Aglomeraciones de franceses para comprar tabaco en la parte española de el Pertús el primer día de la desescalada

Centenares de ciudadanos franceses han hecho largas colas este lunes en el límite fronterizo entre Francia y España para comprar tabaco y otros productos esenciales en los estancos y las tiendas de la parte española del municipio francés de el Pertús. Concretamente, en el barrio de Els Límits, en el término municipal de La Jonquera

La particularidad de esta zona es que tan solo una calle delimita ambos territorios. Esto hace que el flujo de ciudadanos entre un país y otro sea constante porque únicamente tienen que cruzar una acera para superar la frontera.

Centenares de ciudadanos franceses han acudido a los estancos del lado español de el Pertús a comprar tabaco. (Crédito: Twitter/@jmnajes)

Las aglomeraciones se han producido en el lado francés. Estos ciudadanos acudían, principalmente, a comprar tabaco a los estancos catalanes, ya que este producto está fuertemente grabado en el país vecino y en España les sale mucho más barato.

Pero, a parte de cigarrillos, los franceses también han aprovechado para comprar otros productos esenciales en las tiendas del barrio de Els Límits en el primer día de la desescalada en Francia.

Las imágenes compartidas por muchos usuarios a través de las redes sociales muestran importantes concentraciones de gente en el lado francés sin respetar la distancia de seguridad y sin los elementos de protección necesarios para prevenir contagios.

Las largas colas colas ha provocado aglomeraciones y algunos momentos de peligro de contagio. (Crédito: Twitter/@jmnajes)

Esta situación ha obligado a la policía local de La Jonquera, a los Mossos de Esquadra y a la Policía Nacional a montar un cordón policial para regular el acceso a los comercios del lado del Empordà.

Algunas fuentes apuntan que a primera hora de la mañana podía haber hasta 2.000 personas haciendo cola para acceder a las tiendas del lado catalán, donde las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado han garantizado las medidas de seguridad.

Según parece, la policía francesa no ha hecho acto de presencia ante esta situación y por este motivo se han producido momentos de riesgo de contagio en el lado francés.

Las autoridades francesas han autorizado este lunes el libre movimiento de sus ciudadanos sin autorización hasta 100 kilómetros de su casa. Esto ha hecho que muchas personas se hayan desplazado desde localidades como Perpiñán hasta el Pertús para hacer sus compras.

Más historias que te pueden interesar: