Alberto, el amigo especial del maestro Joao, se siente utilizado: "Me ha roto el corazón"

Las cuentas pendientes del maestro Joao podrían saldarse a partir de la noche del jueves. El concursante de GH VIP 7 está nominado junto a su compañera del alma, Adara, a quien su tonteo con Gianmarco y la pesadilla que se está viviendo fuera con su ahora ex pareja, Hugo Sierra, podrían costarle caro. Los dos han protagonizado sus propias telenovelas. Ella dejando al padre de su hijo como un hombre que no quiere trabajar ni la desea sexualmente, y él yendo y viviendo entre las rupturas y reconciliaciones exprés con Pol Badía y el recuerdo del hombre misterioso que tiene fuera.

Que ya no es tan misterioso. Alberto Armenteros salió a la palestra después de que el maestro Joao diera a conocer que había un tercero en su vida. Primero pasó por los platós de Mujeres y hombres y viceversa, asegurando que mantenían una amistad especial y que lo estaría esperando. Ahora, cuando su amor platónico podría salir de la casa de forma inminente, reaparece a través de una entrevista a la revista Lecturas, en donde no se deja nada en el tintero.

Como ya dijera en el programa de citas de Cuatro, mantiene que nunca ha estado sexualmente con un hombre, incluyendo a Joao, pero después de defenderlo en el pasado, ahora se consuela como víctima de una trama que puede dejarlo con el corazón roto y mal parado. Y es que los ojitos cariñosos y las reconciliaciones continuas entre Joao y Pol en los días que estuvieron juntos en la casa han hecho mella en él y ya no sabe si confiar o no.

El operario de fábrica asegura haberse quedado sin trabajo por culpa de la exposición pública provocada por la revelación del maestro Joao, sacándolo del armario sin su consentimiento. “Me dijo que no iba a hablar de mí” asegura a la revista. “Y ahora dice que si yo hablo me va a dejar de lado. ¡El que me ha sacado del armario ha sido él!” sentencia.

Cuenta que la relación comenzó como una amistad y que Joao le hacía sentir “escuchado”. “Se preocupaba mucho por mí, eso es lo que me enganchó de él”. Una frase que bien podemos comprobar en la casa, en donde se ha vuelto confidente y consejero de Adara, una especie de Celestina y psicólogo para todos los males.

Alberto afirma que es “muy desconfiado” porque tiene “miedo que me utilicen”, y al ver que Joao tenía una relación pública con Pol a través de fotos de Instagram, le dio una especie de ultimátum. “Le dije que si yo iba a tener algo con él, a ese chico lo tenía que dejar. Me prometió que lo haría” sentencia y que decidió que debían conocerse mejor antes de tener relaciones sexuales, aunque Joao “intentaba meterle mano”, como cuenta Alberto. Aunque confiesa que se han besado, él se resistió a los avances, debido a esa desconfianza: “Si me acuesto con él y, al día siguiente, se va con Pol cuando salga de ‘GH’ lo reviento”.

La gran revelación de Alberto llega cuando es hora de hablar del tercero en discordia, Pol. Afirma que el joven conocía de su existencia en la vida de Joao y que su sorpresa televisada al conocerse su presencia en la historia fue “un numerito”. Pero la telenovela vivida en la casa le está pasando factura, se siente “utilizado” por Joao hasta el punto de que está sufriendo ataques de ansiedad y lloreras por culpa de la impotencia. Asegura sentir que se estaba burlando de él cuando Joao pidió una hora sin cámaras con Pol.

Alberto culmina definiéndose como bisexual, y tira la piedra sobre el tejado de Pol acusándolo de mantener relaciones con otro hombre antes de entrar al reality. “Se acostaban cuando venía a ver a Joao los fines de semana”.

Siente que Joao le ha roto el corazón y quiere que se decida. Ya.

Para seguir leyendo:

La escena de celos de Pol Badía pone en peligro la estancia del maestro Joao en la casa

Hugo advierte a Adara que luchará por su bebé mientras que la concursante despotrica sobre la relación en GH VIP

Jorge Javier arremete contra el hermano de Gianmarco: "Con un poco de suerte no tendremos que volver a ver a Luca"