Alerta por el azúcar 'escondido' en algunos alimentos para menores de 6 meses

Nuevos datos sobre alimentación infantil indican que no lo estamos haciendo bien. La OMS advierte de que el alto contenido en azúcares de algunos alimentos para bebés podría fomentar su gusto por los alimentos más dulces y generar malos hábitos que acaben provocando enfermedades en la edad adulta

GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / ANDRE PANNETON
Algunos alimentos preparados para bebés contienen tanta azúcar como las golosinas. (Foto: GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / ANDRE PANNETON)

Así lo ha constatado la Oficina Regional para Europa de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en una investigación, en la que ha analizado casi 8.000 alimentos para bebés menores de 6 meses, que se vendían en cuatro ciudades europeas.

A tenor de los resultados, la OMS aconseja la lactancia materna ( recomienda que la leche materna sea el alimento exclu­sivo desde el nacimiento hasta los seis meses de vida y que, si la madre y el niño así lo desean, se mantenga hasta los dos años de edad o más, complementada por otros alimentos) y pide prohibir los azúcares añadidos en alimentos para bebés.

Según el informe 'Comida comercializada para bebés y niños', un tercio de alimentos o bebidas para niños contenían azúcar agregada u otros edulcorantes. (Foto: Getty)
Según el informe 'Comida comercializada para bebés y niños', un tercio de alimentos o bebidas para niños contenían azúcar agregada u otros edulcorantes. (Foto: Getty)

Para llevar a cabo el estudio se recopilaron datos sobre 7.955 productos alimenticios o bebidas comercializados para bebés y niños pequeños en 516 tiendas de Viena (Austria), Sofía (Bulgaria), Budapest (Hungría) y Haifa (Israel) entre noviembre de 2017 y enero de 2018.

Más de la mitad de los productos analizados contenían más del 30 por ciento de las calorías del total de azúcares. Alrededor de un tercio de los productos enumeran azúcar, jugo de fruta concentrado u otros agentes edulcorantes como ingrediente.

Estos sabores y azúcares agregados podrían afectar a los dientes de leche y al desarrollo de preferencias de sabor de los niños al aumentar su gusto por los alimentos más dulce, elevando así el riesgo de sufrir enfermedades relacionadas con la obesidad cuando sean adultos.

"La adecuada nutrición en la primera infancia es clave para garantizar un crecimiento y desarrollo óptimo del niño, así como para prevenir algunas enfermedades a lo largo de su vida como, por ejemplo, obesidad o patologías no transmisibles relacionadas con la dieta", explica la directora regional para Europa de la OMS, Zsuzsanna Jakab.

Si bien los alimentos como las frutas y verduras que contienen azúcares de manera natural son apropiados para bebés y niños pequeños, el alto nivel de azúcares libres en los productos comerciales de puré también es motivo de preocupación.

Modelo de nutrición ideal

De hecho, aunque entre el 28 y el 60 por ciento de los alimentos fueron etiquetados como adecuados para menores de seis meses de edad, una de las principales recomendaciones incluidas en este modelo es que los niños deberían tomar la leche materna durante los seis primeros meses de vida.

"La OMS recomienda que los bebés sean exclusivamente amamantados durante los primeros seis meses de vida y, por tanto, ningún alimento debe comercializarse como adecuado para niños menores de seis meses", recoge el informe.

Los hábitos alimentarios sanos comienzan en los primeros años de vida; la lactancia materna favorece el crecimiento sano y mejora el desarrollo cognitivo; además, puede proporcionar beneficios a largo plazo, entre ellos la reducción del riesgo de sobrepeso y obesidad y de enfermedades no transmisibles en etapas posteriores de la vida. (Foto: Getty)
Los hábitos alimentarios sanos comienzan en los primeros años de vida; la lactancia materna favorece el crecimiento sano y mejora el desarrollo cognitivo; además, puede proporcionar beneficios a largo plazo, entre ellos la reducción del riesgo de sobrepeso y obesidad y de enfermedades no transmisibles en etapas posteriores de la vida. (Foto: Getty)

Además, a modo de guía, la OMS ha presentado un borrador de Modelo de Perfil de Nutrientes (MNP, por sus siglas en inglés) para niños de 6 a 36 meses con el fin de orientar las decisiones sobre qué alimentos son inadecuados en este grupo de edad.

También desarrolló una metodología para identificar los alimentos infantiles disponibles en el comercio minorista y para recopilar datos sobre el contenido nutricional en las etiquetas, así como otra información del envase, el etiquetado y la promoción (incluidas las declaraciones de propiedades).

En un segundo informe, la OMS aporta soluciones para ayudar a los Estados miembros a acabar con la publicidad no apropiada. Es el caso de las bebidas y zumos de frutas, las golosinas y los tentempiés dulces, que no deberían ser publicitados como apropiados para bebés y niños.

Para que sirven las Guías Alimentarias

Las Guías Dietéticas Americanas son un documento publicado por el Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS, por sus siglas en inglés) y el Departamento de Agricultura (USDA) de Estados Unidos para guiar a los ciudadanos hacia una dieta saludable, promoviendo el consumo de alimentos y bebidas que ayuden a mejorar la salud y a prevenir enfermedades crónicas.

Están diseñadas para que los profesionales ayuden a todos los ciudadanos estadounidenses de más de 2 años a consumir una dieta sana y nutricionalmente adecuada, y son la base para las iniciativas de políticas alimentarias y nutricionales a nivel federal. Se publican cada cinco años desde 1980, y tienen una gran repercusión a nivel internacional.

“Los patrones de alimentación se pueden adaptar a las preferencias personales de los individuos, lo que permitiría a los ciudadanos elegir una dieta más adecuada, explica el doctor Miguel Ángel Martínez Olmos, jefe de la Unidad de Nutrición Clínica y Dietética del Complejo Hospitalario Universitario de Santiago de Compostela (CHUS) y miembro del Área de Nutrición de la SEEN. Cada vez hay más evidencia de la relación entre los patrones generales de alimentación, salud y riesgo de enfermedades crónicas, y las conclusiones de estas relaciones están lo suficientemente bien establecidas como para apoyar la orientación en alimentación”.

Las Guías Alimentarias 2015-2020 establecen 5 directrices generales que fomenten hábitos alimenticios saludables, reconocen que las personas tendrán que hacer cambios en sus elecciones de alimentos y bebidas para lograr un patrón saludable, y que todos los segmentos de nuestra sociedad tienen un papel que desempeñar en el apoyo a las opciones saludables.

Menos azúcares añadidos y grasas saturadas

Precisamente, la SEEN también resalta que las Directrices de 2015-2020 recomiendan consumir menos de un 10 por ciento de calorías procedentes de azúcares añadidos y también un máximo de un 10 por ciento procedente de las grasas saturadas. Asimismo, establecen que hay una fuerte evidencia de que las dietas con menos carne se asocian con un menor riesgo de enfermedad cardíaca y accidente cerebrovascular.

“Hay evidencia moderada de que los patrones de alimentación están asociados con un menor riesgo de obesidad, diabetes tipo 2 y algunos tipos de cáncer”, añade el Dr. Martínez Olmos.

Como ejemplo de patrones de alimentación saludable que traducen e integran estas recomendaciones las guías mencionan el patrón de Dieta Mediterránea entre otros, gracias, según la SEEN, a las crecientes evidencias publicadas acerca de su papel en la prevención de enfermedades cardiovasculares y otras enfermedades crónicas.

“De acuerdo con estas Guías el consumo de frutas, verduras y hortalizas se refuerza; el de azúcar, y en especial el de alimentos que no lo contienen de forma natural, se desaconseja; se deja de criminalizar a todas las grasas en general distinguiendo entre unas y otras; se revaloriza el consumo de huevos como fuente de proteínas, y los productos cárnicos en general pierden posiciones”, concluye este especialista.

¿Te fijas en lo que compras? ¿Lees las etiquetas? Crees que es importante conocer estos datos?

También puede interesarte:

Sustitutos del azúcar, ¡no todos valen!

Cómo evitar que el azúcar que consumes a diario empeore tu salud

¿Dejarías de comprar bebidas azucaradas si hacen esto?

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente