Adiós, Jacques Perrin ('Cinema Paradiso'): Una larga trayectoria y una escena final para la posteridad

·2 min de lectura
Photo credit: Cinema paradiso
Photo credit: Cinema paradiso

La ficha del actor francés Jacques Perrin cuenta con más de un centenar de trabajos como actor, y otros tantos de productor, etc. Sin embargo, ninguno hace sombra al papel que le dio Giuseppe Tornatore hace 34 años: Salvatore Di Vita, el ficticio director de cine de 'Cinema paradiso', el personaje que ha dejado uno de las escenas más emotivas de la historia del séptimo arte: sentado, el cineasta solo en la sala de cine admira el montaje que le ha dejado Alfredo como legado: un montaje con todas las escenas de los besos censurados por el sacerdote de su pueblo y que su viejo amigo el proyeccionista había tenido que cortar. A la escena de un Salvatore adulto emocionado y reencontrándose con su pasado, haciendo las paces consigo mismo, con el pequeño Totó, le acompaña la partitura de Ennio Morricone.

Este jueves el actor francés ha fallecido a los 80 años de edad, tal y como comunicaba su familia a la agencia francesa de noticias Agence France-Presse. Nacido en París en 1941, se crió en un ambiente teatral. Empezó muy pronto en los escenarios y con cinco años apareció en su primer largometraje. Con 19 años tuvo su primer papel relevante en una película, 'La chica con la maleta' de Valerio Zurlini y protagonizada junto a Claudia Cardinale.

Photo credit: La chica con la maleta
Photo credit: La chica con la maleta

A lo largo de los años se convirtió en un rostro conocido del cine galo. Además de Tornatore, Perrin trabajó bajo las órdenes de Costa Gavras en 'Z', 'Los raíles del crimen' o 'Estado de sitio', con Jacques Demy en 'Las señoritas de Rochefort'y 'Piel de asno', Pierre Schoendoerffer ('L'honneur d'un capitaine' o 'Le Crabe-Tambour'), Claude Chabrol o Agnès Varda. La película 'Los chicos del coro', estrenada en 2004 y dirigida por Christophe Barratier fue uno de sus últimos éxito más internacionales tras el papel de Salvatore en 'Cinema Paradiso'. En 2006 puso la voz de narrador a la película 'El perfume. Historia de un asesino', de Tom Tykwer. Como realizador, Perrin dirigió varios documentales como 'Océanos' o 'Las estaciones', además de trabajar como productor de otros tantos proyectos: en 1995 producto el trabajo sobre el mundo de los insectos 'Microcosmos', Claude Nuridsany y Marie Pérennou, reconocido en Cannes y en los Premios César.

El actor estaba casado con la guionista Valentine Perrin, con la que tuvo tres hijos, Mathieu (1975), Maxence (1995) y Lancelot (1999). Precisamente en 'Los chicos del coro' (dirigida por Barratier, sobrino de Perrin), su hijo Maxence hacía el papel de Pépinot.

En el pasado mes de marzo se estrenaba la película 'Goliat', el último título en el que trabajaba como actor. Perrin deja una larga trayectoria y una escena final para la posteridad. Estrenada en 1988, la película no fue bien en su paso por los cines italianos. Sin embargo, su éxito fue rotundo en la taquilla internacional.

Photo credit: GEOFFROY VAN DER HASSELT - Getty Images
Photo credit: GEOFFROY VAN DER HASSELT - Getty Images
Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente