Control por los dólares: AFIP detectó subfacturación del 25% en exportaciones

Un trabajo de inteligencia de la Aduana y la DGI detectó que 273 exportaciones de sémola de trigo declaradas en la Argentina en u$s4.375.146,05, luego ingresaron directo a países limítrofes valuadas en u$s5.640.081,62. Consecuentemente, el organismo que dirige Guillermo Michel denunció a Compañía Molinera del Sur S.A. -la firma exportadora- por la violación del artículo 954 del Código Aduanero. La diferencia entre ambos montos supone una subfacturación de casi el 25%.

En casi todas las triangulaciones financieras detectadas, la mercadería fue enviada directamente a Brasil, pero facturada a una sociedad intermediaria radicada en Uruguay: Teney Park S.A.

En otros casos, la sémola de trigo fue facturada a la misma sociedad, pero enviada a Chile.

Las operaciones restantes, luego, implicaron exportaciones a Uruguay pero facturadas a una empresa estadounidense perteneciente al mismo grupo económico que Teney Park S.A.

De este modo, las maniobras reducían el valor de las exportaciones para liquidar menos divisas en la Argentina.

Denuncian empresa por subfacturar exportaciones: los descubrimientos

Los descubrimientos fueron realizados por agentes especializados de la Dirección General de Aduanas-AFIP a partir del sistema INDIRA, una plataforma informática a través de la cual intercambian información las aduanas de Ecuador, Brasil, Bolivia, Paraguay, Uruguay, Chile y Argentina.

s
s

Estiman que la empresa exportadora evitó declarar ingresos de u$s1.264.935,57 en el país, o $189.740.250

En base a los datos relevados, estiman que la empresa exportadora evitó declarar ingresos de u$s1.264.935,57 en el país, o $189.740.250.

Por su parte, la DGI-AFIP, que también participó en la investigación, reclama $43.089.506 en concepto de impuesto a las ganancias sobre el monto no declarado.

Cautelares: denuncia de la Aduana en la Justicia

Hace unas semanas, una empresa importó neumáticos a través de 30 cautelares que fueron presentadas desde el 2020, y realizó un "uso abusivo" de esas herramientas judiciales con el fin de acumular stock a valor del dólar oficial.

Así lo determinó la Aduana, organismo que explicó que pudieron detectar esta irregularidad, a través de diferentes tareas de control realizadas por agentes especializados de la Dirección General de Aduanas - AFIP, y pudieron confirmar que esta compañía importó neumáticos a través de 30 cautelares presentadas a partir del año 2020.

El monto total de las cautelares pedidas era de u$s156,7 millones, de los cuáles utilizó solamente el 23%.

La Aduana se presentó en la Justicia, luego de verificar que la empresa mantenía existencia en stock respecto de la mercadería importada, y solicitó que se revoquen las cautelares otorgadas ya que no pudieron probar el peligro en la demora para justificar el beneficio judicial.

En lo que va del año la Aduana intimó a 500 empresas sospechadas de cometer esta maniobra

Según el organismo, las medidas cautelares solicitadas no respondían a urgencias ni evitaban un eventual peligro en la demora, ya que la empresa cuenta con autorizaciones disponibles por vía judicial que duplican sus máximos históricos de importación. El objetivo de la empresa es sobrestockearse de mercadería a valor del dólar oficial.Guillermo Michel, director General de Aduanas, afirmó que "el uso abusivo de las medidas cautelares atenta contra la producción y el trabajo en nuestro país. Ante todo, debemos cuidar el empleo argentino"

La irregularidad cometida por la empresa genera competencia desleal con otros competidores ya que, a través de este beneficio judicial, la compañía logro captar una mayor porción del mercado en detrimento de sus competidores.