Aitana Sánchez-Gijón: "Nunca he sabido cuánto cobraban mis compañeros"

Por Paula Olvera- Aitana Sánchez-Gijón ha retomado su papel de Doña Blanca en la serie de Movistar+ Velvet Colección. La actriz, que debutó en televisión con tan sólo 16 años en la serie Segunda enseñanza, continúa muy vinculada a proyectos para la pequeña pantalla aunque también ha participado en numerosas películas. Esto fue lo que nos contó en el evento Upfront que organizó la plataforma de pago el pasado 11 de septiembre.

Aitana en Velvet Colección (©Movistar+)

-¿Qué puede encontrar el público en la nueva temporada de Velvet Colección?
Más tramas trepidantes, divertidas, emocionantes. Un poco el cóctel que supone Velvet que es esa mezcla de glamour, comedia y drama. Hay muchas sorpresas e historias que van a enganchar mucho.

-¿Qué evolución haces de Doña Blanca desde que la serie se emitió en Antena 3?
La evolución de Doña Blanca a lo largo de estas temporadas ha sido fantástica porque de esa Blanca autoritaria, antipática y castradora que conocimos al principio de la serie se ha convertido en una mujer mucho más humana, más cercana, más cálida. Con sus dolores y sus alegrías pero alguien con quien puedes contar y que ya no produce esa antipatía. Yo veo que en esta temporada tenemos a una Doña  Blanca con ganas de volver a reír, a tener ilusión en la vida, y a llevar a cabo un proyecto que ha descubierto que dejó Don Emilio en Cuba sin hacer y que se agarra a eso para salir adelante. Es una mujer que, a pesar del dolor de la pérdida, sigue teniendo muchas ganas de vivir

-¿Cómo recibe Doña Blanca la aparición fantasmagórica de Don Emilio en esta nueva temporada?
Se lo toma como la oportunidad de despedirse como le hubiera gustado despedirse de su gran amor y que no pudo porque fue tan repentino y ella no estaba allí. Se quedó siempre con el dolor de no haber podido estar  a su lado cuando se fue.

-¿Qué te parece que tu personaje por fin cambie el vestuario en esta temporada, dejando atrás el luto y dando paso a colores más alegres?
Yo me he pasado las primeras temporadas de Velvet con ese uniforme que me daban una envidia las demás actrices que lucían siempre esos modelazos. Y en esta temporada no paro. He pasado del luto de la temporada anterior a esa moda de finales de los sesenta con cortes muy juveniles y colores más llamativos y alegres. Vemos a una Doña Blanca rejuvenecida.

-Las mujeres son las protagonistas indiscutibles en Velvet Colección. ¿Qué opinión te merece que la mujer tenga un peso tan importante en la trama?
Me parece de justicia. Ya era hora que empezaran las series que le den tanto peso. Estamos acostumbradísimos a que sea al revés y esto tiene que formar parte de la normalidad. Velvet Colección está lleno de mujeres fuertes, profesionales, con proyectos, que llevan las riendas de su vida emocional y de su trabajo. Es uno de los grandes valores de esta serie.

-Si hubieras podido elegir ser otro personaje en la serie ¿cuál hubieses cogido y por qué?
Raúl de la Riva. Sólo lo puede ser Asier Etxeandia. Me parece un disparate maravilloso porque es un ser al que Asier le ha dado esa cosa excesiva, entrañable y neurótica todo al mismo tiempo que hace que cuando esté de la Riva en plano ya no puedes escuchar a nadie más.

-¿Has encontrado muchas diferencias entre Velvet y Velvet Colección a nivel de producción?
No. De hecho, el éxito de Velvet fue lo cuidada que estuvo la producción desde el principio y lo bonito que es recrear las épocas por las que vamos pasando, el vestuario, los decorados. La diferencia es que hay personajes que entran y otros que salen, pero la esencia de Velvet Colección es la misma que la de Velvet porque siempre ha sido una serie basada en lo coral.

-¿Cómo valoras que los actores y actrices tengan tantas ganas de participar en series de las plataformas de pago?
La cosa ha cambiado un montón. El mejor cine ahora se está haciendo en televisión. Lo valoro positivamente porque cada vez hay más y mejores series. Mira, Alfonso Cuarón acaba de ganar en Venecia con una película que ha producido Netflix, o sea que estamos ante un cambio muy importante en la manera de hacer y de consumir ficción.

-¿Cómo vivirás el final de la serie con la tercera temporada en Movistar+?
Nos hemos despedido de Velvet ya no sé cuántas veces y siempre me sorprende que seguimos adelante. Siempre pensé que no pasaría de la segunda temporada porque me agobiaba estar tanto tiempo en el mismo sitio y, sin embargo, sigo encantada. Supongo que es lo que le pasa al público, hay algo que te engancha, que te gusta.

-Con una carrera tan prolífica, ¿qué significa Velvet Colección para ti?
Significa estar haciendo televisión de calidad con un alcance inesperado. El hecho de que sea una serie que se vea en todo el mundo, y que recibes comentarios de todas partes del mundo a través de las redes sociales, es algo que me tiene fascinada. También es una estabilidad, es algo familiar. Estoy en un terreno conocido y seguro.

-¿Consideras que por fin se está acabando con la etiqueta negativa que tienen las series españolas?
Totalmente. La casa de papel, Velvet Colección, Las chicas del cable, Vis a vis… tantas series que están creando mareas de seguidores y es un orgullo. Yo creo que la ficción española internacionalmente está muy bien valorada.

-Has rodado con Christian Bale y Keanu Reeves, ¿cómo fue tu experiencia con ellos?
Muy distinta en cada caso. Con Christian Bale rara porque él estaba como un monje budista guardando sus energías para el plano, porque perdió como veinte o treinta kilos en El maquinista. Daba miedo verle. No se relacionaba con nadie porque si se esforzaba un poco más se desmayaba. Y con Keanu yo le tengo un cariño inmenso, pero era muy tímido, muy cerrado en sí mismo.

-A lo largo de tu trayectoria ¿has sufrido la brecha salarial?
Nunca he sabido cuánto cobraban mis compañeros. Esto es algo que no solemos compartir mucho. Siempre me he considerado una actriz privilegiada y muy bien tratada económicamente. Yo no he tenido esa información y no me he podido comparar con mis compañeros.

Para seguir leyendo:
Marta Torné sobre el posible regreso de El internado: “Eso está ya más que enterrado”
Megan Montaner: “Poder trabajar con amigos es una suerte”

Imagen: ©Movistar+