Alerta amarilla y verde en Honduras por la tormenta tropical Bonnie

·4 min de lectura
© EFE/ Germán Reyes

En Honduras, este sábado, fue activada la alerta amarilla para dos departamentos del norte y el occidente del país y la alerta verde en el resto del territorio por las próximas 24 horas, acción tomada por las autoridades ante las fuertes lluvias generadas por la tormenta tropical Bonnie.

Según la Secretaría de Estado en los Despachos de Gestión de Riesgos y Contingencias Nacionales, la alerta amarilla que activa la vigilancia fue establecida para los departamentos Cortés y Santa Bárbara "por la circulación de los vientos de la tormenta que deja fuertes lluvias en el territorio nacional", mientras que la verde que promueve la prevención está siendo aplicada en los 16 departamentos restantes.

Para el Centro de Estudios Atmosféricos, Oceanográficos y Sísmicos (Cenaos), Bonnie se desplaza a unos 24 kilómetros por hora y se moviliza al oeste. Se espera que en las próximas 48 horas se fortalezca en el Océano Pacífico y se convierta en huracán de categoría 1.

"Las bandas nubosas de Bonnie estarán afectando la región sur, suroccidente, occidente y noroccidente del país para las próximas 24 horas y para las montañas del noroccidente se estiman lluvias puntuales entre 60 a 80 milímetros, con máximos de 100 milímetros en áreas altas de las montañas del departamento de Santa Bárbara y algunos sectores del departamento de Cortés", informó Cenaos.

Las autoridades temen un aumento en los caudales de los ríos fronterizos con El Salvador, producto de las lluvias que podrían alcanzar acumulados de 100 milímetros, en el occidente del territorio, por lo que han hecho un llamado a la población a "mantener la calma, permanecer vigilantes" y atentos a la información oficial.

26 incidentes en Costa Rica

La zona norte de Costa Rica fue la más afectada con el paso de la tormenta Bonnie durante la jornada de este sábado, dejando tras su paso 26 incidentes por inundación y más de 3.500 personas evacuadas a albergues por motivos de seguridad.

El paso por el país caribeño comenzó el pasado viernes y generó fuertes vientos y lluvias principalmente en el norte y con el pasar de las horas su intensidad ha ido mermando, permitiendo el regreso de la población a la normalidad.

"Tenemos un gran sentido de alivio de que, a pesar de que hubo daños y personas afectadas, esta tormenta no causó el daño que pudo haber ocasionado si hubiera seguido otra trayectoria", declaró en una rueda de prensa el presidente de Costa Rica, Rodrigo Chaves.

Por su parte la Comisión Nacional de Emergencia informó que mantendrán el estado de Alerta Roja en los cantones de Liberia y la Cruz en Guanacaste, por la influencia que la tormenta aún mantiene en el Pacífico del país.

Además, han recomendado a la población mantenerse alerta al transitar por las carreteras ante el peligro de caída de árboles, deslizamientos y la presencia de fuertes vientos, niebla y lluvia.

Nicaragua todavía en alerta

Ante posibles inundaciones y derrumbes, las autoridades de Nicaragua han continuado aplicando las alertas verde y amarilla, esto a pesar de que la tormenta tropical abandonó este sábado el territorio continental sin víctimas que lamentar.

Luego que Bonnie salió al océano Pacífico, el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos, advirtió a Costa Rica de posibles "inundaciones repentinas que pondrían en peligro la vida, además de deslizamientos de tierra".

Según el Sistema Nacional para la Prevención, Mitigación y Atención de Desastres de Nicaragua, fueron afectados 12 municipios del país todos ubicados al sur, Bonnie tumbó árboles, postes, tendido eléctrico, generó crecidas de ríos, deslizamientos de tierra, entre otras afectaciones.

El sistema informó también que se dispusieron 24 centros de albergue temporal en donde fueron acogidas más de 1.500 familias, así como también "casas solidarias" en donde se refugiaron otras 1.500.

Las autoridades prestarán principal atención a la Isla de Ometepe, ubicada en el Gran Lago de Nicaragua, pues cuenta con dos volcanes en sus faldas, dos centros urbanos y una gran cantidad de comunidades rurales. Otro de los puntos de vigilancia lo han establecido para el volcán Mombacho, que se encuentra en el Pacífico y que con anterioridad ya ha presentado derrumbes por el exceso de lluvias.

Sin embargo se mantendrán vigilantes en otras partes del país como el Caribe, el sur o el noroeste, ante posibles inundaciones o deslizamientos de tierra.

Con EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente