Alarmante: el 60 por ciento del país está bajo sequía

La sequía se acentúa cada día más en gran parte del territorio nacional, las proyecciones de producción de los diferentes cultivos no dejan de caer y en muchos establecimientos no hay que darles de comer a los animales. Es el tercer año consecutivo de déficit hídrico, y no afloja. Todos los pronósticos señalan que La Niña y la falta de lluvias comenzarán a ceder entre febrero y marzo, y los números del déficit hídrico son alarmantes.

Según la Bolsa de Comercio de Rosario se espera la peor cosecha de los últimos siete años. La estimación de producción triguera cayó 1,9 millones de toneladas de octubre a noviembre, previéndose un total de 11,8 millones de toneladas, un volumen inferior al ciclo 2017/18.

Según el monitoreo que lleva adelante el Sistema de Información sobre Sequías para el Sur de Sudamérica (SISSA), al 5 de noviembre, el 60%, de la superficie de Argentina, 1.499.780 de kilómetros cuadrados, se encontraba en sequía.

El 10,13% de la superficie (más de 253.688 kilómetros cuadrados), atraviesa una sequía excepcional; en el 14,28% del área (más de 357.624 km2) la condición es extrema; en el 11,36% (284.617 km2), severa; en el 12,55% (314.367 km2) moderada; y el 11,56% (289.484 km2) del país está anormalmente seco. En tanto, el 40,13% del territorio nacional escapa de esta condición.

La zona núcleo, la principal región agrícola, está seriamente afectada por el déficit hídrico. En la provincia de Santa Fe no hay ni una hectárea que no esté seca: el 18,87% de la provincia de Santa Fe sufre una sequía excepcional, en el 37,14% del área es extrema, en el 36,91% es severa y en el 7,07% moderada.

Por su parte, Entre Ríos, atraviesa una sequía excepcional en el 36,64% de su superficie, la mitad de la provincia está en una situación extrema y el 12,86% en condiciones de déficit severo.

s
s

La sequía se acentúa cada día más en gran parte del territorio nacional

El 60 por ciento del país está bajo sequía: impacto económico

En tanto, el 38,30% del territorio de la provincia de Buenos Aires se encuentra padeciendo una sequía excepcional; el 36,85%, extrema; un 8,98%, severa; en un 5,37% moderada, mientras que en un 5% del área la situación está categorizada como anormalmente seca.

El 5,75% de la superficie de Córdoba sufre una sequía extrema; el 16,29%, severa; el 33,46%, moderada; el 27,25%, está anormalmente seca.

El analista económico Salvador Di Stefano explicó a iProfesional que se perderían más de 10.000 millones de dólares de exportaciones y el caso es más grave que la sequía del 2008 porque está es la tercera sequía en tres años seguidos y afectará mucho a la cosecha de trigo que de acuerdo a las estimaciones del especialista pasará de una cosecha de unos 23 millones de toneladas del año pasado a unas 13 toneladas este año y por solo eso se perderían unos 3.000 millones de dólares. Esto impactará mucho en la inflación porque subirá fuerte el precio de la harina. 

Di Stefano señaló que "la actual  campaña de trigo no le va a dar al BCRA los dólares que necesita para transitar con tranquilidad el verano y en lo que hace  a la de maíz y la soja hubo muy poca siembra de primera y la venta de soja y maíz tardío se puede atrasar si no llegan las lluvias rápido. Esto repercutirá en una suba de los costos del sector agropecuario y va a llegar también a impactar en la inflación de los próximos meses lo que puede dificultar los acuerdos de precios que busca el gobierno". 

En tanto, de acuerdo a los datos del economista Ricardo Arriazu, la sequía le generaría a la Argentina una gran pérdida de dólares para el país. "Si la sequía fuese parecida a la del 2008 las exportaciones de granos caerían unos 8.000 millones de dólares" explicó Arriazu.