"Mazinger Z", el regreso de la serie animada que marcó a toda una generación de mexicanos

Algunas caricaturas se apoderaron de parte de la infancia de los miles de mexicanos ochenteros que sintonizaban la programación del Canal 5. Una de las más populares, sin duda, fue el robot gigante ‘Mazinger Z’, una de las primeras animaciones japoneses que logró conquistar a las audiencias del país años antes de la llegada de populares animes como ‘Los Caballeros del Zodiaco’, ‘Súper Campeones’, ‘Dragon Ball’ y ‘Pokemón’.

Los fans de la creación de Gō Nagai ahora tendrán la oportunidad de ver la serie completa hasta el cansancio… en Netflix. El servicio de streaming ha agregado los 92 episodios de la serie original a su ya impresionante colección de títulos de anime, los cuales están disponibles en su idioma original (japonés) y en español latino.

El dios demonio de la animación setentera

‘Mazinger Z’ se estrenó en 1972 en Japón y en 1986 en México. La animación fue inspirada por personajes como ‘Astroboy’ y ‘Gigantor’, mientras que la idea de un robot gigante le vino a Gō Nagai cuando, estancado en el tráfico, fantaseó sobre lo increíble que sería que su auto tuviera piernas o alas para poder escapar de ahí. Una idea que empezó a desarrollar sin imaginarse en el enorme éxito que tendría.

Primero nació “Iron Z”, que eventualmente se convirtió en “Emerger Z”, una versión en la que el robot era controlado por un piloto que conducía una motocicleta. Eventualmente, la moto se convirtió en la nave que conocemos y el robot en “Mazinger Z”. Su nombre nace de la combinación de las palabras “Ma” (demonio), “Jin” (dios) y “Ger” (energía).  

La trama sigue a Koji Kabuto, el rebelde nieto motociclista del profesor Juzo Kabuto y su misión para salvar a la humanidad como el piloto de Mazinger Z. La animación fue una de las primeras en utilizar este popular recurso en el que humanos pilotean enormes máquinas para proteger a sus ciudades de robots gigantes/monstros (kaijus)/ángeles.

En este caso, Koji y sus aliados se enfrentan al Dr. Hell (Dr. Infierno) y un ejército de bestias mecánicas con las que busca conquistar el mundo.  

Una animación conflictiva

Como muchas producciones setenteras, ‘Mazinger Z’ estaría llena de elementos que son poco aceptables para algunos estándares de 2020. De hecho, la violencia, referencias sexuales y misoginia de su contenido llevaron a que la caricatura se prohibiera en algunos países. Al parecer, tener tantas muertes dentro de una caricatura infantil incomodó a audiencias estadounidenses, en donde la serie fue menos popular.

Además, a pesar de que ‘Mazinger Z’ tenía dos personajes femeninos apoyando al principal (algo poco común en ese momento), la serie habría hecho poco por la equidad de género. Su compañera de batalla, Afrodita A, es un robot gigante con misiles en los pechos. Y la relación entre Koji y su piloto, Sayuka, estaba llena de cachetadas, insultos y hasta una amenaza de nalgada.

Fiebre de ‘Mazinger Z’

La popularidad ‘Mazinger Z’ en México fue imposible de negar, con loncheras, souvenirs, playeras, figuras piratas de los personajes, una serie de estampas que se podían encontrar en muchas de las papelerías del país y un álbum de calcomanías con el que se obsesionó una generación entera.

A la serie original le siguieron spinoffs como ‘Mazinger Z vs. Devilman’, ‘Mazinger Z vs. The Great General of Darkness’, ‘Great Mazinger vs. Getter Robo’, ‘UFO Robot Grendizer Movie’ y ‘Mazinger Edition Z: The Impact!’, una animación que se estrenó en 2009 en Japón.

En octubre de 2017, el director Junji Shimizu estrenó ‘Mazinger Z: Infinity’ para conmemorar el 45 aniversario de la serie original, continuando la historia 10 años después de la guerra contra Dr. Infierno y sus monstruos mecánicos.

La apuesta de Netflix por el anime

‘Mazinger Z’ se une a un catálogo de títulos que ha hecho de Netflix un servicio bastante atractivo para los amantes del género. El gigante de streaming cuenta con las series completas de clásicos cómo ‘Los Caballeros del Zodiaco’, ‘Neon Genesis Evangelion’, ‘Death Note’ y ‘Naruto’, además de tener títulos originales como ‘Castelvania’.

Si eso no fuera suficiente, en febrero pasado Netflix anunció que añadiría 21 títulos del Studio Ghibli a su catálogo, incluyendo inolvidables animaciones como ‘Mi vecino Totoro’, ‘La princesa Mononoke’, ‘El viaje de Chihiro’ y ‘El castillo ambulante’. La plataforma pretende llevar los títulos del estudio creado por Hayao Miyazaki, Isao Takahata y Toshio Suzuki a casi todo el mundo, con la excepción de Estados Unidos, Japón y Canadá.

También te puede interesar:

Dougray Scott afirma que Tom Cruise impidió que pudiera interpretar a Wolverine

Michael J. Fox y Christopher Lloyd se reencuentran por una causa benéfica 35 años después de 'Regreso al futuro'