Alejandro Nones, el enigmático galán que no oculta su gran pasión

·7 min de lectura
Alejandro Nones
Alejandro Nones, un actor venezolano con múltiples aristas (Pablo Cuadra/Getty Images)

Alejandro Nones es uno de los actores del momento. Sus series 'Quién mató a Sara' y 'Malverde' tienen atrapados a los suscriptores de Netflix y a cada rato se viraliza uno de los bailes que hace en TikTok con el elenco de su próximo proyecto, la segunda parte de la exitosa telenovela 'Corona de Lágrimas'. Claro, también ha estado en la boca de todos por su relación supuestamente romántica con Geraldine Bazán.

Sin embargo, este artista venezolano tiene una pasión menos conocida, que ha intentado presentar en redes sociales, pero que pocos conocen. No es lo único con lo que podría sorprender a sus fans. Nones es un hombre multifacético y enigmático. Es de esos famosos que ofrece pistas de su vida privada, para que solo quien de verdad esté interesado vaya tras ella y descubra su versión más íntima.

En una entrevista con Yahoo Vida y Estilo, Nones se reía cuando le pregunté la razón de tanto misterio. "Es que yo quiero que se me conozca por mi trabajo. Lo demás no creo que debería interesar", explicó. Sus aspiraciones en estos tiempos consolidan mi percepción de que tiene una versión romántica de su profesión, más cercana al 'Old Hollywood' que a las realidades de una cultura que desnuda a las celebridades.

No hay duda de que esa pared con la que protege su intimidad lo hace más interesante y obviamente pica la curiosidad. No me quedó más que ponerme a investigar y descubrí cuál es su verdadera pasión.

La música, el inicio de su carrera artística

Alejandro Rafael Nones Marcano nació en Caracas, Venezuela, el 9 de diciembre de 1982. Desde pequeño le intrigó la carrera artística, pero por la vía de la música. De hecho, en la adolescencia participó en un grupo musical navideño, que tocaba gaitas, el nombre de un género de música tropical que solo se canta en las celebraciones de fin de año en ese país sudamericano.

A los 17 años fue aceptado en la Escuela Nacional de Arte de Cuba, la principal institución académica de las artes en la isla, situada en La Habana. Fue allí, mientras cursaba percusión donde fue descubierto por representantes de la industria mexicana del modelaje, cuando vieron algunos de las fotos que le habían hecho en la isla.

A pesar de que salió de Venezuela aún siendo un adolescente, Nones mantiene un estrecho vínculo con su país, sus amigos allá y, por supuesto, su familia.

México lindo y querido

Los pininos en las pasarelas y estudios fotográficos pronto lo llevaron hacia la actuación, otro de sus sueños. "Las artes escénicas me dan vida. La música también, pero las dos facetas no compiten. En este momento no tengo más que agradecer por la maravilla que estoy viviendo como actor", expresó. Piensa que aún le falta mucho y aunque tiene la mira puesta en Europa y Hollywood, no despega los pies de México, un país al que también considera suyo y con el que siente que tiene “una gran deuda”.

“Desde hace mucho tiempo México es mi casa y es el punto de partida de muchas cosas, en especial porque yo nunca hice carrera en Venezuela. Esta es mi patria profesional por siempre”, subrayó.

Alejandro Nones en un desfile de modas en México en el 2009. (Photo by Victor Chavez/WireImage)
Alejandro Nones en un desfile de modas en México en el 2009. (Photo by Victor Chavez/WireImage)

Esa carrera comenzó con 'Así el precipicio', una película de 2006 protagonizada por Ana de la Reguera, en la que también trabajó Rafael Amaya, con quien luego volvería a compartir en 'Malverde'. Aunque tenía un papel de reparto, logró llamar la atención de los ejecutivo de Televisa, quienes le enviaron al Centro de Educación Artística de Televisa (CEA) y luego lo contrataron para formar parte del elenco de 'Lola, érase una vez', la telenovela que lanzó las carreras de Aaron Díaz y Eiza González.

“Tengo muy buenos recuerdos de todos mis proyectos”, aseguró y confesó que a veces se sorprende de los “maestros” con los que ha trabajado.

Corona de actor

En 2012, Nones consigue su primer papel icónico. Como el frío y malvado Patricio, el hijo mayor de Victoria Ruffo en la exitosa telenovela 'Corona de Lágrimas', el actor venezolano se destacó y demostró los múltiples colores de su músculo histriónico.

Una década después, Alejandro Nones vuelve a estar en los zapatos de Patricio Chavero y es imposible no pedirle que mire hacia atrás. Y sí, "la vida me ha dado lo que he pedido, pero siento que ahora recién estoy terminando de armas las bases de mi carrera", indicó.

Son unas bases que parecen más que sólidas. Después vino el iracundo y descontrolado narcotraficante Óscar Lucio en 'La Piloto' y el psicópata Johnny Corona en 'Amar a muerte'.

Alejandro Nones y Arap Bethke como los hermanos Lucio en
Alejandro Nones y Arap Bethke como los hermanos Lucio en "La Piloto".

"Disfruto mucho hacer ese tipo de personajes que puedo ir construyendo con ropa, acentos, hasta formas de caminar. Por eso en las telenovelas los malos son más interesantes. Son los que te dan todas esas posibilidades", explicó.

Sin embargo, ya tenía ganas de cambiar y allí llegó Rodolfo Lazcano y la revolución que causó la serie de Netflix 'Quién mató a Sara'.

El camino a la cima

"Rodolfo no tiene nada que ver con mis personajes anteriores, aunque reconozco que en la primera temporada algunos pudieran pensar que era otro de mis malvados. Eso sí, es muy intenso", dijo Nones, quien admite que jamás se le ocurrió que su vida sería tan impactada por el hermano mayor de los Lazcano.

"Él es un personaje complejo, claro, pero Rodolfo es otro tipo de torturado y no ha dado el paso final hacia la maldad de su papá, por ejemplo", describió Nones y celebró que el éxito de 'Quién mató a Sara' le permitiera contar quién era su personaje de una forma “redonda y completa”, pues tener tres temporadas es “un lujo”.

Claro, no es lo único que tiene que agradecerle al público de Netflix, la serie escrita por el chileno José Ignacio 'El Chascas' Valenzuela y protagonizada por el colombiano Manolo Cardona y los mexicanos Carolina Miranda y Eugenio Siller, además de Nones, ha sido un fenómeno mundial cuya tercera y final temporada se estrenó a finales de mayo de 2022.

“Ha sido una locura total”, reconoció Nones, quien estaba en Francia cuando se estrenó la tercera temporada de la serie. “Ese fue el primer país fuera de Latinoamérica en la que la serie alcanzó el primer lugar y había mucha expectativa. Fue muy lindo ver cómo la recibían en Europa”, manifestó.

Estar en Netflix le ha puesto a la vista de productores y directores de casting a nivel mundial. "Es un privilegio", reconoce, aunque por ahora su prioridad es Patricio y 'Corona de Lágrimas 2'.

Amores secretos

Pocos famosos han logrado mantener el hermetismo en lo que se refiere a su vida personal como lo ha hecho Alejandro Nones. Los titulares de las publicaciones de chismes rara vez incluyen su nombre. La excepción es cuando está haciendo algún proyecto y le relacionan con sus parejas de ficción. Ya pasó con Martha Julia cuando hacían la primera época de 'Corona de lágrimas'.

En esta segunda, su pareja es Geraldine Bazán y los rumores sobre su romance no solo abundan, sino que han sido alimentadas por viajes juntos y gestos cariñosos.

El actor también ha sido vinculado con la actriz colombiana Danna García y la empresaria considerada la mujer más rica de México María Asunción Aramburuzabala.

Los años de relaciones con la prensa han convertido a Nones en un experto en esquivar preguntas personales. Aunque no de todos los temas. Solo de los que tienen que ver con su corazón.

Su cara se transforma cuando habla de sus padres y sus sobrinos. La playa, la música y los bailes también lo emocionan, pero su verdadero amor secreto es la comida. "Es mi pasión, yo soy un 'foodie' profesional. Creo que si no pudiera disfrutar de la comida me muero", expresó. Esa pasión la comparte en la cuenta de Instagram @AleNonesEats.

Allí coloca sus aventuras culinarias por todas partes del mundo, pero muy pocos de sus fans lo han acompañado. Mientras que en su cuenta principal en Instagram tiene más de un millón de seguidores, en la de comida no llega a los 30.000. Así que ahí está, el verdadero amor secreto de Alejandro Nones es la comida.

Le pregunté si le interesaría tener un programa que fusiones viajes y comidas, tipo los que desarrolló el fallecido chef estadounidense Anthony Bourdain, o el actor Stanley Tucci. "Eso sería perfecto para mí", reconoce con una gran sonrisa. Es una idea por la que se puede apostar.

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR

EN VIDEO: Así es la vida actual de Imanol Landeta, alejado por completo de los escenarios

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente