Adam Sandler puede ser un actor magnífico cuando tiene la historia adecuada (y un tráiler lo demuestra)

“¿Qué Adam Sandler es uno de los actores favoritos para el Oscar?” Es la pregunta que muchos cinéfilos se están haciendo, y con varios de signos de exclamación incluidos, tras ver la reacción de la crítica ante su nueva película. Ese mismo que fue capaz de crear clásicos de la comedia pero que con el paso del tiempo fue cayendo en las historias facilonas del streaming, es una de las joyas en bruto del cine dramático.

Y así lo demuestra en el primer tráiler de Uncut Gems.

Así como muchos no conciben que Jennifer Lopez también esté en las quinielas por Estafadoras de Wall Street, acostumbrados a verla siempre en comedias fáciles y emanando glamur sobre el escenario; hay quienes tampoco creen que Adam Sandler pueda ser candidato.

Con un aprobado de la crítica del 95% (bajó del 100% hace unos días), Uncut Gems fue una de las sorpresas de los festivales de Telluride y Toronto. Y no solo por estas opiniones, sino también por el tráiler, podemos comprobar que estamos ante una película que lleva el sello inconfundible de los hermanos Benny y Josh Safdie, con esa velocidad trepidante tan asfixiante que provoca que sintamos hormigas en el cuerpo como hicieron con Good time (2017). En esta ocasión, estos neoyorquinos llevan la historia a las calles que conocen, sumando a sus filas un talento pocas veces explotado por el cine dramático: el de Adam Sandler.

Por que sí, Adam puede ser un actor magnífico. Cuando quiere…

Fue capaz de hacernos reír en varias películas, pero no tanto en los últimos años -cómo olvidar la tontería de Zohan: Licencia para peinar (2008) o Jack y su gemela (2011)-. Tiene una naturalidad innata para transmitir simpatía y comicidad, como hizo en muchas ocasiones, pero sobre todo en los 90 -la década de sus grandes clásicos: Terminagolf (Happy Gilmore, 1996), El chico ideal (The wedding Singer, 1998) o El aguador (1998)- pero también tiene un talento propio para incordiarnos y hacernos perder la paciencia cuando sus comedias se repiten en la broma barata y las tramas idiotas (todavía me dan escalofríos al recordar The ridiculous 6).

Pero este actor de 53 años recién cumplidos guarda un talento oculto para el drama que muy pocas veces ha explotado. Y cuando lo hace, desborda las esquinas de la pantalla.

Pantallazo del tráiler (A24)

Si bien utilizó esa faceta dramática en las primeras comedias románticas de su carrera, su profundidad artística comenzó a brillar en los últimos años. Muy pocos lo vieron, pero lo demostró en 2007 con la infravalorada En algún lugar de la memoria (o La esperanza vive en mí) donde cruza su talento con un rey del drama como Don Cheadle para contar una historia sobre el poder de la amistad centrada en un hombre que vive de luto tras perder a su familia en los ataques del 11 de septiembre. Si bien la película repite la trama centrada en el valor de la amistad, Adam aporta una actuación sólida. Quizás la más sólida de su carrera hasta entonces, transmitiendo dolor de la forma más humana. Pero no muchos se percataron del intento.

Luego lo haría de nuevo siete años más tarde con un papel secundario en el drama coral de Jason Reitman, Hombres, mujeres & niños (2014), pero el director que realmente logró que Adam nos dejara con el corazón en la boca fue Noah Baumbach. El mismo que ahora suena como candidato a los Oscar de Netflix por Historia de un matrimonio -de la que Adam Driver y Scarlett Johansson ya se sumaron a las quinielas para los premios de 2020- escribió y dirigió The Meyerowitz Stories (New and selected) sacando la mejor faceta dramática de dos actores acostumbrados a la comedia, Adam y Ben Stiller, interpretando a dos hermanos en una película entrañable, sobre una familia disfuncional en el universo artístico de Nueva York.

[Los primeros favoritos al Oscar 2020: Joaquin Phoenix, Renée Zellweger, Adam Driver y más]

Adam se metía en la piel de un hijo en continua búsqueda de aprobación, sumido a la humillación, el rechazo y la desaprobación de un padre exitoso.

Con Ben Stiller en The Meyerowitz Stories (New and selected) (Atsushi Nishijima/NETFLIX)

Pero en Uncut Gems parece que Adam lleva su faceta dramática a otro nivel más intenso, adulto y peligroso. La película relata la historia de Howard Ratner, un vendedor de joyas para los ricos y famosos que se mueve en el inframundo de Nueva York al verse metido en deudas que ponen en peligro todo lo que le rodea.

A juzgar por el tráiler, la película son dos horas de ansiedad extrema. Un ejemplo de rapidez cinematográfica que transpira desorden solo para contar una historia redonda. Los críticos han aplaudido el efecto adrenalínico del filme y el trabajo de Adam Sandler como revelación del circuito de festivales. La película aun no tiene fecha de estreno por estos lados, pero el tráiler nos deja entrever que ésta no será la típica propuesta del actor.

Adam ha crecido y puede dar mucho más que comedias simplonas al uso. Ha madurado su talento y parece que ya es hora de explotarlo.

Para seguir leyendo:

Brendan Fraser reaparece muy cambiado y afirma que quiere retomar su papel en La momia

Recordando a Patrick Swayze: maltrato, alcoholismo y una vida marcada por la lucha constante

Matthew Goode tenía las papeletas para desbancar a Colin Firth del pódium de británicos románticos ¿qué hizo mal?

La confesión de Demi Moore: fue violada a los 15 años por un hombre que pagó a su madre

A Kristen Stewart le dijeron que no saliera de la mano con su novia si quería un papel en una película de Marvel