La actriz francesa de 'Emily en París' confirma un estereotipo muy criticado por sus compatriotas en la serie

·2 min de lectura
Philippine Leroy-Beaulieu en la serie 'Emily en París' credit:Bang Showbiz
Philippine Leroy-Beaulieu en la serie 'Emily en París' credit:Bang Showbiz

'Emily en París' se ha convertido en la serie que todo el mundo adora criticar, lo que en parte ha contribuido a aumentar su popularidad en Netflix porque, para odiar algo, hay que verlo antes. La historia sobre una joven estadounidense que se muda a la capital francesa por trabajo perpetúa un montón de estereotipos que no han gustado lo más mínimo en ese país: desde que todos los hombres son infieles a que sus esposa lo consienten, sin olvidar el viejo cliqué de que los parisinos no se duchan.

El enfado ante estos tópicos, que se convierten en realidades inamovibles en la trama, ha llegado hasta tal punto que el gigante del streaming tuvo que salir al paso de la polémica para aclarar que la producción ofrece una vía de escape a través de la fantasía, y que no debe considerarse en ningún caso una especie de documental o análisis de la vida en Francia.

Sin embargo, la veterana actriz Philippine Leroy-Beaulieu, que da vida a la jefa de la protagonista, considera que los guionistas han acertado al menos en una cosa: que sus compatriotas no tienen sentido del humor cuando se trata de ellos mismos.

"Los franceses saben reírse de los demás, pero no de ellos mismos. Siempre acaban enfadándose y ofendiéndose cuando la gente se burla de ellos, y no se dan cuenta de que el creador de la serie, Darren Starr, también se está burlando de los americanos", ha señalado la intérprete de 58 años en declaraciones al portal Page Six.

En su caso, Philippine -que nació y creció en Italia con padres eran franceses, y ahora desarrolla casi toda su carrera en Francia- ha disfrutado a fondo metiéndose en la piel de un personaje que dice lo que piensa, bordeando siempre la línea de la crueldad, pero sin llegar a cruzarla, porque generalmente tiene mucha razón. "Es una gran oportunidad porque, en la realidad, nunca soy tan francesa", ha bromeado.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente