Alan Moore considera que la actual cultura de los superhéroes es "vergonzosa" y "preocupante"

Si recientemente Martin Scorsese levantó una polvareda de controversia al negar que las películas de Marvel sean cine, ahora unas antiguas declaraciones de Alan Moore, el genial creador de cómics tan influyentes como Watchmen o V de Vendetta, han reavivado el debate en torno a la importancia de este tipo de películas.

Alan Moore, creador de cómics tan influyentes como Watchmen, condena la actual cultura de superhéroes cinematográficos. (Imagen: Flickr @acb / CC BY-NC-SA 2.0)

En una entrevista de 2017 con la publicación brasileña Folha de São Paulo que ha vuelto a salir a la luz tras ser traducida al inglés en el Alan Moore blog, el autor opina que la actual cultura popular de los superhéroes es a la vez “vergonzosa” y “preocupante” y llega a defender la teoría de que El nacimiento de una nación, la histórica película supremacista y pro-KKK de D. W. Griffith, puede ser considerada la primera película de superhéroes.

Y es que Moore considera que los superhéroes actuales “parecen estar sirviendo a un propósito diferente y satisfaciendo diferentes necesidades” que irían mucho más allá de la intención original de “estimular la imaginación de un público de 12 o 13 años”.

Los propios superhéroes –mayormente escritos y dibujados por creadores que nunca han defendido sus propios derechos frente a las compañías que los emplean, y mucho menos los derechos de gente como Jack Kirby, Jerry Siegel o Joe Schuster– parece que son empleados como compensadores de cobardía, quizá un poco como un revólver en la mesita de noche”, dijo en la entrevista.

También destacaría que excepto un puñado de personajes (y creadores) no blancos, estos libros y estos personajes icónicos siguen siendo mayormente el sueño supremacista de la raza superior. De hecho, creo que puede defenderse que El nacimiento de una nación, de D. W. Griffith, fue la primera película americana de superhéroes, y el punto de inicio de todas esas capas y máscaras”.

Estas antiguas declaraciones de Moore han desatado un intenso debate en las redes sociales, con muchos fans apelando a la sabiduría del maestro y al respeto que sus palabras infunden –sé esté o no plenamente de acuerdo con ellas. Otros, en cambio, señalan que probablemente Moore no haya visto cintas recientes como Vengadores: Endgame o Spider-Man: Lejos de casa –y que si lo hiciera, cambiaría de opinión.

Recordemos que en 1986 Moore creó Watchmen junto al dibujante Dave Gibbons y el colorista John Higgins. Aquella reinvención de los héroes enmascarados está considerado uno de los títulos más importantes de la historia del cómic y el principal responsable de la maduración del género de superhéroes –junto con El regreso del caballero oscuro, de Frank Miller.

La aclamada serie de Watchmen continúa la historia creada por Alan Moore sin contar con la bendición de este. (Imagen cortesía de HBO)

Y como bien saben los seriéfilos, el pasado 20 de octubre la cadena HBO estrenó su esperada serie de Watchmen, una continuación de la historia de Moore que sigue la desintegración de un grupo de superhéroes cuando uno de sus miembros es asesinado y se avecina la 3ª Guerra Mundial, con una conspiración global cerniéndose sobre todo y todos.

Hay que destacar que Moore siempre ha pedido expresamente que su nombre no aparezca en ninguna adaptación de sus obras antiguas, y también que ha rechazado expresamente dar su bendición a la serie. Y a pesar del éxito de crítica que ésta ha cosechado, a día de hoy Moore sigue sin haber expresado públicamente su opinión sobre la misma.

Más historias que te pueden interesar: