Aleksandr Sorokin bate el récord mundial de 100 kilómetros en pista a un ritmo de 3:39

·2 min de lectura
Photo credit: -
Photo credit: -

Correr 100 kilómetros sobre el tartán de una pista es algo bárbaro. Para Aleksandr Sorokin parece algo bastante sencillo de hacer porque ha demostrado una vez más que es todo un titán. El ultrarunner lituano suma un nuevo récord a su historial deportivo tras terminar la distancia en un tiempo de 5 horas, 5 minutos y 4 segundos en la Centurion Running Track 100 (Gran Bretaña), batiendo así el anterior récord mundial de 100K en casi cinco minutos del japonés Nao Kazami de 6h09:14 que lo tenía en su poder desde 2018.

El ritmo del nuevo récord mundial de 100K de Sorokin es de 3:39 minutos por kilómetro, lo que equivale a correr dos maratones seguidas en 2:32:33. Según su actividad en Strava, su objetivo era salir a un ritmo de 3:40/km, pero descubrió que se sentía bien a los 70 kilómetros, subiendo el ritmo a 3:30/km.

Sorokin, que el pasado mes de septiembre cumplió 40 años, está construyendo una carrera legendaria en el ultrafondo: tiene el de 100 milles (11h14:56) y 12 horas (177 kilómetros) logrados el mismo día de enero de este año y el verano pasado logró el de las 24 horas (309,4 kilómetros) que le quitó a un mítico como el griego Yiannis Kouros.

Sorokin batió el récord a pesar de la odisea en que se convirtió su viaje a Gran Bretaña. Según ha contado en su Instagram, su vuelo llegó con retraso, le falló el taxi que tenía contratado y el hotel reservado estaba cerrado. Como no encontraba alojamiento cerca, cogió un colchón y se fue a dormir a un parque hasta que la siguiente noche, antes de la carrera, pudo por fin dormir bajo techo.

El ultrafondista lituano contó en una entrevista con Irunfar que de joven hacía piragüismo y como no se le daba bien, dejó el deporte y los hábitos sanos. Fumó, bebió, se fue más allá de los 100 kilos hasta que un día de 2012 decidió aparcar todos esos vicios y empezar a correr. Cuando vio que existía una carrera de 100 kilómetros, se retó a hacerla. Eso sí, a pesar de sus récords correr no es su principal ocupación, ya que se gana la vida como crupier en un casino de Lituania.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente