Adara, de la emoción a la preocupación tras el alegato de Gianmarco

La expulsión de esta semana en GH VIP determinará el rumbo del concurso. Adara Molinero, el Maestro Joao y Hugo Castejón comenzaban la novena gala de Límite 48 horas enfrentándose a los porcentajes ciegos que más tarde determinarían el nombre del salvado por la audiencia (36,9%, 44,9% y 18,2%). Una noche en la que los concursantes no fueron los encargados de realizar sus propios alegatos de cara al público, pues fueron sus excompañeros los responsables de los discursos.

VER GALERÍA

nominados

Dinio dedicó unas bonitas palabras a Hugo, a quien dio todo el apoyo del mundo. Pol se encargó de defender al Maestro Joao, sin embargo, su discurso provocó finalmente las lágrimas del vidente, pues desde que el ex de Adara fuera expulsado, Joao no ha dejado de hablar de la persona con la que le fue infiel. Por último, el discurso más esperado fue el que Gianmarco se encargó de hacer a su amiga. "Quiero que te quedes porque eres una persona sincera y real y todo lo que haces es de corazón. Estos días te he visto triste y no me gusta que estés así. Pienso mucho en ti, me haces mucha falta. Te pienso siempre y tengo tu goma de pelo aquí. Te estoy esperando. Sabes que para mí eres como un regalo sin abrir", decía mientras ella escuchaba con una sonrisa de oreja a oreja. "Muchas gracias, te echo mucho de menos. Estoy muy contenta con mi alegato. Yo también me acuerdo mucho de ti, nos vemos fuera", contestaba ella emocionada.  

VER GALERÍA

adara

- Leer más: Gianmarco reafirma su amor por Adara, mientras ella se encuentra en un mar de dudas

No obstante, la alegría de la joven se tornó en preocupación absoluta cuando, después de cortar la conexión en directo, sus compañeros le dijeron que se había escuchado un grito en plató que decía "viva el amor". La cara de Adara cambió completamente y, pensando en su situación fuera de la casa, trató de explicar que ese viva al amor era "amor de amistad". El responsable de aquel grito fue Diego Matamoros, que se llevó una buena bronca por parte de la organización.

Por otro lado, después de que la audiencia votara que Mila y Hugo fuesen aislados y enviados al búnker juntos, la periodista sufrió un ataque de ansiedad al descubrir que tenía que volver a estar encerrada en aquel espacio con su peor enemigo. "Sacadme de aquí, por favor. No puedo respirar", decía entre lágrimas, muy afectada por la situación. Tanto Hugo como sus compañeros, así como la organización del programa trataron de tranquilizarla y, aunque en cierto modo lo consiguieron, la prueba la dejó muy tocada.   

VER GALERÍA

mila

"El nominado o nominada con menos porcentaje de votos para la expulsión y por tanto está salvado o salvada es… ¡Hugo!", alertaba Jorge Javier poco después. Una noticia que cayó como un jarro de agua fría para el resto de concursantes y que el ex de Marta Sánchez celebró por todo lo alto. "Muchísimas gracias, me he sentido solísimo esta semana y siento que por lo menos la gente está conmigo", decía emocionado.