La AEMET lanza un aviso por los valores "anormalmente" altos del hielo en el hemisferio norte

Una persona trata de calentar las manos este ciberlunes en el que han bajado las temperaturas en Madrid.
Una persona trata de calentar las manos este ciberlunes en el que han bajado las temperaturas en Madrid.

Una persona trata de calentar las manos este ciberlunes en el que han bajado las temperaturas en Madrid.

Los ojos de medio mundo se fijan el 2 de Febrero de cada año en una madriguera de la localidad estadounidense de Punxsutawney, en el estado de Pensilvania. Allí, la sombra que proyecte la marmota Phil sobre suelo al salir de su guarida, reza la creencia, determinará la duración del invierno.

Más allá de tradiciones, la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) ha publicado en su cuenta de Twitter la previsión del tiempo para las próximas dos semanas. Un predicción que, además, anticipa como podría ser el próximo invierno.

¿Por qué? Porque nos encontramos bajo la influencia de un ‘anticiclón de bloqueo’ situado sobre Groenlandia. Además de provocar que las borrascas se desplacen sobre la Península, determinan el comportamiento del ‘vórtice polar’, que define la próxima estación. Así que, lo que ocurra estas semanas nos permitirá saber cómo será el tiempo en diciembre, enero y febrero. 

Mientras la “lengua de frío” ha provocado una bajada de las temperaturas generalizada, la AEMET aventura que “las dos semanas siguientes serán claramente más cálidas de lo normal en todo el país. No hay a la vista, por lo tanto, una ola de frío en España”, explican en un tuit que abre un hilo para desarrollar la previsión meteorológica de los próximos 15 días.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Ya este fin de semana empezarán a notarse los cambios meteorológicos, especialmente de cara al fin de semana. Será entonces cuando aparezcan las lluvias en el tercio norte. “Aunque esta semana no va a ser especialmente lluviosa, durante los próximos días habrá precipitaciones en puntos del oeste peninsular, Mediterráneo y Canarias”, explica el servicio meteorológico estatal.

En otro tuit profundiza sobre la llegada de las lluvias: “Durante la semana que viene, las borrascas circularán por nuestras latitudes, con vientos ábregos húmedos y lluvias casi generalizadas; quizás este patrón continúe la semana posterior y siga lloviendo en muchas zonas. La nieve caerá, en principio, en cotas altas.”

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.
Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Más calor de lo habitual para esta época

La AEMET también augura que, pese a la bajada de las temperaturas de estos días, los termómetros de las próximas dos semanas registrarán unas cifras anormalmente elevadas para esta época.

“Esta semana, altas presiones en el norte de Europa, que ejercen de bloqueo al paso de borrascas y envían aire frío a la zona occidental del continente”, explican.

“La semana que viene, las altas presiones predominarán en el norte de Europa, y las bajas borrascas se verán obligadas a circular por latitudes más bajas, cerca de nuestro entorno geográfico”, indica la AEMET antes de avanzar el tiempo del 12 al 18 de diciembre: “Ese mismo patrón se observa, aunque con menos claridad, para la semana siguiente”.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Horas antes de esta predicción, la AEMET había publicado otro tuit del que también se podría deducir cómo será el invierno de 2023. En ese mensaje se recoge la extensión de hielo y nieve este año en el Ártico.

En estos momentos nos situamos en valores por encima de los habituales y la progresión del hielo en el Ártico dependerá en buena medida de las variaciones del Jet Stream o corriente en chorro y la entrada de masas cálidas hacia latitudes altas.

Aunque no es una regla de tres, si los patrones de circulación atmosférica nos traen desde el norte masas desde latitudes más bajas, tendremos un tiempo más cálido. En cambio, si nos llegan con más frecuencia desde latitudes altas, tendremos un tiempo más frío.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.
Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...