Al morir, ¿donarías tus órganos y tejidos?

España ha revalidado su liderazgo mundial en donación de órganos (por vigésimo quinto año consecutivo), descubre qué nos mueve a hacerlo y si tú tendrías las cualidades para ser donante

<b> Ayudar a otros que lo necesiten y salvar vidas</b> es el principal motivo por el que los españoles donarían sus órganos y tejidos tras su fallecimiento. (Foto: Shutterstock)
Ayudar a otros que lo necesiten y salvar vidas es el principal motivo por el que los españoles donarían sus órganos y tejidos tras su fallecimiento. (Foto: Shutterstock)

En 2016 se realizaron un total de 126.670 trasplantes de órganos en todo el mundo, un 5,8 por ciento más que el año anterior, según los últimos datos publicados por el Registro Mundial de Trasplantes que gestiona España, que un año más ha revalidado su liderazgo mundial al situarse a la cabeza tanto en trasplantes como en donaciones.

Las donaciones de nuestro país representan el 18,5 por ciento de las efectuadas en la Unión Europea y el 6,6 por ciento de las registradas en todo el mundo. Con 2.019 donantes y 4.818 órganos trasplantados en el año 2016, España supera ampliamente las cifras del resto de países.

“Siempre hay que transmitir la importancia de la participación ciudadana, y basarse en el concepto de reciprocidad, hoy por ti y mañana por mí, porque hay muchos motivos para participar en la donación”, explica Beatriz Domínguez Gil, directora general de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT).

Por todo ello y con motivo del Día Mundial del Donante de Órganos y Tejidos, que se celebró este pasado 14 de octubre, IMOP y Berbés Asociados (agencia especializada en salud y consumo) han realizado una encuesta para conocer la opinión de los españoles en este sentido, así como sus motivaciones e ideas para mostrarse a favor o en contra de la donación.

Según los resultados obtenidos, un 65 por ciento de los españoles donarían sus órganos y tejidos tras su fallecimiento. Entre ellos destaca la población de entre 25 y 34 años (77 ciento), mientras que los menos favorables son los mayores de 65 años (52 ciento).

Además de este porcentaje de la población, un 16 ciento afirma que no donaría y el 19 ciento restante no sabe o no ha querido contestar a la pregunta.

Centrándonos en el grupo de españoles que sí se haría donante tras su muerte, las causas que les estimulan son variadas. La más destacada radica en ayudar a otras personas que lo necesiten y salvar vidas (92 por ciento).

España, líder mundial en donación y trasplantes, ha presentado ante la ONU un proyecto de Resolución para hacer efectiva en todo el mundo la lucha contra el tráfico de órganos y el turismo de trasplantes. (Foto: Getty)
España, líder mundial en donación y trasplantes, ha presentado ante la ONU un proyecto de Resolución para hacer efectiva en todo el mundo la lucha contra el tráfico de órganos y el turismo de trasplantes. (Foto: Getty)

Otras razones que esgrimen para la donación tras la muerte serían que tras el fallecimiento los órganos y tejidos no son necesarios (5 por ciento) o para favorecer la investigación científica (4 por ciento), entre otras.

Lo que está más que demostrado, según afirma la directora general de la ONT, es que “En España la solidaridad de los ciudadanos es una realidad y el éxito de los trasplantes sería imposible sin ellos”.

Sin embargo, también hay que hablar del grupo reacio a la donación tras la muerte, que se ‘justifica’ afirmando que sus órganos no son válidos por enfermedad (27 por ciento), por miedo a pensar en la muerte (15 por ciento) o porque no se lo han planteado (13 por ciento).

Otras opciones que señalan para no mostrarse dispuestos a donar son causas religiosas o ideológicas, por miedo al maltrato del cuerpo en la extracción de los órganos, por evitar trámites administrativos a sus familiares o por el tráfico clandestino de órganos. Además, un 6 por ciento indica otras opciones y un 24 por ciento no sabe o ha querido contestar a la pregunta.

Donación en vida
Además de los datos positivos de España en la donación de órganos tras fallecimiento, también es importante no dejar de lado la donación de órganos completos y parciales en vida. En este caso, es importante tener en cuenta que aunque muchas personas están dispuestas a ser donantes en vida, no todas poseen las cualidades necesarias para ello.

En el caso de la donación de órganos en vida el riñón es, sin duda, el más común cedido por donantes vivos. Otros órganos que se pueden donar son un lóbulo de un pulmón y partes del hígado, páncreas o intestinos.

El sistema español es un referente mundial porque cuenta con todos los mecanismos legales y las garantías sanitarias, durante todo el proceso. (Foto: Getty)
El sistema español es un referente mundial porque cuenta con todos los mecanismos legales y las garantías sanitarias, durante todo el proceso. (Foto: Getty)

Siguiendo con los datos extraídos de la pregunta IMOP-BA, un 3 por ciento de los españoles ya es donante de órganos en vida, otro 3 por ciento no puede donar por enfermedad y un 12 por ciento no donaría ningún órgano en vida. Pero buena parte de la población sí se muestra favorable a la donación de órganos en vida, aunque dependiendo de las circunstancias.

  • Solo para famililiares. Un 45 por ciento de los españoles donaría órganos solo para parientes muy cercanos como padres, hermanos o hijos.

  • A amigos. Un 18 por ciento sí que donaría tanto a familiares como a amigos.

  • A cualquiera. El grupo más minotario (9 por ciento) y altruista donaría a cualquier persona que lo necesitase.

Respecto a la donación de tejidos en vida, un 4 por ciento de los españoles ya es donante, destacando especialmente la donación de médula ósea. Por su parte, un 3 por ciento no puede donar tejidos en vida por enfermedad y un 10 por ciento de los españoles no donaría tejidos durante su vida. En el caso de aquellos que sí donarían tejidos en vida, destacan de nuevo aquellos que solo lo harían a familiares cercanos (30 por ciento), por encima de aquellos que donarían a cualquier persona (25 por ciento), y de aquellos que donarían tejidos tanto a familiares como a amigos (16 por ciento).

¿Qué te parece la nueva #preguntaIMOPBA? ¿Eres donante o te planteas serlo? ¿Cuáles serían tus motivos?

También te puede interesar:

Quiero ser donante de riñón en vivo: ¿qué tengo que saber?

¡Y se hizo la luz!… Tras siete años ciego (por una enfermedad congénita)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente