba preocupado porque venían curvas y la propia Belén Esteban reconocía que no se iba a quedar de brazos cruzados cuando se topara con Paz Padilla: “Yo desde luego si ella me dice algo, no me voy a callar”.

Dicho de otra manera, todo parece indicar que desde Sálvame han querido provocar una discusión para dar audiencia al juntar a Paz Padilla y a Belén Esteban porque es algo que no suele pasar. De algún modo, jugaron con el hecho de saber que la colaboradora es de mecha corta y que sacándole este tema podrían provocarla. Al fin y al cabo, no sería la primera vez que un conflicto en plató suena a careo premeditado puesto que no hace tanto la tertuliana y Jorge Javier Vázquez dinamitaron su vínculo en varias entregas del programa que mantuvieron a los espectadores pegados al televisor.

Porque en atrapar a la audiencia podría estar precisamente el meollo de la cuestión. El programa de Telecinco se estrenó el 19 de marzo de 2009 y tantos años en el aire le estarían pasando factura. La grieta se aprecia especialmente desde el pasado verano. El magacín vespertino no levanta su cuota de pantalla por muchos intentos que haga. O sea, sigue sin plantar cara al liderazgo de Antena 3 con Tierra amarga ni conseguir los resultados que tenía en otras temporadas.

En resumen, todo hace pensar que el programa ha planeado este circo televisivo, que buscaba la polémica impulsado, posiblemente, por el degaste del formato. Sin embargo, la cuota de pantalla registrada en la tarde del conflicto tampoco ha sido para tirar cohetes dado que Sálvame Lemon Tea anotó un 13.5% de cuota de pantalla y reunió a 1.470.000 espectadores mientras que Sálvame Naranja, la franja en la que sucedió todo lo gordo, cosechó un 16.4% de cuota de pantalla y 1.688.000 espectadores.

Más historias que te pueden interesar:

Imagen: ©Mediaset

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente