Alana 'Honey Boo Boo' Thompson se someterá a una cirugía estética para bajar de peso

·2 min de lectura
Honey Boo Boo credit:Bang Showbiz
Honey Boo Boo credit:Bang Showbiz

Alana Thompson, mejor conocida como "Honey Boo Boo", está abriendo camino hacia una versión más saludable de sí misma, preparándose para un procedimiento estético, cuando cumpla 17 años en agosto próximo.

La estrella de la telerrealidad confirmó a Entertainment Tonight que la cirugía está "en proceso", pero aún no se ha decidido por completo.

A principios de esta semana surgieron rumores que aseguraban que la estrella de TLC podría someterse a una gastroplastia endoscópica en manga, la cual tiene un costo de 13.000 dólares.

"Sólo quiero asegurarme de que es algo que realmente quiero hacer antes de ir y hacerlo. Quiero asegurarme de que no es algo que va a matarme”, explicó la joven de 16 años.

Thompson, que supuestamente espera pasar de 125 a 68 kilos, es consciente de que es necesario un cambio de estilo de vida que acompañe a la cirugía para mantener los resultados deseados.

"Sé que puedo ir al gimnasio, que debo hacer dieta y que debo hacer todo eso para perder mi peso. Lo he intentado. Tengo que decir que lo he intentado, pero sé que no tengo motivación. No tengo motivación para seguir yendo al gimnasio todos los días. No tengo motivación para seguir comiendo de forma saludable. Creo que no tengo motivación y siento que la cirugía sería la forma más fácil de perder peso rápidamente”, añadió Thompson.

Mama June Shannon, madre de "Honey Boo Boo", se sometió a una cirugía de pérdida de peso en 2017 que se documentó en la emisión 'Mama June: From Not to Hot'. Sin embargo, no pudo mantener su peso ideal, pero la protagonista de 'Here Comes Honey Boo Boo' cree que para ella todo será diferente.

"Si sigo adelante con la cirugía, creo que estaría dispuesta a cambiar mi estilo de vida. Mi doctor me dijo que básicamente perderé 45 kilos instantáneamente, pero tengo que cuidarme", reveló a ET, señalando cómo la genética ha dificultado su pérdida de peso.

"La genética ha jugado un papel muy importante en mi condición. Desde pequeña tomaba esteroides, estaba enferma todo el tiempo. Siempre tuve que medicarme, así que siempre fui una niña más grande por eso. Y luego mi madre dice que tiene una cosa llamada linfedema -hinchazón en brazos o piernas causada por una obstrucción del sistema linfático- que supuestamente le hace tener algo de grasa en el cuerpo. Así que eso podría impedirme perder peso, pero no lo sé".

Dos de las razones por las que Thompson podría desistir de la operación es el miedo a la anestesia y a una dolorosa recuperación.

"Estoy muy nerviosa. ¿Y si no me despierto? ¿Y si algo sale mal? También estoy muy nerviosa por el dolor. El dolor y yo no somos buenos. El dolor no es mi amigo".

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente