Adam Levine responde a acusaciones de infidelidad a su esposa Behati Prinsloo hechas por una influencer

·3 min de lectura
Adam Levine credit:Bang Showbiz
Adam Levine credit:Bang Showbiz

Después de pasar años ganándose la reputación de ser uno de los galanes más prolíficos de la industria musical gracias a una larga lista de novias modelos, parecía que Adam Levine había dejado por fin atrás su confesa "promiscuidad" cuando se casó con la modelo Behati Prinsloo.

A primera vista, la supermodelo se ajustaba al estereotipo de las anteriores novias del cantante: despampanante, rubia y con un impresionante currículum repleto de conquistas en las pasarelas y campañas de moda de alto nivel.

Tras haber abrazado su imagen de lothario -incluso admitiendo en una entrevista de 2012 que había disfrutado de una fase "promiscua", culpando de su deseo de estar con tantas mujeres al hecho de que "las amaba tanto".

Sin embargo, es evidente que la modelo de Victoria's Secret, que ahora tiene 34 años, había conquistado su corazón, a diferencia de las mujeres con las que había tenido un romance con el líder de Maroon 5 antes que ella, al grado de alejarle de sus citas en serie, desviándole hacia una vida asentada como hombre de familia.

Sin embargo, después de ocho años de matrimonio -y dos hijos, con un tercero en camino- la vida amorosa de Levine, plagada de escándalos, vuelve a dominar los titulares, después de que el actor de 43 años admitiera haber "cruzado la línea" con una influencer de Instagram tras hacer públicas las acusaciones de que habían tenido una aventura de un año.

El escándalo estalló a principios de esta semana, cuando Sumner Stroh, de 23 años, publicó en TikTok un video en el que revelaba los detalles de la supuesta relación ilícita con la famosa estrella del pop rock al compartir capturas de pantalla de sus coqueteos.

La acusación de Sumner dejó a los fans atónitos dado que Adam había tenido aparentemente tanto éxito en sus intentos de deshacerse de su reputación de playboy - un cambio de imagen que le dio más credibilidad a principios de este mes cuando el cantante y su esposa namibia anunciaron la espera de un tercer hijo juntos, un hermano menor para sus hijas Dusty Rose, de cinco años, y Gio Grace, de cuatro.

No obstante, según Sumner, que ahora vive en Los Ángeles tras estudiar en la Universidad de Texas, el bebé en camino de la pareja hizo que Levine se pusiera en contacto con ella meses después de que su supuesto romance terminara, ya que reveló un extraño mensaje en Instagram en el que el músico le preguntaba si podía ponerle su nombre a su nuevo hijo.

Desde entonces, Levine ha hablado y ha afirmado que no tuvo una aventura con la modelo, pero admitió que había "cruzado la línea durante un periodo lamentable de mi vida".

A través de un comunicado en su cuenta de Instagram, el cantante afirmó: "Se están diciendo muchas cosas sobre mí en este momento y quiero aclarar las cosas. Utilicé un mal juicio al hablar con alguien que no fuera mi esposa en CUALQUIER tipo de coqueteo. No tuve una aventura, sin embargo, crucé la línea durante un período lamentable de mi vida. En algunos casos se convirtió en algo inapropiado. Lo he abordado y he tomado medidas proactivas para remediarlo con mi familia".

Y añadió: "Mi esposa y mi familia es lo único que me importa en este mundo. Ser tan ingenuo y estúpido como para arriesgar lo único que realmente me importa fue el mayor error que pude cometer. Nunca lo volveré a hacer. Asumo toda la responsabilidad. Lo superaremos. Y lo haremos juntos".

Durante muchos años, Adam fue casi tan famoso por su serie de novias modelos como por su talento musical.

Antes de casarse con la modelo en una romántica ceremonia en Cabo San Lucas en julio de 2014, el intérprete había sido el galán por excelencia con una carrera de citas que incluía a las modelos de Victoria's Secret, Anne Vyalitsana y Nina Agdal, así como un rumoreado romance con Jessica Simpson.