El Alentejo a pie, en bicicleta y por el agua, un destino deportivo por descubrir

turismo de alentejo
El Alentejo a pie, en bicicleta y por el aguaTurismo de Alentejo

Viajar ha subido muchos puestos en nuestra lista de prioridades después de estos años pero ya no viajamos igual. Nos gusta no sólo conocer el sitio, sino también experimentarlo. El turismo activo es una de las opciones más elegidas entre los españoles según los últimos datos del Estudio Men's Health sobre turismo y bienestar.

Pero, ¿qué entendemos por activo? Lejos de las vacaciones de hamaca y sombrilla, los nuevos viajeros quieren actividades deportivas, aventuras, scapadas con emociones, descubrir la cultura local, degustar sus productos, recorrer sus caminos... y para eso no hace falta irse al otro lado del mundo: nuestros vecinos los portugueses tienen rincones tan excitantes como el Alentejo.

Montemor-o-novo, historia y naturaleza a pie

"Hasta hace unos años, los españoles conocían el Alentejo como lo que hay entre Madrid y el Algarve", me comenta Paulo de la Oficina de Turismo de Montemor-o-Novo, "pero eso ha cambiado en los últimos años. El Alentejo es una zona por descubrir y lo puedes hacer a pie, en bicicleta, a través del agua o del cielo y, si es de noche, bajo las estrellas". Montemor-o-Novo es el primero pueblo alentejano de nuestra ruta y una pequeña joya digna de escenario de 'Juego de Tronos' o 'La casa del Dragón'.

montemor
Photo Enthusiast - Getty Images

Caminamos hasta el Castillo de Montemor-o-Novo, uno de los más grandes de Portugal, para conocer la leyenda de Vasco da Gama, y es que los documentos señalan que el marinero finalizó aquí los planes para su viaje a la India. Llama la atención el Paço dos Alcaides o las ruinas de la iglesia de Santa Maria do Bispo, desde donde se divisan las mejores vistas del paisaje alentejano. Campos de encimas, alcornoques, olivos, vides, vías de ferrocarril, caminos verdes...las llamadas 'ecopistas' que vertebran todo Portugal y que lo hacen uno de los destinos más interesantes para los amantes del senderismo y la naturaleza.

scenic view of agricultural field against sky
Gonalo Baptista / EyeEm - Getty Images

Recorremos a pie la Ecopista do Montado con sus 13 kilómetros aproximadamente que atraviesa el Sítio de Monfurado y nos quedamos con ganas de coger las bicicletas para hacer parte de los 45 kilómetros de Montemor-o-Novo de la Nacional 2, la gran ruta portuguesa que va de norte a sur (conocida como la Ruta 66 lusa) y que encuentra en este pueblo del interior una de sus mayores atracciones.

Se echa la noche y, como Paulo nos había advertido, las estrellas nos dejan seguir descubriendo sitios cargados de magia de este territorio. Para los que sueñen con dormir bajo las estrellas, se encuentra L'AND Vineyards, un resort para amantes de la astronomía, el vino y el diseño. El hotel ofrece un amplio rango de servicios para experimentar un relax absoluto y disfrutar de los cielos y los paisajes alentejanos. Y, por las noches, nada como dormir bajo el límpido cielo, pues las claraboyas de sus “Sky suites” permiten observar el firmamento incluso desde la cama.

l and vineyard
View Pictures - Getty Images

En bicicleta por Évora, sus dólmenes y sus bodegas

Con poderosas razones como ser Patrimonio de la Humanidad según la Unesco, Évora es la capital del Alentejo, centro político, económico y cultural de la zona... y una ciudad llena de oportunidades para hacer turismo activo. Podríamos haber elegido ir al aerodromo de Évora y poner a prueba nuestro vértigo pero el ciclismo nos atrae más para conocer los encantos de esta ciudad museo y sus alrededores.

bicycle wheel on field
Paulo Sousa / EyeEm - Getty Images

Nos cuenta sus encantos Jan, un holandés que cambió los campos de tulipanes por las amapolas que marcan los márgenes de los caminos alentejanos en cada una de sus excursiones a dos ruedas. Jan vive en una casa a las afueras de la ciudad y tiene un negocio de excursiones en bicicleta por todo el Alentejo donde enseña qué le enamoró de esta tierra.

"Todo el mundo conoce el Templo de Diana o el Palacio de Cadaval pero Évora tiene uno de los paisajes más bonitos de Portugal y los monumentos prehistóricos más importantes de la Península Ibérica", indica con acento guiri en un 'portuñol' de lo más encomiable. Jan nos lleva de ruta al Anta Grande de Zambujeiro, el dolmen más grande de Portugal, al Crómlech de Almendres, uno de los monumentos de su género más importantes en Europa, y de ahí a Fita Preta, que no es prehistoria sino una de las bodegas con más futuro del Alentejo.

almendres cromlech, megaliths, evora, portugal
joe daniel price - Getty Images

En 2016, António Maçanita compró el Paço do Morgado de Oliveira, un castillo del s.XIV casi en ruinas que hoy ha convertido en una de las bodegas más interesantes de la D.O de Vinho do Alentejo: Fita Preta. Formado en California, Australia o Burdeos, este joven consiguió no sólo volver a producir vino en el castillo, sino convertirlo en uno de los destinos de enoturismo más relevantes del país luso. Catas y mucho más, Fita Preta es un buen lugar para hacer parada, tomar aire y degustar productos locales y experiencias vitales. No olvidarse de probar Sexy, uno de sus best-seller, pero con moderación que hay que volver en bicicleta.

El Alqueva, el gran lago de los deportes acuáticos

Muy cerca de Extremadura, casi en la frontera, una gran extensión de agua se topa en nuestro camino. El Alqueva es el lago artificial más grande de Europa occidental, construido en el río Guadiana, y un punto cardinal de los amantes de los deportes acuáticos.

alqueva
ARoxo - Getty Images

Desde Monsaraz, un encantador pueblo medieval muy bien conservado en la orilla derecha del lago, descubrimos esta gran lámina de agua con múltiples posibilidades: vela, ski wakeboard, piragua, kayak... y también tumbonas, chiringuitos y embarcaderos en sus increíbles playas interiores entre zonas boscosas.

dark sky alqueva 2
José Mendes - Getty Images

Y para acabar, alquilar un barco-casa y dormir bajo las estrellas. El turismo Starlight ha crecido como la espuma gracias al Observatorio Dark Sky Alqueva, en el municipio de Cumeada del Alentejo, muy cerca del embalse. Las excepcionales condiciones atmosféricas y el aislamiento de la zona posibilita ver un firmamento único. El centro está equipado con telescopios de última generación para observaciones solares y astronómicas pero éxiste la posibilidad de hacer todo un safari estelar por la Osa Mayor, la Osa Menor, Casiopea o las constelaciones de Acuario y Pegaso a simple vista. Todo un viaje espacial sin salir del Alentejo.