Una actriz de ‘The Crown’ se cuela entre los directores nominados a los Óscar

·5 min de lectura

Su nombre es prácticamente desconocido para el gran público, pero el rostro de Emerald Fennell es uno de los más populares del catálogo de Netflix tras haber interpretado a Camilla Parker-Bowles en la tercera y cuarta temporada de The Crown. Sin embargo, la carrera de esta joven intérprete acaba de dar un vuelco radical al convertirse en una de las candidatas al premio a mejor director en los Óscar 2021. Y además, haciendo historia.

Y es que Emerald compite por la estatuilla dorada con Una joven prometedora y cuando han pasado once años de la última vez que una mujer ganó el premio en dicha categoría (Kathryn Bigelow por En tierra hostil). Desde entonces, solo tres mujeres habían conseguido una nominación (Lina Wertmüller, Jane Campion y Sofia Coppola).

Pero en 2021 no solo encontramos una categoría diversa, sino que hay dos mujeres enfrentándose por el premio.

Emerald Fennell como Camilla Parker-Bowles en The Crown (Des Willie, Netflix)
Emerald Fennell como Camilla Parker-Bowles en The Crown (Des Willie, Netflix)

Después de que Phoebe Waller-Bridge se coronara como la gran sensación femenina en la industria de las series, su amiga y colaboradora habitual sigue sus pasos pero en el mundo del cine. Y es que ambas son amigas desde que coincidieran en el set de Albert Nobbs (2011) donde tenían papeles pequeños a la sombra de Glenn Close (casualmente nominada este año a mejor actriz secundaria por Hillbilly, una elegía rural, sumando su octava candidatura sin haberlo ganado nunca).

Cuando la vimos discutiendo con el príncipe Carlos por el futuro de su relación o recreando la tensión entre su personaje y la princesa Diana de Gales en The Crown, nadie hubiera imaginado que Emerald se convertiría en uno de los nombres sorpresa de la temporada de premios. Y sobre todo de los Óscar. Reconocida principalmente por interpretar a la amante y actual esposa del príncipe británico en las temporadas más recientes del éxito de Netflix, Emerald también fue una de las enfermeras protagonistas de ¡Llama a la comadrona!, ha aparecido en películas como Mr. Nice, Albert Nobbs, Anna Karenina y La chica danesa, aunque fue el papel de Camilla el que la colocó en el mapa del reconocimiento internacional. Sobre todo al conseguir elevar su figura pública como una mujer independiente, alejándola de la imagen de villana romántica que ha perseguido al nombre de Camilla durante toda su vida. Y ahora ya puede proclamar que también es una directora de éxito.

Con tan solo 35 años, esta londinense consigue que su primera película como directora sume cinco nominaciones a mejor director y guion original (escrito por ella misma), mejor película, edición y actriz protagonista para Carey Mulligan. Y lo cierto es que si no fuera por el poderío arrollador de Nomadland, su directora Chloé Zhao y su actriz Frances McDormand¸ quizás podría llevarse todos los premios.

Emerald Fennell y Carey Mulligan en el set de Una joven prometedora (Merie Weismiller Wallace / © 2019 FOCUS FEATURES LLC. ALL RIGHTS RESERVED.)
Emerald Fennell y Carey Mulligan en el set de Una joven prometedora (Merie Weismiller Wallace / © 2019 FOCUS FEATURES LLC. ALL RIGHTS RESERVED.)

Emerald compite a mejor director en una de las categorías más diversas del año enfrentándose a un peso pesado de la industria como David Fincher (Mank), al danés Thomas Vinterberg (Otra ronda), al responsable de uno de los dramas íntimos más aclamados, el descendiente de coreanos inmigrantes Lee Isaac Chung (Minari) y la gran favorita, la china Chloé Zhao (Nomadland). Y aunque a Spike Lee y sus fans no les guste un pelo (él y su película Da 5 Bloods: hermanos de sangre son los grandes olvidados de este año), Emerald Fennell ha dado la nota arrebatándole ese lugar que muchos creen que el cineasta merecía antes que nadie.

Producida por Margot Robbie y protagonizada por Carey Mulligan, Una joven prometedora lanza un dardo directo hacia la masculinidad tóxica a través de un thriller de humor negro sobre una mujer que cumple el papel de justiciera contra los hombres abusivos, después de ver cómo el sistema judicial falla a su amiga tras sufrir una violación. En resumen, la película es una pieza audaz y provocadora que destila experiencia y pasión por el cine, sin dar indicio alguno que estamos ante una cineasta novata. Y es que en realidad, si bien se trata de su primer largometraje, Emerald tiene experiencia en esto de contar historias.

La joven fue una de las productoras ejecutivas y guionistas de la primera temporada de Killing Eve y en 2018 probó suerte tras las cámaras dirigiendo un cortometraje protagonizado por la creadora de la serie mencionada, Phoebe Waller-Bridge.

Hija del diseñador de joyas Theo Fennell y la escritora Louise Fennell, Emerald también es autora como su madre habiendo publicado un libro infantil en 2013, una secuela un año más tarde y su primer libro de terror adulto en 2015.

Y si bien no tiene fácil arrasar en los Óscar debido a que compite directamente con dos favoritas como Nomadland y Minari, y contra una directora como Chloé Zhao que lleva semanas marcando pleno en la temporada de premios, las nominaciones confirman el estrellato acelerado de esta joven que ahora tiene sus miras puestas en conquistar la escena teatral trabajando junto a Andrew Lloyd Webber en el musical de Cenicienta para el West End londinense. Sin embargo, tras conocer las nominaciones, aseguró que nunca dejará de llorar a través de Twitter.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente