Aficionado de los Jazz involucrado en una acalorada discusión con Russell Westbrook presenta una demanda por 100 millones de dólares

Shane Keisel y su pareja quieren 100 millones de dólares por daños y una disculpa pública de Russell Westbrook y los Utah Jazz tras el incidente que tuvo lugar en marzo pasado. (AP/Rick Bowmer)

El aficionado que se involucró en una acalorada discusión con la entonces estrella del Oklahoma City Thunder, Russell Westbrook, la temporada pasada en un partido de los Utah Jazz presentó el lunes una demanda contra Westbrook y los Jazz reclamando 68 millones de dólares por daños, según el diario The Salt Lake Tribune.

Shane Keisel, quien fue expulsado de por vida del Vivint Smart Home Arena, afirma que su comportamiento y el de su pareja fue similar “al del resto de la multitud” que acudió al partido celebrado en el mes de marzo y asegura haber sufrido una “diatriba” de un Westbrook “furioso”, según se informó.

Westbrook, quien ahora juega para los Houston Rockets, aparecía en el vídeo discutiendo con un aficionado en la multitud casi al final del partido.

“Te lo prometo”, le gritó Westbrook a Keisel. “¿Crees que estoy jugando? Lo juro por Dios. Lo juro por Dios. Te joderé. A ti y a tu esposa. Los joderé”.

Westbrook comentó que Keisel le había dicho que “se arrodillara, como estaba acostumbrado”, esa fue la mecha que provocó el incidente. Sin embargo, Keisel afirma que solo le dijo a Westbrook que “se cubriese las rodillas porque lo iba a necesitar más adelante en el partido”.

“La multitud se sorprendió por el feroz estallido de Westbrook cuando solo le habían dicho que se cuidara las rodillas”, afirma la demanda, a través del diario The Salt Lake Tribune, “aunque de una manera burlona, que significaba que iba a tener que usarlas mucho para asegurar la victoria de su equipo”.

Keisel también pide una disculpa pública en la demanda, mientras que su pareja busca 32 millones de dólares por daños, lo que eleva el monto total a 100 millones de dólares. Keisel dijo que tanto él como su familia han sido hostigados a raíz del incidente, lo que ha significado tener que instalar nuevas cerraduras y cámaras de seguridad en casa y cambiar su ruta de conducción, según el informe.

“En el público, las personas se pusieron de pie, señalaron y tomaron fotos de Keisel y su familia”, dice la demanda, a través del Salt Lake Tribune, “lo cual ha provocado que Keisel evite salir a la calle, a menos que sea necesario”.

Westbrook mantuvo su postura después del partido y recibió el apoyo de toda la liga, calificando los comentarios de Keisel como “completamente irrespetuosos” y “racistas”. Keisel, un exsargento de la Patrulla de Carreteras de Utah, negó haber hecho comentarios racistas sobre Westbrook, aunque numerosos tuits de su cuenta de Twitter, eliminada desde entonces, contenían amenazas físicas y comentarios racistas hacia Westbrook.

El Jazz emitió una expulsión de por vida al día siguiente del partido tras “una investigación en la que revisaron el vídeo y escucharon los relatos de testigos presenciales”. El lunes, reiteró esa prohibición.

“Creemos que no existe una base legal o basada en evidencia para realizar estos reclamos contra los Utah Jazz”, dijo el equipo en un comunicado, a través de Andy Larsen, del Salt Lake Tribune. “La organización investigó el incidente y actuó de manera apropiada y responsable. Tenemos la intención de defender firmemente la demanda”.

Ryan Young