Ahora entiendo que Pedro Almodóvar quisiese a Rosalía en su película

La cantante Rosalía (la del ‘tra, tra’, no confundir con la que cantaba ‘Viva la gente’, que falleció el pasado septiembre) acaba de sacar un nuevo disco al mercado, ‘Motomami’, el cual promocionó anoche en El Hormiguero. Allí la barcelonesa demostró que es una gran artista y muy polivalente; es capaz de asumir un papel ajeno a sí misma y dejar a todos con la boca abierta. O en otras palabras, es una actriz como la copa de un pino, y ahora entiendo que Pedro Almodóvar le diese un papel en su película Dolor y gloria.

La idea de El Hormiguero consistió en disfrazar a Rosalía con pelucas, lentillas, gafas, para después sacarla a la calle como reportera y preguntarle a la gente la opinión que tiene… sobre sí misma. La hemos puesto a prueba, ha salido a la calle y nos ha demostrado que es capaz de soportar lo que opina la gente de ella”, explicó Nuria Roca, que seguía ejerciendo de presentadora de El Hormiguero, ante la baja de Pablo Motos por coronavirus.

Así, Roca dio paso a un vídeo que se llamó 'Reportera La Rosalía', y fue charlando con varias personas que se iba cruzando en su camino. Unos la criticaban, mientras ella aguantaba el chaparrón con mucha entereza; había gente que decía no saber quién era la tal Rosalía, y otros directamente la reconocían. Incluso hubo alguna melómana que prefería grupos más clásicos como Pink Floid y Supertramp.

Al final de las preguntas, la propia Rosalía desvelaba su identidad, causando un pequeño shock en sus interlocutores. Tal como contó luego, había sido su primera vez de reportera, pero espera que no sea la última, porque se había reído muchísimo. Pablo Motos, que entró en el programa a través de videollamada, le dijo que estaba contratada tras sus “prácticas de reportera becaria”.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

Este juego de El Hormiguero es muy llamativo por tratarse de Rosalía; sin embargo, desde casa, uno tenía la sensación de haber visto algo antes… Y en el mismo grupo audiovisual. Porque lo que hicieron con la de ‘Motomami’ es emular a El jefe infiltrado, ese programa de laSexta en el que un directivo se disfraza y se pone a trabajar codo a codo en algunos departamentos de su empresa, para luego revelar que era el jefe, momento en el que se quita la peluca y prótesis para que le reconozcan. En su caso fue muy divertido sus revelaciones, y como espectador, me quedo con la señora fan de Supertramp que se justificaba, diciendo que no la ha criticado.

Rosalía tiene madera de actriz, porque debe ser difícil hacer de periodista que está a pie de calle, micrófono en mano, haciendo preguntas sobre sí misma, sobre su música, sobre su novio, incluso sobre su ex, el también músico C Tangana. Y resulta muy llamativa su soltura, teniendo en cuenta que tiene una amplia formación musical, pero no en arte dramático.

MADRID, ESPAÑA - 17 DE MARZO: La cantante Rosalía posa durante la presentación de su álbum 'Motomami' en el Hotel Bless, el 17 de marzo de 2022 en Madrid, España. Este disco, compuesto por 16 temas y producido bajo el sello Columbia Records, es el tercero de la cantautora española. (Foto de Gustavo Valiente/Europa Press vía Getty Images)
MADRID, ESPAÑA - 17 DE MARZO: La cantante Rosalía posa durante la presentación de su álbum 'Motomami' en el Hotel Bless, el 17 de marzo de 2022 en Madrid, España. Este disco, compuesto por 16 temas y producido bajo el sello Columbia Records, es el tercero de la cantautora española. (Foto de Gustavo Valiente/Europa Press vía Getty Images)

Quien supo ver ese brillo en la actuación en Rosalía antes que nadie fue Pedro Almodóvar, cineasta manchego que confió en ella para la película Dolor y gloria. En el largometraje con tintes autobiográficos Rosalía desempeñó el papel de Rosita, una de las mujeres que vivían en el pueblo de Salvador Mallo, el protagonista de la historia, y que en su etapa infantil estaba interpretado por Asier Flores.

El ganador de dos premios Óscar reconoció entonces haberse enamorado artísticamente de Rosalía con su primer disco, ‘Los Ángeles’, de 2016, y que alucinó al verla cantar copla tradicional en directo. Dado que en su cine siempre hay cabida alguna pequeña actuación musical (ya en Pepi Lucy y Bom, donde Alaska cantaba aquello de Murciana marrana), en Dolor y gloria apostó por Rosalía para cantar A tu vera, junto a Penélope Cruz, mientras lavan en el río. Y le dio unas líneas en las que su personaje, Rosita, soñaba con poder bañarse desnuda en el río igual que lo hacían los hombres. Una escena que está sacada de los propios recuerdos infantiles de Almodóvar.

Gracias a El Hormiguero (que, por cierto, fue el programa más visto del día, por detrás de Antena 3 Noticias 2) España ha descubierto que Rosalía es una show-woman como hasta ahora no nos habíamos imaginado. Que además de cantante tiene mucho desparpajo como para interpretar un papelón delante de las cámaras, y que va muy sobrada de sentido del humor. Quién sabe si más adelante desarrolla con más esmero su faceta de actriz. Porque, después del aperitivo de ayer, estamos deseándolo.

Más historias que podrían interesarte: