Ahorrar en otoño con la inflación y la crisis energética: habla nuestro experto en economía

javier santacruz, economista que guía el reto de bitpanda y men's health
Ahorrar en otoño con inflación y crisis de energíaJuan Aroca
  • ¿Qué hacer para ahorrar en otoño con la inflación y después de los excesos de verano? El profesor de economía Javier Santacruz nos da consejos para ello.

  • Responde a varias de las preguntas que los lectores de Men's Health le han dejado en redes sociales para mejorar su músculo económico.

Doctor en economía por la Universidad de Essex (Reino Unido), experto macroeconometría y finanzas, investigador y colaborador en medios de comunicación, el profesor Javier Santacruz, que junto a la plataforma de inversión Bitpanda anda ayudando a Daniel Illescas en su reto financiero, y que nos daba útiles consejos sobre cómo mejorar nuestro ahorro –también a cinco años vistat–, cómo controlar nuestros gastos o incluso cómo generar ingresos en verano, le pedimos esta vez que nos de una perspectiva para centrar el tiro en otoño. O al menos, no sufrir los coletazos de los excesos de meses anteriores, teniendo en cuenta el frío, la crisis energética, la inflación... Las finanzas también se entrenan, y y hay que hacer músculo financiero para el día de mañana. Nuestro experto responde a varias de las preguntas que los lectores de Men's Health le han dejado en redes sociales...

¿Cuáles son las mejores ideas para ahorrar una vez ha pasado el verano verano?

La primera es ser muy estrictos con el gastos de los meses de septiembre a noviembre, especialmente cuando se quedan cuentas por pagar del verano (por ejemplo, cuando llega el pago de la tarjeta de crédito). Pero si hay algo todavía más importante es no desanimarse a la hora de mejorar el uso que hacemos del dinero del día a día porque la distancia hasta Navidad es demasiado grande...

¿Es la cuesta de septiembre y su post un baremo real en materia económica?

Es uno de los momentos del año donde más se ve la debilidad financiera de las familias españolas que han gastado sin demasiada planificación durante el verano y ahora necesitan incurrir en unos costes elevados para intentar retrasar el pago de sus deudas. A mi juicio, la cuesta de septiembre es peor que la cuesta de enero.

¿Cómo recuperar mentalmente nuestras cuentas después de los excesos del verano?

Para una "recuperación mental" es necesario ponerse como objetivo dejar de improvisar y no planificar con una mínima antelación los gastos. Dicho de otra forma: se acabó irse de vacaciones sin tener un presupuesto, no tener un mínimo de coherencia a la hora de tomar decisiones de gasto... Esto es sin duda mucho más duro que los famosos "propósitos de año nuevo", pero es lo mínimo que se puede pedir para al menos tener un pequeño colchón.

La clave para ganar más dinero extra si ya se trabaja de lunes a domingo.

Hace años decir esto de "trabajar de lunes a domingo" equivalía a que uno tenía un contrato a tiempo completo pero donde se sentía mal pagado o donde veía que su sueldo no le daba para poderse mantener. Ahora, lo más probable que tenga es una sucesión de contratos a tiempo parcial solapados (salir de uno y meterse en otro) y muchas veces de manera simultánea. A este respecto, hay que vigilar muy de cerca dos costes de los cuales normalmente no se es consciente: por un lado, las dobles y triples cotizaciones a la Seguridad Social cuando se tiene más de un contrato o cuando se rota mucho (¡¡ojo porque la Seguridad Social equivale a un 36% del sueldo!!). Y, por otro lado, el IRPF porque cuando se tiene más de dos pagadores se convierte en un problema que puede acarrear un coste relevante al año siguiente cuando se hace la declaración de la renta.

¿Qué consejo darías a un autónomo sin vacaciones en estos momentos?

Cómo frenar la inflación con la vuelta al cole en materia de gasto. La receta es sencilla pero a la vez compleja: buscar los lugares donde los libros son más baratos, escalonar las compras que no sean imprescindibles en el siguiente mes para no tener que gastar de golpe todo, buscar cómo compartir materiales, libros y otros elementos escolares con compañeros de diferentes años... Nada diferente de lo que se hacía hace años y que hemos hecho todos o casi todos.