Cómo ahorrar en ocio: ocho ideas para consumir cultura (casi) gratis

Photo credit: Francesco Carta fotografo - Getty Images
Photo credit: Francesco Carta fotografo - Getty Images

Adiós al calor, las vacaciones, las rebajas… Llega el nuevo curso y con él se va lo mejor del verano. Y ahora que el calor empieza a darnos un respiro, los planes culturales empiezan a ser buenos sustitutos de los momentos de sol y playa. Eso sí, sabemos que hay un pequeño problema: tu cuenta se ha quedado tiritando después de las vacaciones. No te angusties, consumir cultura no tiene por qué ser sinónimo de gastar mucho, así que aquí te traemos unas cuantas ideas para que te salga gratis… o casi.

Series y pelis gratis

¿Sabías que más del 80% de los españoles consumen televisión todos los días? Ahora más que nunca, gracias a las plataformas, ver series y películas a diario es más que habitual, aunque lo cierto es que existen tantas opciones que cuesta decantarse por una sola. Y cada plataforma tiene su propio coste, lo que a veces hace difícil estar al día de todos los contenidos.

Es por eso que si quieres disfrutar de series de forma gratuita puedes recurrir a plataformas que ofrecen series y películas sin coste y de forma legal más allá de Netflix, HBO o Disney+. Una de ellas es Runtime, que acaba de aterrizar en España. Se financia a través de publicidad en lugar de por suscripción, como la tele de toda la vida, por lo que no cobra al usuario.

Otra buena opción es RTVE Play, donde vas a encontrar todo el catálogo de la televisión pública de forma gratuita. Y eso es mucho decir, porque puedes ver series propias de la cadena, como 'El Ministerio del Tiempo', 'Verano Azul', 'Cuéntame' o 'Águila Roja', pero también algunas de otras plataformas, que se ofrecen por tiempo limitado, como 'This is us', 'Sherlock' o 'Downton Abbey'.

En su sección de películas encontrarás obras maestras del cine español, como 'Mar adentro', 'El Abuelo' o 'Tesis', así como filmes de cine clásico. Un auténtico tesoro audiovisual a tu disposición de forma gratuita.

También Atresplayer, la plataforma del Grupo Atresmedia, te da la opción de ver algunas series de forma gratuita, al tiempo que te ofrece una versión 'premium' si quieres estar al día de los últimos contenidos.

Usa bien tus suscripciones

Si, con todo, no quieres renunciar a plataformas como Netflix, HBO Max o Disney+, también tienes opciones para ahorrar. La forma más sencilla es ir dándote de alta solo los meses que te interesan. Por ejemplo, si quieres ver tres series de una plataforma que se estrenan a la vez, consúmelas en los mismos 30 días y date de baja. Además, gracias a que no hay permanencia puedes cancelar las suscripciones que prácticamente no estás usando y que solo mantienes contratadas por tener la posibilidad de verlas si te apetece.

Otra opción para ahorrar es compartir las suscripciones con otras personas, algo que puedes hacer en Netflix. La plataforma te permite pagar algo más que en la cuenta individual para poder ver sus contenidos en varios dispositivos a la vez y compartir cuenta con tu familia o tus amigos (el plan completo es 12,99 euros para dos pantallas o 17,99 euros para cuatro). Así te saldrá más barato ver, por ejemplo, las 30 series que más enganchan de los últimos tiempos.

El día del espectador existe

Dejando atrás la televisión, también puedes ahorrar al ir al cine, al teatro o a exposiciones. Siempre puedes aprovechar para ir en el llamado día del espectador, que es un día a la semana en el que las entradas salen más baratas. En los cines históricamente ha sido los miércoles, aunque cada centro establece sus ofertas cuando lo cree conveniente. En los teatros también suele ser los martes o los miércoles.

Descuentos 'everywhere'

Además, algunos cines suelen tener promociones y ofertas para que las entradas (con o sin bebidas y palomitas) salgan más baratas. Puedes consultarlas en sus webs, aunque son más habituales en grandes cadenas. Y no deseches la idea de encontrar buenos descuentos para las entradas en plataformas como Groupon o Atrápalo.

En los teatros suele haber descuentos para ciertos colectivos, como jóvenes, mayores de 65 años o desempleados, a lo que se suma que en la web del Instituto Nacional de las Artes Escénicas y de la Música podrás encontrar descuentos de último minuto para los menores de 30 años. Y es que ser joven, al menos para encontrar ofertas, es siempre una buena noticia. Ciertos teatros ofrecen, además, descuentos en las entradas al hacerte socia, pagando una cuota anual.

Y si quieres completar el plan saliendo a cenar, en plataformas como The Fork vas a encontrar buenos descuentos al reservar mesa. Vamos, que la que no ahorra es porque no quiere.

Aprovecha las visitas y los eventos gratis

Más allá del entretenimiento audiovisual, en todas las ciudades puedes encontrar monumentos y museos con entrada gratuita, ya sea todos los días, solo algunos o en determinados horarios. Por ejemplo, en Madrid puedes visitar el Museo del Prado sin pagar entre las 18 y las 20 horas de lunes a sábado o el Reina Sofía de 19 a 21 horas.

Importantes monumentos españoles, como la catedral de Burgos, la de Salamanca, el Castell de Bellver de Palma de Mallorca, el Palacio Real de Madrid, la mezquita de Córdoba, la Alcazaba de Málaga, la Torre del Oro de Sevilla, la Casa Cervantes de Valladolid o El Escorial, también tienen horarios especiales en los que las visitas son gratuitas.

Y no hace falta pasarse el día viendo museos para ahorrar. Durante todo el año, pero especialmente en verano, vas a poder pasarte por las fiestas de cientos de pueblos y ciudades que ofrecen actividades gratuitas… y a veces, incluso, te dan de comer sin coste. Para que no te pierdas nada te recomendamos estar muy atenta a las webs que avisan de los planes más interesantes en tu ciudad, como TimeOut.

Leer novelas puede ser gratis

Si te flipa pasarte las horas inmersa en una novela, pero no puedes permitirte comprar todos los libros que te gustaría, tienes una opción de toda la vida para ahorrar: las bibliotecas. Allí vas a poder encontrar no solo lecturas de toda clase (incluidas las más actuales), sino también películas, periódicos… Un sinfín de cultura en cientos de estanterías repartidas por todo el país.

Si, pese a todo, prefieres llenar tus propias estanterías de casa, ten en cuenta que muchos títulos tienen su versión para bolsillo, que sale mucho más barata (aquí tienes 40 ideas de libros baratos que enganchan). Toma nota de los 100 mejores libros de la historia y anímate ya.

¿Segunda mano? Siempre sí

Otra muy buena forma de ahorrar sin renunciar al ocio que más te gusta es recurrir a productos de segunda mano. Ya sea en tiendas físicas, como Cash Converters, u online, como Wallapop, Vinted o Milanuncios, vas a poder encontrar videojuegos, libros, DVD… cientos de artículos de segunda mano. Y a veces hasta los encontrarás prácticamente sin usar y a buen precio.

En vacaciones también se puede ahorrar

Y si en lo que quieres ahorrar es en tus vacaciones, sigue estos ocho consejos para disfrutarlas sin arruinarte. Comparar precios, elaborar presupuestos, buscar chollos de última hora… Lograr unas vacaciones al menor precio posible es fácil si pones las pilas.