La alemana Gesa Krause corre una 'San Silvestre' en el quinto mes de embarazo

gesa krause corre embarazada
Corre un 5K en el quinto mes de embarazopicture alliance - Getty Images

"Estoy embarazada, no enferma", proclama Gesa Kraus, que a sus 30 años ha sido dos veces campeona de Europa de 3.000 metros obstáculos (2016 y 2018), dos veces bronce mundial (2015 y 2019) y tres veces finalista olímpica (Londres, Río y Tokio), y ahora espera su primer hijo.

Y su estado no le impide seguir corriendo. En el quinto mes de embarazo, el pasado sábado corrió una carrera popular de 5 kilómetros, la Bitburger 0,0% Silvesterlauf, una especie de San Silvestre alemana en Tréveris, una ciudad 110.000 habitantes cerca de Fráncfort y pegada a la frontera con Luxemburgo, y la terminó en 17:31 minutos, que no son los 15:24 que tiene en pista, pero son muy destacables dada su prominente barriga.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

"Tuve algunos problemas de aire al final, mi yo normal acelerado a toda velocidad para adelantar, pero no esperaba correr tan rápido en la semana 22 de embarazo, eso me hace sentir orgullosa y feliz y muestra lo que hay en mi", explica Krause al medio alemán DW tras su 20º puesto en la prueba.

Krause, una atleta conocida en Alemania dado su palmarés, fue especialmente aclamada por el público y habló de cómo fueron las primeras semanas de su embarazo: fatiga, naúseas, falta de fuerza. "Cuando descubrí mi estado, pensé que mientras no estuviera gorda podría seguir trabajando como antes, pero hubo días en los que me levanté y no podía hacer deporte, ni siquiera caminar. Esto me dio una perspectiva nueva sobre mi misma y mi cuerpo".

gesa krause corre embarazada
picture alliance - Getty Images

La obstaculista teutona ha reducido el kilometraje de 140 a 60 kilómetros a la semana, pero está muy feliz del apoyo recibido por su familia y la confianza de los patrocinadores y está contando en las redes sociales cómo es el proceso. Krause será madre en primavera y espera poder retomar después el atletismo con normalidad para competir en sus cuartos Juegos Olímpicos en París. La espinita de la medalla aún permanece.