Así afecta el aire acondicionado al organismo

Jenna Birch
1 / 2

Así afecta el aire acondicionado al organismo

El aire acondicionado está tan extendido en España que prácticamente todo el mundo lo usa en algún momento del día, ya sea en casa, en el trabajo o en los establecimientos a los que entra. A escala global, el aire acondicionado representa el 10% del consumo mundial de electricidad.

Pero, ¿de verdad es necesario?

Un artículo de The New York Times lanzó la pregunta hace poco argumentando que existen civilizaciones que viven en climas mucho más calurosos y que no necesitan aire acondicionado. En México, Brasil e India utilizan mucho menos el aire acondicionado que en Estados Unidos o Japón, por ejemplo. Ese artículo produjo un debate viral en Twitter sobre si el aire acondicionado es necesario o sano siquiera.

El aire acondicionado es insalubre, malo, deplorable y sexista. Ya he perdido la cuenta de las veces que me he resfriado en verano por el uso excesivo del aire acondicionado en el trabajo.

El resumen es el siguiente: el aire acondicionado no daña la salud siempre y cuando el sistema esté debidamente controlado. Según un estudio de la revista especializada de epidemiología International Journal of Epidemiology, las personas que trabajan en oficinas climatizadas presentan más síntomas de enfermedad que las que trabajan en edificios con ventilación natural.

“Numerosas investigaciones demuestran que quienes trabajan en oficinas con aire acondicionado tienden a sufrir más síntomas del síndrome del edificio enfermo (SEE) que quienes trabajan en oficinas con ventilación natural”, señala  William Fisk, líder del grupo de investigación Indoor Environment Group. “Los síntomas del SEE de los que más se quejan son irritación de ojos, nariz y garganta y problemas respiratorios, como la tos”.

Los sistemas...

Sigue leyendo en El HuffPost