Alberto y Charlene de Mónaco, ¿cómo pasarán su Navidad más complicada?

Se presentan unas navidades inusuales para la familia real monegasca. Aún es una incógnita si la princesa Charlene se encontrará en condiciones para reunirse con su marido y sus hijos en esas fechas. En cualquier caso, es de esperar que ,aún produciéndose el esperado reencuentro, se encuentre todavía limitada por su proceso de recuperación. De momento, a falta de nuevas noticias sobre su evolución, todo apunta a que no estará en el tradicional pistoletazo de salida a la Navidad que en el Principado lo marca la ceremonia del árbol de Navidad en la escalinata del palacio. También es muy probable que no veamos escenas tan divertidas y familiares como las que ofrecieron en el christmas del pasado año.

Alberto de Mónaco asegura que sus hijos verán a Charlene 'en cuanto sea posible'

Charlene de Mónaco y su hijo
Charlene de Mónaco y su hijo

Tampoco fueron unas fiestas habituales las de 2020, como no lo fueron para casi nadie, debido a la pandemia global, pero lo cierto es que los Grimaldi lograron arrancar a más de uno una sonrisa. Imposible olvidar al príncipe Alberto calzado con unas crocs y un disfraz de Papá Noel en el que, por suerte para él, le perdonaron la barba blanca, rodeado por su mujer, sus hijos, su hermana la princesa Estefanía y sus sobrinos. Es difícil que la situación nos permita disfrutar de una estampa similar este años, ya que a los problemas de Charlene, se suma que el coronavirus está alcanzando niveles preocupantes en muchos países centroeuropeos, entre ellos Mónaco. Por esta razón, los pequeños Jacques y Gabriella han sido escolarizados en casa hasta que la situación se estabilice.

VER GALERÍA

Familia Grimaldi
Familia Grimaldi

"Puedo decir que estaba sufriendo una fatiga increíble. No podía dormir bien durante varios días, no estaba comiendo bien tampoco. Ha perdido mucho peso, lo que la hace más vulnerable a las enfermedades, como catarro, gripe o, Dios nos libre, COVID", así hablaba recientemente el Príncipe sobre la delicada salud de su esposa en People. Teniendo en cuenta que sus hermanas Carolina y Estefanía han estado ahí para acompañar al soberano en sus tareas o viajes siempre que ha sido necesario, no sería de extrañar que también estuvieran a su lado estas navidades, en caso de que no fuese recomendable para su mujer abandonar el centro en el que se encuentra actualmente.

Charlene de Mónaco regresó a Mónaco el pasado ocho de noviembre tras más de medio año tratándose una grave infección otorrinolaringológica. Se esperaba que su vuelta marcase su reincorporación a la vida pública pero el esperado reencuentro familiar no duró demasiado. La Princesa sufría un "profundo agotamiento", tal como contó su marido por lo que no solo decidió retirarse de la vida pública, sino que consideró que lo mejor era seguir su recuperación en un centro fuera del Principado para preservar su privacidad. Cuenta con el apoyo incondicional del príncipe Alberto, que ha insistido hasta la saciedad que no hay ninguna crisis matrimonial como trasfondo de su larga ausencia y, por supuesto, con el cariño de sus hijos que protagonizaron el momento más emotivo en el Día Nacional de Mónaco. Los pequeños, que están a punto de cumplir siete años mostraron desde el balcón de palacio sendas cartulinas dibujadas por ellos mismos en las que se podía leer: "Te echamos de menos" y "Te queremos, mami".

Haz click para ver el documental de Charlene de Mónaco, su capítulo monográfico de la serie Royals. Puedes ver más en la nueva plataforma de vídeo ¡HOLA! PLAY, donde encontrarás programas de cocina, moda, decoración y documentales biográficos de ‘royals’ y ‘celebrities’. ¡No te lo pierdas!