El adiós de las marcas a D10S: cómo despidieron los sponsor a Maradona

iProfesional
·4 min de lectura

El ingenio de Diego Armando Maradona no se agotaba en la cancha ni adelante de la pelota.

Cuenta la leyenda que ese video del "precalentamiento más lindo del mundo" en el que se ve al crack haciendo jueguito con la rodilla, la cabeza, los hombros, y la punta del pie –con cualquier parte del cuerpo y una pelota, inigualable realmente- con los botines desatados mientras baila al ritmo de "Life is life" de Opus, no es simplemente otro momento de "magia" de Diego.

Estaba todo calculado. Cuando su sponsor le enviaba la cantidad de botines que quería, el 10 salía a la cancha con los botines desatados. Sabiendo que todos los ojos estarían sobre él, si ese era el caso, habría show.

Las cámaras enfocarían los botines y los cordones volando en un juego eterno que ningún hincha del fútbol en todo el mundo podría obviar. Después se agachaba en pleno campo de juego a atarse el calzado ante decenas de flashes que repartían una marca registrada en imágenes a todo el mundo. Pero si Puma no cumplía lo que Maradona quería, no había ni show, ni cordones al aire, ni fotos. Solo fútbol.

Los jueguitos que lo hacían feliz eran también un valor diferencial que Diego le aportaba a los hinchas y a las marcas. Fue una de las jugadas magistrales de Maradona que, más allá de conseguirle los botines que quería, generó una cantidad de videos por los que se lo recordará eternamente.

El miércoles, al conocerse la noticia del fallecimiento del excapitán y exdirector técnico de la Selección Argentina, el "precalentamiento más lindo del mundo" volvió a verse en las pantallas de TV pero también de computadoras y móviles en todos los países del universo fútbol.

Maradona fue un gran futbolista y seguirá siendo un ídolo para siempre en los corazones de los hinchas de todos los colores. Fue también un personaje complejo, "fallado" como lo titularon algunos diarios al recordarlo en el día de su paso a la inmortalidad, y uno de los mejores negocios de marketing deportivo de todos los tiempos.

La despedida

El fallecimiento del 10 puede parecer una crónica de una muerte anunciada para muchos, sobre todo luego de la operación a la que fue sometido poco después de cumplir 60 años, pero no por eso dejó de ser una sorpresa. Tal vez por eso las previsiones para este eventual desenlace se tuvieron que ajustar de urgencia tanto en las áreas de gobierno, los clubes deportivos y en las empresas.

Llovieron y siguen llegando los homenajes desde distintas partes del mundo mientras sus hinchas argentinos hacen fila para despedirlo en Casa Rosada o prenden velas desde La Boca hasta Nápoles.

Los clubes le encendieron los estadios; los deportistas pero también cantantes, artistas, referentes de la economía y la política, le envían condolencias a la familia por redes sociales; sus exrivales no dudan en contar "su anécdota con Diego" en todos los programas de TV. Hubo un sentido decreto presidencial que declaró duelo nacional por tres días y hasta una emotiva carta de un mandatario francés fanático del fútbol y de Borges.

Hasta ahora las marcas que acompañaron los momentos más importantes de la vida se limitaron correctamente a recordarlo desde las redes sociales para acompañar el duelo popular, mientras puertas adentro, al cierre de esta nota, se definen los homenajes.

"Gracias por tanta inspiración, hacernos soñar y tocar el cielo con las manos! Un día muy triste para todos. Descansa en paz, Diego querido. Serás eterno." le escribieron cariñosamente desde Le Coq Sportif Argentina, la marca que lo vistió al consagrarse campeón con la Selección Argentina y que casualmente lo hacía también en sus últimos días como DT de Gimnasia.

Puma por su parte también recordó al 10 de la Selección, aunque no llevara puesta su indumentaria en ese rol. La marca eligió una foto firmada y dedicada por el delantero estrella y escribió "In Memoriam"

Y Adidas, que fue Sponsor de la Selección que dirigió Diego Armando Maradona en Rusia le dijo "Eternas gracias" con una foto en plena gambeta, de espalda y con el diez en la camiseta.

Maradona fue muy hábil para los negocios y se asegura que cobraba unos 150.000 dólares para presentarse por minutos en partidos homenaje, o 50.000 dólares para alguna entrevista en TV.

Su imagen apareció en comerciales de marcas de todo el mundo. En Brasil se lo recuerda por avisos para la bebida Guaraná y para las famosas ojotas Havaianas.

Más recientemente, posó junto a Pelé y Zinedine Zidane en un aviso de la marca de lujo más valiosa del mundo, Louis Vuitton.

Pero su relación con las marcas no fue siempre excelente. Demandó a la fabricante de videojuegos Konami por utilizar sin permiso su imagen en una edición del famoso Pro Evolution Soccer (PES). Se dijo que el arreglo de ese conflicto fue por un millón de dólares.

También en años más recientes inició un reclamo legal por el uso de su imagen en una serie que planeaba estrenar nada menos que Netflix.