Más que una afición: convertir mascotas en aristócratas

Estar artista consigue que tu mascota callejera parezca un personaje de la antigua nobleza.