Daniel Radcliffe culpa a la presión de Harry Potter por caer en el alcohol

Daniel Radcliffe nunca tuvo reparos a la hora de compartir el tormento que vivió siendo una estrella infantil de la noche a la mañana, la pérdida del anonimato siendo un niño y las consecuencias, buenas y malas, que aquella experiencia tuvo en su vida. El eterno Harry Potter se despidió del personaje hace casi una década pero todavía sigue hablando de él. Y es que la influencia que tuvo el joven mago en su vida fue tremenda. Sin embargo, ahora afirma que fue el responsable de llevarlo a recaer en la bebida.

(Todd Williamson; Gtres)

El actor inglés, que ya suma 30 primaveras, confesó en el pasado sus problemas con el alcohol cuando era más joven y que existen varias escenas a lo largo de la saga de Harry Potter en las que estaba embriagado (afirmó que bebía antes de ir al trabajo y que nunca lo hizo en el set de las películas). Ahora, durante una entrevista con el programa Dessert Island Discs de BBC Radio 4 añadió más detalles a su confesión culpando a la fama conseguida con el personaje por haberse transformado en un alcohólico.

Si salía y me emborrachaba, de repente me daba cuenta que había interés porque no era un tipo borracho, era el de Harry Potter emborrachándose en un bar” dijo añadiendo que el papel de Harry Potter “contenía cierto interés para la gente, incluso de forma burlona”.

Y así confesó que su manera de lidiar con esa presión constante “era beber más o emborracharme más […] Hice mucho de eso durante varios años” sentenció.

Daniel afirma que sus años sumido en el alcoholismo ocurrieron hacia el final de Harry Potter y poco después de terminar la saga, culpando al “pánico por no saber qué hacer” después. “No me sentía cómodo en mí mismo para mantenerme sobrio”.

Sin embargo, gracias a su familia y sus amigos logró enfrentarse al problema. Le costó varios intentos hasta que finalmente lo consiguió y se mantiene sobrio desde el año 2010. Y es precisamente a ellos que les agradece por haber conseguido mantener "perspectiva" cuando la fama acechaba su vida. Por que, según él, puede comprender por qué otros actores infantiles han sufrido problemas con el abuso de sustancias en los años siguientes al éxito juvenil. "Creo que el mayor problema para muchos es que entran en una situación en la que comienzan a hacer cosas cuando tienen 10. Se comprometen durante varios años y dejan de disfrutarlo. En ese punto son los que llevan el pan a casa, así que muchas personas presionan para que continuen haciendo este trabajo y se sientes presionados [...] Creo que por eso muchos recaen en las drogas".

A su vez, afirma que si bien muchos actores recaen en las drogas y el alcohol por diversión, el problema es que "no hay nadie que nos hable de las consecuencias o sea honesto al respecto". Pero él tenía a sus padres y a sus amigos en la saga que "me dieron suficiente perspectiva y me ayudaron en los momentos clave".


Desde que se despidiera del personaje, Daniel fue encaminando su carrera a través de producciones diferentes, historias bizarras y obras de teatro que lo sacaron de su zona de confort. Sin ir más lejos, tiene pendiente de estreno una película de acción en la que pasa gran parte de la historia con dos pistolas pegadas a las manos en Guns Akimbo, así como la historia real del escape de prisión de dos activistas que crearon copias de llaves de la cárcel con madera en Escape from Pretoria.

Más historias que te pueden interesar: