Adolescente usó la tarjeta de sus padres para contratar a alguien que los asesinara

Alyssa Michelle Hatcher fue detenida el martes en la ciudad de Umatilla, Florida, acusada de robar 1,300 dólares de la cuenta bancaria familiar para concretar el homicidio de su madre y su padrastro.

Foto: Lake County Sheriff's Office

El plan había sido frustrado porque un alumno de la Escuela Secundaria Umatilla denunció el complot ante las autoridades del Condado de Lake. Así, los oficiales descubrieron que la joven de 17 años utilizó la tarjeta de débito de sus padres y realizó al menos dos transacciones.

En la primera operación gastó 500 dólares (400 para concretar el asesinato y 100 para comprar cocaína). Como el crimen no fue perpetrado, Alyssa buscó a otro hombre y le pagó unos 900 dólares para que terminara el trabajo.

El detective D. Causey contactó el novio de la joven, quien sostuvo que había visto a Alyssa por última vez el lunes a la mañana en una casa de venta y distribución de drogas y le había confesado sus intenciones.

Según la declaración jurada obtenida por People, la adolescente admitió la conspiración durante una entrevista grabada con investigadores en su casa y fue transportada a la Cárcel del Condado de Lake, antes de ser entregada al Departamento de Justicia Juvenil.

Al enterarse de las acusaciones contra su hija, Tammy Hatcher Schelle, enfermera y secretaria, y el padrastro, Michael Scheller, teniente del Departamento de Policía de la vecina ciudad de Clermont, aseguraron a las autoridades que pedirán medidas penales.

Se desconoce qué motivos tenía la joven para contratar a los asesinos de su familia.

Otros casos recientes

Un niño de 14 años de Elkmont, Alabama, confesó esta semana haber asesinado a su padre, madrastra y sus tres hermanos, tras enterarse la que la mujer no era su madre biológica.

Unos días después del crimen se supo que el niño tenía una conducta problemática en casa y en la escuela. Su prima Daisy McCarty reveló que lo habían encontraron en varias ocasiones agrediendo y quemando a animales vivos.

En marzo de este año, en Argentina, una joven de 18 años mató a su padre de 185 puñaladas. Durante su indagatoria relató el calvario de violencia física y verbal para con ella y su madre, a quien el hombre obligaba a prostituirse.