Adrián Cué, otra víctima de los polímeros

Adrián Cué. Foto: MezcalEnt

El programa de TV Azteca ‘Enamorándonos’ ha vuelto a ser noticia. Y esta vez no tiene que ver con sus participantes, sino con uno de sus conductores. Adrián Cué ha anunciado su salida temporal de la emisión para atender un problema de salud que también envió al quirófano a colegas suyas del entretenimiento como Alejandra Guzmán o Paola Durante: una inyección de polímeros.

El también cantante y escritor compartió que hace aproximadamente 15 años se sometió a una cirugía de nariz para atender una molestia de salud y, de paso, un arreglo estético. Sin embargo, ha derivado en otras complicaciones. “El médico que me operó utilizó un relleno para corregir el problema, un polímero, que con los años descubrieron que se va incrustando en el tejido y genera necrosis en la piel”, reconoció durante la emisión.

Y aunque en diciembre pasado se sometió a otra intervención para corregir el problema, la situación habría empeorado. “Al parecer, mi cuerpo está haciendo reacción y en las últimas semanas expulsé dos de los injertos que me pusieron. Hay una bacteria que está contaminando todo lo que está adentro”, declaró Adrián al borde de las lágrimas.

Su caso se sumaría al de otros famosos que han tenido problemas con la inyección de polímeros. Quizá el más sonado sea el de la cantante Alejandra Guzmán. En 2009, ingresó a una de las clínicas de belleza de la cosmetóloga Valentina de Albornoz para aumentar los glúteos. Para ello, entre la subdermis y el músculo le inyectaron una sustancia llamada metal metacrilato, también conocido como polimetilmetacrilato, Metacrill (uno de sus nombres comerciales) o PMMA.

Se trata de una resina sintética que se ha utilizado para varios fines. En la industria cosmética (como fue el caso de Alejandra), para aumentar el volumen de diversas partes del cuerpo.

También te puede interesar: Denuncia maltrato animal de exparticipante de ‘Enamorándonos’

En el caso de Guzmán, a la fecha se ha sometido a alrededor de 30 cirugías para retirarle el tejido infectado. Ha sido un proceso largo y doloroso, pero por fortuna ha sobrevivido. La modelo y ex Miss Argentina Solange Magnano no corrió con la misma suerte. Murió por complicaciones de una operación estética en los glúteos con esa misma sustancia, al sufrir una embolia pulmonar.

Un riesgo similar corrió la conductora Paola Durante. En 2018, reconoció que también se sometió a una intervención con este polímero para aumentar el tamaño de sus glúteos, con consecuencias desastrosas.

También te puede interesar: Modelo denuncia a exparticipante de ‘Enamorándonos’

“Hace 10 años me lo inyecté, por encajar, por estar en el medio. Porque yo veía a todas [las celebridades] súper bonitas. Mis bailarines me lo recomendaron. Luego escuché lo de Alejandra Guzmán y me sentí muy mal, pero no quise decir nada porque me dio mucha pena, y la verdad es que no sabía que me habían inyectado lo mismo”, comentó en una entrevista, en la que admitió que también estuvo a punto de morir.

Y agregó: “Esta sustancia [cuando se inyecta] se puede ir hacia abajo o arriba, o hacia una arteria. A la chava que a mí me inyectó, se le fue directamente al cerebro y se murió”.

Valentina de Albornoz, quien estuvo en la cárcel durante un año por las denuncias presentadas por sus clientes, también intervino con polímeros el cuerpo de la presentadora Gaby Ramírez. En 2009 le inyectaron los glúteos y, 11 años después, comenzaron los problemas. De hecho, señaló que la sustancia se le fue moviendo hacia la espalda baja.

“Es un producto que se mueve de lugar porque camina. Cada vez que hay movimiento se tiene que extraer por medio de una cirugía […] No se puede saber cuánto líquido hay porque está dentro del músculo hasta que el cuerpo lo expulse. A través de una resonancia magnética aparece dentro del músculo y no se puede extirpar porque no se puede cortar el músculo”.

El camino hacia la recuperación

Durante el espacio de ‘Enamorándonos’ en que contó su situación, Adrián Cué adelantó un poco del proceso que le espera. Dijo, entre otras cosas, que lo primero es detectar qué bacteria es la que está afectando la zona para luego detener la infección. Después podrán dedicarse a corregir el daño en la nariz e identificar por qué su cuerpo rechazó los injertos.

Y luego de varios estudios y tratamientos, el conductor ha aprovechado sus redes sociales para agradecer el apoyo y asegurar que las cosas han ido mejorando. En un video compartido durante la emisión liderada por Carmen Muñoz, adelantó que le han estado administrado medicamentos y realizado limpiezas en el área dañada.

En una industria como la del entretenimiento, que pareciera promover constantemente ideales sobre el cuerpo, muchos famosos han sufrido las consecuencias de seguir esta tendencia. ¿Qué hacer entonces? Se resume a lo que el propio Adrián Cué mencionó durante su programa al referirse al duro problema de salud que está enfrentando:

“No estoy peleado con el hecho de que la gente haga mejoras con las cosas que no le gustan de su físico. Pero tengan mucho cuidado con lo que hacen. Cuiden mucho con qué clase de médicos acuden y qué es lo que meten a su cuerpo”, declaró.

Y remató diciendo: “Hace 20 años, yo no tenía la menor idea de que esto podría dejarme literalmente sin nariz. Hoy estoy padeciendo las consecuencias de todas esas cosas. No se nieguen a las mejoras, solo tengan mucho cuidado”.

@braham_MV